Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

La inoportunidad

La inoportunidad

Este lunes Isaac Cuenca volvió a entrenarse después de más de cinco meses apartado del balón. Hace nada los que reaparecieron fueron Adriano y Thiago Alcántara, y siguen en la enfermería Alexis, Bartra y Dani Alves -a parte de un caso más complicado como el de Abidal.

Todas las lesiones son distintas, y tampoco son iguales sus consecuencias. Estas últimas las acostumbramos a medir según el tiempo de baja, la repercusión que una determinada ausencia tiene sobre el equipo, o en las secuelas que puede dejar a nivel físico en el futbolista una recuperación no tan exitosa como sería deseable.  No obstante, cuando un futbolista tiene que pasar por la enfermería, hay otra variable que entra en juego, la del momento en que se produce. No pocas veces hemos escuchado decir «Ha tenido mucha mala suerte. Justo se lesiona cuando mejor estaba». No nos referimos a esto.

Durante el mercado invernal de la temporada 2010-11 aterrizaba en Barcelona Ibrahim Afellay. Procedente del PSV holandés, el mediapunta de origen amazigh suponía toda una oportunidad de mercado. Internacional por Holanda, estandarte de su equipo y una de las estrellas de la Eredivisie, el coste de la operación fue minúsculo a comparación con su valor de mercado debido a que su contrato expiraba a final de curso. Ibi había decidido que era el momento de dar el salto a una gran liga, y a priori no había un destino mejor que el Barça de Guardiola.

Además tenía sitio. Las únicas alternativas al tridente atacante azulgrana eran un Jeffren que iba de lesión en lesión y un Bojan muy lejos de confirmar su gran tramo final la temporada anterior. Así pues, pese a ser un recién llegado y a la evidente falta de adaptación al sistema, desde bien pronto Afellay empezó a contar con minutos de calidad, con la ida de las semifinales de Champions en el Bernabéu como cima. Sus primeros meses en el Barça fueron positivos y recompensados con su participación en la final de Wembley.

El siguiente verano el club incorporó a Alexis Sánchez, pero aún así, a Afellay se le adivinaba cuota de pantalla como cuarto extremo y como candidato a dar descansos en la media o a Leo Messi. Pero llegó la lesión de rodilla.

No se trataba de la ausencia de un jugador vital para el equipo, y una vez comprobada su correcta recuperación, el episodio de la lesión no debía porque tener mayor trascendencia. Pero cuando a finales de abril Afellay reapareció en Vallecas, ya estaba fuera del equipo aunque aún quedara temporada. Otros le habían ganado el sitio sin que él tuviera oportunidad de competirlo.

Ante la necesidad, el Barça había echado mano de Isaac Cuenca y Cristian Tello, y los canteranos respondieron. Puestos a repartir minutos de poco peso, al club le rentaba más invertirlos en dos jóvenes formados en La Masia que en el holandés. ¿Dónde estaría Afellay sin esa lesión? ¿Qué sería de Cuenca y Tello? ¿Podrá recuperar Isaac Cuenca su sitio? ¿Cómo cambiará el estatus de Alexis o Dani Alves en el próximo mes?

Comments:1
  • ZYXavier 30 noviembre, 2012

    En el mundo del espectáculo no hay derechos adquiridos, tan sólo hay el instante actual.
    ¿Cuántas primeras bailarinas deben su puesto a aprovechar la enfermedad o accidente de su predecesora? Un montón.
    Y con los futbolistas, pues lo mismo. Ahí tenemos el caso de Tito Vilanova, un jugador finísimo que tuvo sus lesiones en el momento justo para cercenarle las grandes oportunidades. Acabó jugando en segundas divisiones, mientras su puesto en el Barça lo ocupaban jugadores que no eran mejores que él.
    A Puyol le fue del canto de un duro de no irse traspasdo y encarrilar su carrera en equipos segundones.

    En el mundo del espectáculo cuentan muchos factores a la vez: calidad, esfuerzo, amistades, suerte, declaraciones, casualidades… Si falla uno sólo de esos factores, estás perdido. Ejemplos a montones.

    Reply

Responder a ZYXavier Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.