Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Construyendo un nuevo Barça (II) El triángulo defensivo.

Construyendo un nuevo Barça (II) El triángulo defensivo.

marquezMás que para describir una actitud y función sobre el campo, el apelativo de triángulo defensivo lo utilizamos para referirnos al tridente que forman en un equipo los dos centrales y el mediocentro que se sitúa por delante de estos. Si bien es cierto que gran parte de la seguridad defensiva de un equipo pasa por el rendimiento de la sociedad establecida entre los hombres alineados en estas tres demarcaciones, su participación no se limita -o no debería hacerlo- a la fase defensiva del juego, y en el caso que nos ocupa, el Barça de Pep Guardiola, esta globalidad en el juego del triángulo es evidente. Por regla general el triangulo defensivo de un equipo lo forman un central marcador que tiene la función de defender al delantero sirviéndose de unas cualidades físicas importantes y del acierto en la anticipación, un central líbero que se encarga de organizar la defensa y decidir el como, donde y cuando va a defender el equipo, y un mediocentro por delante que equilibre y corrija en defensa, y que aporte en la salida desde atrás cuando el equipo tiene el balón.

A grandes rasgos, y teniendo en cuenta que podemos encontrar muchos y variados ejemplos en lo que se refiere a estas posiciones, condicionados por los perfiles de los jugadores de que dispone cada técnico, éstas son las tres figuras que forman lo que en este artículo denominaremos triángulo defensivo.

Para el rol de central líbero Guardiola parece tener claro que el hombre es Rafa Márquez. El mexicano, una vez olvidados los devaneos extradeportivos de las últimas campañas, parece haber recuperado su máximo nivel que, no por casualidad, coincidió con las dos mejores temporadas del Barça de Rijkaard. Si la figura del líbero ya es importante en cualquier equipo, en el sistema diseñado por el técnico catalán, éste cobra una dimensión imprescindible hasta el punto que no sería ninguna barbaridad afirmar que, hoy por hoy, Márquez tal vez sea el hombre más importante del Barça. Esta relevancia en el sistema de Guardiola, la cual sirvió para que el técnico condicionara su permanencia en la plantilla culé contra la opinión de la secretaría técnica, se fundamenta en la calidad de Márquez a la hora de sacar el balón jugado desde la defensa. El equipo diseñado por Pep es un conjunto que busca innegociablemente el dominio del balón y el juego en campo contrario, por lo que la capacidad para construir juego desde atrás cobra un papel fundamental. Así, si la defensa es capaz de sacar el esférico jugado desde atrás, los «playmakers» del centro del campo pueden recibir en situación más adelantada ya que el equipo no necesita que bajen hasta la defensa para construir juego, y por consiguiente los puntas se sitúan en zonas próximas al área rival donde su calidad individual resulta mucho más peligrosa para el adversario que no si recibiesen a 20 o 30 metros de la portería. Así pues, vemos que la salida desde atrás influye en el resto del equipo, por lo que para reproducir la filosofía de juego del técnico culé, la pieza que pone en marcha todo el engranaje es Rafa Márquez. Veremos, pues, como a lo largo de los partido es fácil observar como en repetidas ocasiones el mexicano se suma con el balón controlado a línea de medios empujando hacia arriba a los interiores -sobretodo a Xavi ya ambos ocupan el perfil derecho del campo- y permitiendo a todo el equipo adelantar líneas y situarse, prácticamente con todos los jugadores, en campo contrario.

Es lógico pensar que debido a la importancia que tiene la salida desde atrás en el juego  del Barça los rivales buscarán presionar en primera línea para contener a los azulgranas y evitar que les encierren en su propio campo, pero ahí Márquez vuelve a ser fundamental. Por lo visto hasta ahora, bastantes centrales podrían cumplir con la función realizada por el mexicano ya que centrales que puedan construir desde la defensa -pese a no ser abundantes- existen varios en el fútbol europeo. No obstante, el factor diferencial de Márquez es su desplazamiento en largo buscando la diagonal sobre el perfil izquierdo del ataque. Este pase largo, cuando el rival decide adelantar líneas para presionar la salida del balón culé, permite al equipo superar toda la presión del rival a la vez que sitúa al destinatario del pase en una situación favorable para encarar portería. Por esto, el desplazamiento diagonal de Márquez, a la vez que un recurso en el juego y una arma muy poderosa en la transición defensa-ataque, se convierte en una medida de disuasión a la presión adelantada del rival, lo que favorece al Barça a la hora de lograr el objetivo de situarse en campo contrario.

Conocedor Guardiola de la importancia de Márquez en el buen funcionamiento del equipo y de su delicada relación con las lesiones, desde muy temprano le está dando mucha confianza a Piqué tanto supliendo al mexicano como haciendo pareja con él en el centro de la zaga. A priori el canterano responde a un perfil poco compatible con Márquez ya que ambos son más líberos que marcadores, pero la obsesión del entrenador por lograr que el balón salga jugado desde atrás, provoca que en ocasiones opte por arriesgar en defensa alineando juntos a ambos futbolistas. No obstante, en los partidos top o cuando el nivel físico del equipo no le permita aplicar una presión tan agresiva en todo el campo, la plaza de central marcador será para el capitán Puyol, que si bien baja el nivel a la hora de jugar el balón, permite al equipo fortalecer la retaguardia. Será interesante ver que ocurre cuando Milito se recupere de su lesión, ya que el argentino puede adaptarse al rol de marcador a la vez que ofrece una mejor salida que Puyol o Cáceres, permitiendo a Guardiola contar tanto con un jugador diestro -Márquez- como con un zurdo -Milito- para construir desde atrás.

Pese al poco tiempo que llevamos de temporada, ya hemos podido comprobar como Guardiola maneja también otra alternativa en el sistema defensivo. Ésta ha sido empleada ante equipos que presentaban un ataque con dos puntas y consiste en dibujar una defensa con un líbero y dos marcadores, y situar a Alves como un centrocampista más. Ante equipos que juegan con dos delanteros, los centrales azulgranas quedan emparejados en un dos para dos que obliga al mediocentro a actuar prácticamente en línea con los zagueros, lo que deja en inferioridad al centro del campo, retrasa a los interiores y les obliga a realizar muchos kilómetros cada vez que la posesión cambia de mano. Por este motivo, ante este escenario, Pep opta por una defensa compuesta por un líbero que suele ser Márquez y dos marcadores que hasta la fecha han sido Piqué y Puyol, permitiendo a Busquets mantener su posición en mediocampo y dejando la defensa de la banda izquierda al recorrido de Keita. Esta situación permite al técnico contar con dos jugadores como Márquez y Piqué que participan activamente en la construcción del juego, a la vez que la presencia de Puyol, que por momentos parece ocupar el lateral izquierdo, aporta la seguridad defensiva necesaria para equilibrar la línea. Cuando regrese Milito y con Alves como un fijo en banda derecha, no descartaríamos que Puyol acabe ocupando esta banda izquierda de la defensa a poco que Abidal no ofrezca el nivel que se le suponia a su llegada a Barcelona.

Junto al central marcador y al líbero, el hombre que completa el triángulo defensivo es el mediocentro. Antes de iniciar la temporada todo el mundo daba por hecho que el mediocentro titular en el  Barça esta temporada sería Touré Yaya, por lo que ha sorprendido que Pep haya contado tan poco con el africano, y es que el ostracismo de Touré no viene como consecuencia de la explosión de Busquets, más bien al contrario, la falta de confianza del técnico hacia el marfileño ha provocado que se le dé la oportunidad al canterano, que dicho sea de paso, ha sabido aprovechar de manera notable. Para argumentar la desaparición de Touré Yaya del once de Guardiola, debemos referirnos otra vez a una de las principales obsesiones del técnico: la salida desde atrás.

toureCabe recordar que cuando Touré fichó por el Barça, la mayor parte de su trayectoria la había desarrollado jugando en la posición de interior o mediapunta, por lo que no es de extrañar que una vez reubicado en una nueva posición, el jugador desconozca el funcionamiento de la misma. En mucho otros equipos el marfileño podría jugar como mediocentro sin más complicaciones, incluso en el Barça de la última temporada su influencia en la deficiente salida desde atrás del equipo se consideró como un mal necesario frente a los aspectos que su participación podía aportar al conjunto, pero no en el Barça actual en que todo gira alrededor de la circulación del balón.

Cuando nos referimos a que Touré actúa de forma negativa en la construcción del juego azulgrana no nos referimos a una técnica limitada o a una falta de visión de juego -aspectos en los que Touré ha demostrado tener un cierto dominio-, sino que hacemos mención a una incorrecta aplicación de los movimientos que facilitan la construcción del juego. Para resumirlo en pocas palabras diríamos que el marfileño, desde el mediocentro, tiende a una posición demasiado estática cuando el equipo tiene el balón. Esto provoca que los interiores -los jugadores que generan juego en el Barça- tengan que recibir estáticos o en un movimiento vertical que hará que siempre que reciban lo hagan de espaldas a la portería rival. Para que esto no ocurra, y tanto Xavi como Keita puedan recibir encarados hacia el campo contrario, es vital que antes de recibir el pase puedan dibujar un desplazamiento horizontal -o semicircular- hacia la posición del mediocentro, de modo que cuando les llegue el balón no tengan que darse la vuelta para poder entregar el balón a los atacantes. Con Touré, no obstante, este movimiento horizontal resulta imposible ya que el mediocentro azulgrana se encuentra en medio del recorrido debido a una interpretación demasiado estática de su demarcación. -Para profundizar en esta cuestión, resulta muy ilustrativo este artículo del blog «Ecos del Balón» y los comentarios que se realizan al respecto del mismo.-

El marfileño es la principal víctima del cambio de ciclo del Barcelona. Con Rijkaard, su presencia en el once era fundamental ya que se buscaba un centrocampista que soportara defensivamente la falta de ayudas de unos, cada vez menos comprometidos en la contención, hombres de ataque. Pep, no obstante, exige trabajo y compromiso a todos los jugadores, y del primero al último deben sacrificarse por el rendimiento del equipo. Así, el derroche de sacrificio de Touré ya no determina el rendimiento colectivo del equipo, sino que es un valor más del jugador a nivel individual. Su influencia negativa en la construcción del juego desde atrás, en cambio, si repercute directamente en el rendimiento del equipo, lo cual le aleja del mediocentro y prácticamente le deja con la pelea con Keita y Gudjohnsen en el interior zurdo como vía para regresar al once.

Estos problemas en el mediocentro han provocado el salto al primer equipo del joven Sergio Busquets, otro interior reconvertido, pero que debido a su formación en la Masía y a una juventud que le permite, todavía, concentrar su apendizaje en el dominio de una nueva posición, responde mejor a las necesidades del equipo. Con Busquets en el campo la salida desde atrás es más eficiente, la circulación más fluida y el juego del equipo más acorde a la idea de Guardiola. El canterano, no obstante, todavía tiene mucho margen de crecimiento en su nueva posición, tanto a nivel ofensivo, donde aún conserva algunos tics derivados de su pasado como interior, como sobretodo en defensa ya que debe adquirir y dominar las especificidades de una demarcación sobre la cual debe sustentarse el rendimiento culé.

Comments:10
  • Manuel 13 octubre, 2008

    Muy buen post sobre el triangulo defensivo-distributivo del Barça. Solo añadir algunos matices que considero importantes:

    1- Creo que a Pep le gusta mucho el marcaje en zona, por lo que creo que el equipo jugará con dos centrales distribuidores (liberos), al menos en los partidos de bajo y medio perfil (liga y y fase de grupos de champions). De ahí el fichaje de Henrique, que creo que el año que viene estará en el Barça junto a Marquez, Piqué y Milito, porque está haciendo una muy buena temporada en alemania.

    2- Creo también que si alguien puede hacer de Busquets un enorme mediocentro defensivo, ese es Guardiola, que conoce todos los secretos de esa posición, por lo que creo que Touré fichará por el Arsenal, y no lo hizo este verano por una simple cuestión de seguridad, ya que quizás no se tenía la seguridad de que Busi estubiera ya maduro para el primer equipo, pero viendo el resultado, creo que Touré saldrá del Barça, pudiendo ocupar la posición del mediocentro defensivo suplente un tal VICTOR SANCHEZ, jugador polivalente donde los haya, que sabe leer muy bien los partidos y entiende a la perfección el funcionamiento del equipo. Si Victor Sanchez no ha jugado todavía es precisamente por la agradable sorpresa de que Sergio Busquets está consolidándose como un gran mediocentro, con matices como bien dices, porq

    Reply
  • Manuel 13 octubre, 2008

    continuo …

    porque todavía puede mejorar mucho.

    3- Creo que el tipo de defensa central marcador no es importante para el Barça, así pues, tanto Puyol como Cáceres, son jugadores polivantes que pueden jugar en cualquier posición de la defensa cuando el equipo lo necesite, pero creo que no solo jugaran de central marcador, sino de lateral defensivo, esto es cuando juega Alves en banda derecha, en banda izquierda puede jugar Cáceres y/o Puyi, porque Abidal no es un buen lateral para Pep. Aquí lo que pasa es que a Pep le falta un lateral izquierdo ofensivo (tipo Zhirkov)

    4- Componiendolo todo, queda una defensa con Marquez, Henrique, Piqué, Milito de centrales, Alves y un nuevo fichaje lateral izquierdo ofensivo, y Puyol y Cáceres como suplentes de los laterales ofensivos. Esto es así porque cuando el equipo juegue con solo tres defensas, siempre tendrá 2 centrales-distribuidores y un central-marcador, y cuando juegue con 4 defensas, siempre tendrá dos centrales-distribuidores, un lateral ofensivo, y otro defensivo.

    Un planteamiento muy innovador y atrevido de Pep, que dará muchos frutos si consigue que el equipo mueva muy rápido el balón, esto es si los interiores reciben siempre de cara a portería, el delantero centro tiene otro perfil, y las bandas abren mucho el campo. Pero para ello, la defensa tiene que aprender nuevos roles (marcaje en zona) y eso cuesta tiempo, pero ya es buena que a pesar de la actual fragilidad defensiva actual, el equipo vaya ganando partidos, ya que se va ganando tiempo para consolidar los automatísmos.

    Yo creo que Pep será un grandísimo entrenador para el Barça. Creo y espero. De todas formas, de el resultado que dé, la apuesta de Pep es cuanto menos muy interesante

    Reply
  • Manuel 13 octubre, 2008

    Así pues, creo que Abidal y Touré saldrán en junio del Barça. Cáceres tiene que madurar, pero es del agrado de Pep. Victor Sanchez tendrá su oportunidad, pero ahora es el momento de Busquets.

    Cuando el rival juegue con un solo delantero, Pep planteará una defensa de 4 con dos centrales distribuidores y un lateral ofensivo por una banda y otro defensivo por otra.

    Cuando el rival juegue con dos delanteros, Pep planteará una defensa de 3, con dos centrales distribuidores y un marcador. Pasando los laterales ofensivos a engrosar las posibilidades del mediocampo.

    Si no pasa ninguna lesión importante, Milito regresa bien al equipo, y los jugadores van dando el rendimiento que se espera de sus calidades, creo que para el próximo verano, veremos el fichaje de un lateral izquierdo ofensivo (Zhirkov es el que creo que están siguiendo) y la salida de Toúré, Silvinho y Abidal)

    Continuaremos comentando cuando hables de los interiores, extremos y delantero(s) del nuevo Barça de Pep. Saludos …

    Reply
  • Moren 13 octubre, 2008

    @Manuel

    Cierto que Pep prefiere una defensa en zona, pero esto no quita que cuando juega la pareja de centrales Márquez-Piqué, uno de los dos -Piqué- siempre actúa como marcador. Ya sea individual o zonal, en cualquier defensa es necesario el rol de marcador -más si cabe que el de líbero-. En este caso, Piqué es un marcador con muy buena salida del balón. Por el contrario, en la marca se muestra algo más débil, por lo que ante delanteros de nivel y frente a equipos top, la entrada de un especialista acompañando a Márquez se nos antoja indispensable. De ahí que comentasemos la importancia del regreso de Milito ya que puede actuar como marcador con mucha solvencia y ofrecer una salida del balón aseada.

    Yo también veo tanto a Puyol como a Cáceres acabando en el lateral izquierdo, aunque es algo que abordaremos en otro artículo. De hecho, creo que el futuro del francés depende en gran parte de su capacidad para mantener la titularidad en los partidos importantes de la temporada.

    Sobre salidas y fichajes considero que todavía es temprano para aventurarse aunque es cierto que ciertos aspectos parecen ya definidos a estas alturas. No creo que Zhirkov sea la primera opción -o al menos no sería la mía-. Yo apuntaría el nombre de Adriano del Sevilla.

    Un placer contar con tus aportaciones de tanta calidad.

    Reply
  • Manuel 14 octubre, 2008

    Es cierto todo lo que dices, solo comentarte un par de cosas

    1- Yo también creo que el los partidos top-teen el Barça jugará con un central marcador y otro distribuidor, pero en partidos de liga normales, creo que lo hará con dos centrales distribuidores con marcaje en zona. Posiblemente uno de los dos hara funciónes de marcador, pero ambos tendrán una buena salida de balón.

    2- Se que es pronto para planificar la temporada que viene, es cierto, pero creo que la posición de lateral izquierdo ofensivo es una posición que se tendrá que retocar, y, si te digo la verdad, para el estilo que le estoy viendo a Pep, a mi tener 3 centrales distribuidores: Márquez, Henrique, Piqué; 3 centrales marcadores: Milito, Cáceres y Puyol; que además pueden jugar en los laterales (al menos Puyi y Cáceres); y 2 laterales ofensivos de gran calidad uno en cada banda que puedan jugar en el mediocampo cuando Pep decida jugar con 3 defensas, me parece en conjunto una defensa muy compensada y completa para todas las alternativas tácticas que le estoy viendo a Guardiola.

    Si a eso añades a Busquets y a Victor Sanchez bien adaptados al juego del Barça y con Pep de maestro para esa posición, creo que lograremos tener una muy buena parte trasera del equipo. Quizás nos falte fichar algún portero.

    Lo de Busquets y Victor Sanchez lo comento porque el mediocentro para el Barça no es fácil encontrarlo fuera, por lo que creo que Pep optará por crearlo en la casa, al fin y al cabo, solo tiene que buscar chicos que tengan condiciones para la posición y enseñarles él personalmente todos los secretos de ese puesto que es tán especial en el Barça.

    Para mi también es un places participar en este blog, porque se habla de cosas que no se comentan mucho por ahí, de los entresijos tácticos, de las soluciones y alternativas, de jugadores nuevos que pueden ser fichados, …

    Repito, es un placer también para mí

    Reply
  • Manuel 15 octubre, 2008

    En el Sport de hoy se comenta que en invierno puede salir Touré con destino a la Juve o al Arsenal, y si esto sucede, el Barça trataría de fichar a Xabi Alonso. No estaría nada mal dejar en mediocentro defensivo en manos de Xabi Alonso y de Sergio Busquets, personalmente me gusta mucho esta posibilidad.

    Buena salida para Touré (que ha sido un jugador honrado, honesto y trabajador), en la que seguramente saldría ganando económicamente, y sobre todo muy buena operación para el Barça si finalmente esto se confirma

    Reply
  • decodificador 15 octubre, 2008

    da gusto leer un blogs tan didactico.

    Gracias

    Reply
  • CristianPulina 15 octubre, 2008

    Gran escrito, si señor. He llegado aquí a traves de Lluvia Blaugrana y me ha gustado mucho lo que he leido. Rafa Marquez para mi siempre ha sido absolutamente imprescindible, y si hay alguien que lo ha hecho fracasar, ha sido quien ha quitado ese triangulo defensivo en muchas ocasiones poniendo a Iniesta de pivote(surrealista)…y haciendo que el estilo defensivo del Barça se viera perjudicado. Además el Barça desde que ganó en la 2006 liga y champions, nunca volvió a tener la misma implicación defensiva con la presión y los que más lo han pagado son los tipos de jugadores como Marquez que dependen siempre de tener las cosas muy claras para hacer bien su trabajo en la anticipación al corte, en lanzar el fuera de juego etc…

    Este año, colectivamente estamos jugando mucho mejor y Marquez ha empezado muy bien. Dificilisimo será buscar en el mercado un jugador de sus condiciones.

    Reply
  • cesarmartin 15 octubre, 2008

    Llego procedente del blog de Csai D. Este es un buen post; Rafa Márquez es sin duda, el hombre clave en el esquema defensivo del Barca, ya que adelanta y marca la línea de fuera de juego, gran sentido de anticipación, muy buena salida de balón, y por si fuera poco, su pase en largo es envidiable. En caso de que en el eje defensivo sea acompañado por un perro de presa tipo Puyol, Milito o Cáceres, un pivote defensivo al estilo Busquets, propicia un triángulo defensivo excelente.

    Pero, si por alguna circunstancia el eje defensivo se centra en Márquez y Piqué, es mejor un mediocentro como Touré para mantener el equilibrio necesario.

    La falta de equilibrio fue la causa de la debacle de Rijkaard, quien jamás entendió que en un sistema 4-3-3 no puede ubicar en la media cancha juntos a una dupla tan hábil, como también frágil como Xavi e Iniesta….a Guardiola solo le bastaron 3 o 4 partidos para comprenderlo, y el equipo ahora con un pivote fuerte, un interior organizador y otro currante, muestra además de solidez y eficacia, un juego vistoso y sumamente atractivo.

    Reply

Responder a CristianPulina Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.