Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

FCB 2018-19 | El punto de partida

BARCELONA, SPAIN - MARCH 18: A view of the Camp Nou stadium during the La Liga match between Barcelona and Athletic Club at Camp Nou on March 18, 2018 in Barcelona, Spain. (Photo by Alex Caparros/Getty Images)

FCB 2018-19 | El punto de partida


ERNESTO VALVERDE: AÑO 2


La temporada del FC Barcelona empezó muerta. Después de año y medio de línea descendente culminado por sendas goleadas recibidas en la Champions League, sacudido por la salida de Neymar, derrotado con claridad por el Real Madrid en la Supercopa y con los distintos estamentos del vestuario, desde el cuerpo técnico a los pesos pesados del equipo, señalando la necesidad de refuerzos que pudieran subir el nivel de la plantilla. El primer año de Ernesto Valverde al frente de la nave culé se ha construido, con éxito, sobre una base con recuerdo a cenizas, desde un trabajo ajustado y detallista capaz de solventar con intervenciones minuciosas las carencias a la hora de entregarse a un propósito mayor. El Txingurri, más que ninguno de los últimos entrenadores que se han sentado en la banda del Camp Nou, ha tenido que refugiarse en el rendimiento exprimido de sus elementos más determinantes, en el diseño de roles a medida para toda pieza de nivel aprovechable, y en la capacidad de mover al conjunto en una dirección que ocultara sus déficits. El trabajo con Messi, Busquets, Umtiti, Jordi Alba, Rakitic, Iniesta, Ter Stegen o Sergi Roberto, el abrazo a la presión adelantada como vía alternativa de desequilibrio ofensivo, o la reforzada seguridad defensiva de las dos líneas de cuatro han sido algunas de las líneas maestras desde las cuales competir en las tres competiciones.

Lo particular del último verano culé, y el tipo de operación que del técnico requería para hacer avanzar en buena dirección al equipo, propondrán a partir de junio un escenario abierto para el próximo capítulo. El mercado de fichajes del Barça y la forma de integrar los nuevos movimientos al conjunto creado a lo largo de estos meses, definirán en qué porcentaje el primer Barça de Valverde nació de la aceptación de una realidad futbolísticamente inestable, y cuánto hubo de apuesta transversal. Serán los meses en los que descubrir si los primeros meses del Txingurri como técnico azulgrana han sido la primera parte del camino o la necesaria forma de llegar en las mejores condiciones a un nuevo punto de arranque. La respuesta a estas cuestiones será la que dicte en qué grado el funcionamiento concreto del equipo durante la temporada 2017-18 se pretenderá reproducir a lo largo de la 2018-19, y en qué medida los próximos meses ambicionen otro tipo de engranaje. Cuánto hubo de circunstancial y cuánto de irrevocable.


VOLVER A ENGORDAR


Una de las frases más repetidas por la secretaría técnica del Barça durante las últimas temporadas al respecto de la política de fichajes fue aquella que afirmaba que los mejores, aquellos que marcarían las diferencias, ya eran parte del equipo, y que el objetivo era completar la plantilla con acompañantes eficientes. Desde que los azulgranas se hicieran con el segundo triplete de su historia en Berlín, así pues, únicamente Samuel Umtiti ha llegado de fuera para hacerse un hueco en el grupo de 14-15 jugadores de campo con los que librar  cualquier batalla con plenas garantías en lo que a competitividad se refiere. Sin relevos de peso para los Xavi, Alves, Pedro o Neymar que tuvo Luis Enrique, esta temporada, cuando no ha podido emplear a Dembélé, Valverde apenas ha contado una decena de certezas a su disposición, seguidas por una serie de futbolistas a los que, en determinados contextos y en momentos concretos de la temporada, el técnico ha sabido dar utilidad. De hecho, la gestión de recursos de que ha hecho gala el Txingurri ha guardado relación con la realidad dispar de su plantilla, acomodando incluso el esquema de juego a las piezas más veraces a su disposición.

Más que una estructura de dos equipos en la que a cada titular le correspondiera un suplente, el cacereño ha priorizado una fórmula compuesta por un núcleo duro de 13 o14 titulares y un ramillete de complementos a usar de forma puntual. Se trata de una organización de la plantilla que, a priori, permite juntar más futbolistas de primerísimo nivel, pues el reparto de minutos se efectúa a través de bloques más que por posiciones. En lugar de dos futbolistas para un sólo puesto, hay tres para dos plazas. De cara a acomodar el equipo actual al uso que le da su técnico, y a lograr con ello un nuevo espacio para sumarle elementos de primer nivel que agranden el grupo de titulares y reduzcan las diferencias en el interior de la plantilla, un planteamiento interesante para el próximo verano sería el de sustituir a varios jugadores que hoy se ubican en el segundo escalón, por unos pocos integrantes del primero. Sumar titulares a los titulares, cambiar reservas por competencia. Así pues, esta serie de artículos dedicados a la planificación se vertebrará a través de una estrategia de un refuerzo por línea, con algunas vías secundarias a tratar en cada una de las paradas.

 


UNA NUEVA REALIDAD


La empresa, aparentemente, tiene una dificultad añadida, y es que la supremacía en el mercado que antaño coparon Real Madrid y FC Barcelona se antoja más repartida, cuando no discutida. La capacidad económica de la Premier League o nuevos actores como el Paris Saint Germain dibujan un escenario en el que, por un lado, resulta más complicado sacar de un gran club a uno de sus futbolistas más importantes, y, por el otro, la disputa por los talentos capaces de dar el salto definitivo a la élite más absoluta se ha igualado y ha aumentado el número de equipos implicados. Lo que antaño era una guerra a menudo reducida, en primera instancia, a los dos grandes del fútbol español, actualmente puede tener no menos de seis o siete contendientes.  Es una realidad que obliga a afinar la detección y a aprovechar aquellos factores que puedan hacer inclinar la balanza hacia el lado que se pretende, bien para descubrir el talento justo en el punto previo a su definitiva explosión como jugador de peso, o bien para tomar ventaja sobre los demás a propósito de los que ya lo son. Aspirar a Luis Suárez, Cesc, Ibrahimovic o Henry, recordando a Umtiti, Ter Stegen, Alves, Touré, Deco o Rafa Márquez.

CALENDARIO:
  • Miércoles 28 de marzo: Delantera
  • Jueves 29 de marzo: Mediocampo
  • Viernes 30 de marzo:  Defensa
  • Sábado 31 de marzo: Portería y resumen

 

– Foto: Alex Caparros/Getty Images

Comments:16
  • Morén 27 marzo, 2018

    Con este artículo empezamos la serie sobre la planificación del Barça 2018-19. Como se habrá visto, durante la temporada aquí no se suelen tratar los rumores o las hipótesis de fichajes, con el objetivo de fijar el interés en aquello que sí ocurre durante el curso y no sobre lo que no está pasando. Sin embargo, y aunque no se quiera que este contendido se lo coma todo, sí me parece que puede ser interesante y que de él se pueden sacar cosas. La solución que desde hace años he encontrado es concentrarlo durante un periodo de tiempo concreto y limitado para tratarlo en profundidad, exprimirlo y, de nuevo, volver a lo real. Además, como creo que estos análisis es mejor realizarlos desde la tranquilidad que da el curso de una temporada y no desde lo inmediato del resultado final, el período en el que tratar estos temas suelo ponerlo, como ahora, antes del fin de las competiciones. Antes de que un resultado definido por detalles pueda decir cosas distintas del juego de todo el año. No sé si es la mejor forma de hacerlo, pero es la que de momento más me satisface y con la que me encuentro más cómodo.

    Así pues, desde hoy y hasta el sábado, no nos guardemos nada porque el final de temporada nos volverá a tener muy concentrados en lo que ocurra sobre el césped 😉

    Reply
  • Arbmas 27 marzo, 2018

    Supongo que la portería no entra en ese uno por linea, ese Cillessen-Mats parece inmejorable ahora mismo, pienso q visto como esta el mercado seria interesante que trataran de hacer algún trueque tipo: Digne por Grimaldo, Rafinha y Gomes por Skriniar, en vez de meterte en pujas millonarias, tambien podrian meter a Yerry Mina en alguna operación ya q creo que el Barça deberia fichar a Arthur para este verano y habría un extracomunitario de mas, Arthur tendría que llegar el primer dia de pretemporada, creo que puede ser un jugador importante en el equipo si logra adaptarse, ya que ficharlo en invierno es perder un año.

    Reply
  • Carlos Brítez 27 marzo, 2018

    Buenas Albert.
    Soy un habitual lector del blog, lo sigo aproximadamente hace 4-5 años y, por algunos motivos, nunca he escrito en comentarios. Esta me parece una buena razón para empezar XD.
    Será interesante analizar la visión que tiene Valverde para esta plantilla, algunas cuestiones las fue respondiendo a lo largo de estos meses: el rol de Sergio, la posición de Messi, la banda derecha, por nombrar algunas.
    Es un equipo con una solidez que hace tiempo no observábamos, y poco a poco recupera sensaciones. Creo que Ernesto elaboró un cimiento lo bastante sólido para que el Barca sea lo que él quiera que sea, considero que este mercado es importante de cara a develar sus intenciones.
    Suerte en el análisis, lo pasaremos bien. Saludos.

    Reply
  • Jos 27 marzo, 2018

    Con el rodaje de Coutinho y Dembele, ¿Cuál será el rol de Paulinho? Fue un fichaje inesperado, de un perfil «dudoso» y que ha demostrado sumar y resolver ciertos problemas estructurales, como es el remate a balón parado y la llegada desde segunda línea. ¿Quedará más relegado a contextos aislados o seguirá siendo jugador de primera línea?

    Reply
  • asce 27 marzo, 2018

    Yo creo que en el caso de Paulinhl habría que vender y traer a Arthur en verano. Creo que fue un error su fichaje, aunque EV le haya sacado un muy buen rendimiento. Creo que la idea en el medio campo habría de ser Busquets, Iniesta Rakitic, Coutinho (si se acaba adaptando como interior), Arthur ( si se adapta puede ser un update importante y sino ya tienes a Rakitic) y Aleña. Creo que la situaciòn ideal sería que Rakitic pasase a ser una especie de «Keita», un comodín que te rinde bien donde lo pongas, con el plus de que cumple genial de sustituto de Busi.

    Reply
  • asce 27 marzo, 2018

    Por cierto Albert, estaría muy bien que, como el año pasado, pusieses lo que tratarás en cada artículo, rollo:

    Dia 1: Lateral izquierdo
    Día 2: Delantero
    etc

    Quizás son las ganas que tengo de leer estos articulos jajaja

    Reply
  • Jos 27 marzo, 2018

    Sinceramente viendo el nivel que está demostrado Rakitic yo no rebajaría su importancia y mucho menos por un semiadolescente que viene directamente del Brasileirao, con todo el problema de aclimatación que siempre supone. El vender a Paulinho tras un año sí que sería extraño, pero que su importancia no puede/debe ser la misma estoy de acuerdo, no por fallos en su rendimiento sino porque todos no caben en la rotación.

    Reply
  • Iniesta10 27 marzo, 2018

    Personalmente estoy con ASCE, a mi Paulinho no me parece un jugador para el Barça. Creo que fue un error ficharlo, y más por la millonada que se pagó por él. Ahora bien, dicho eso, y teniendo en cuenta que no vamos a encontrar a ningún otro equipo que pague lo que el Barça pagó por él, puede tener un rol secundario en la plantilla, desde luego más como recurso puntual que como discurso. En su caso es un recurso muy útil para ensuciar la salida de balón del rival. Quizás la solución esté en retenerlo en la plantilla un par de temporadas para amortizar parcialmente su fichaje, y después, ya con cierta edad, darle salida.

    En cuanto a la planificación en sí, mirando las líneas, yo veo varios defectos:

    1.- La portería está bien cubierta, salvo que Cillessen quiera salir, que no parece el caso, ahí no habría que tocar nada.

    2.- Respecto de los centrales, tenemos a un Yerri Mina que no se si se debería haber fichado, y a un Vermaelen que está haciendo una buena temporada, pero es bastante frágil. Creo que en función de lo que vea Valverde en los entrenamientos, debería salir uno entre Mina y Vermaelen, y ficharse un central de perfil Barça que pueda jugar en ambos perfiles. Un fichaje muy económico (creo que acaba contrato en junio) es Daley Blind), Es rápido, polivalente, y de perfil Barça. Si viene Arthur, el que debería salir es Yerri Mina.

    3.- En el puesto de mediocentros, creo que junto a Busquets y Rakitic, a mi me hubiera gustado mucho el joven Frenquie De Jong, pero creo que con Arthur estará bien cubierta la posición, ya que Rakitic puede jugar al lado de Bussi o en el rol de este. Lo que pasa es que no me fio mucho de los servicios técnicos del Barça, y traer a Arthur directamente del brasileirao … en fín, puede ser un gran fichaje, pero no lo sé, me parecía una apuesta más segura la de Frenquie de Jong, aunque puede que Arthur sea más un director de juego.

    4.- Para las tres plazas entre lateral derecho y interior de banda derecha, creo que está bien cubierta la posición con Semedo, Roberto y Dembelé, sin embargo no puedo decir lo mismo de la otra banda, Creo que a Jordi Alba y a Coutinho le debería acompañar otro jugador que pudiera combinarse con ambos. Ahí tendría que salir Digné, que yo no le he visto mucho en los años que lleva en el club, y además es casi segura la baja de Iniesta. Puede que una reconversión de Denis, pero Valverde no lo ha probado.

    5.- en las plazas de delantero, yo me inclino por la necesidad de fichar un buen delantero centro de nivel de titular que pueda ir dando descanso a Suárez, y darle salida a Paco Alcácer, que no lo ha hecho mal, pero que creo que le falta algo de nivel para ser titular. Me hubiera gustado mucho, en otras circunstancias, fichar a Mbappé, que creo que puede sustituir tanto a Messi como a Suárez, pero por precio creo que no podrá ser. Al que no termino de ver es a Griezmann, aunque reconozco que es un buena oportunidad de mercado.

    CONCLUSIÓN. creo que falta un central, un lateral-interior izquierdo, y un delantero centro. Todos con nivel de titulares.

    Reply
    • Javier 27 marzo, 2018

      El problema es que si Suárez o Messi estan bien no los va a cambiar, y entonces fichar un gran 9 como que es difícil que quiera venir y que lo puedas aprovechar, si que habria que ir buscando un relevo a Suarez, el problema es molestar demasiado a Suárez y por consiguiente a Messi, seria fichar a alguien muy bueno que pudiera ir dando relevo a Suarez y a la larga ser el titular, que se entendiera muy bien y tuviera buena relación con los dos, parece algo difícil de lograr, si con Mbappe en el sitio de Neymar habría sido algo mas viable pero ahora en este sistema parece algo muy complicado.

      Reply
      • Iniesta10 27 marzo, 2018

        No se, ahora mismo se me ocurre Kasper Dolberg, aunque no se como ha sido su temporada. Es lo suficientemente joven como para esperar su oportunidad, y creo que tiene perfil y nivel para jugar en el Barça. Lo que pasa es que Alcácer también lo está haciendo bien, ofrece un buen rendimiento y es un jugador hecho y adaptado. Desde luego si no es un joven con pinta de supercrac, se puede aguantar una temporada más con Alcácer de suplente de Suárez y`, por ejemplo, Arnaiz de suplente de Messi, ya que jugará muy poco, pero puede ser un buen segunda punta, tiene desborde y gol.

        Yo a Aleñá lo veo en el rol que actualmente está ocupando Aleix Vidal. Es decir, en banda derecha creo que Semedo (Lateral), Roberto (lateral e interior que juega al espacio) y Dembelé (interior que entra al espacio). Veo estas posiciones cubiertas, y creo que Aleix no aporta nada y sin embargo Aleñá puede entrar en ese interior a pierna cambiada que puede aportar algo diferente.

      • Javier 27 marzo, 2018

        Valverde siempre a puesto a Aleña de interior izquierdo, que es donde le veo, en la derecha no jugaria como en el filial como falso extremo/mediapunta y ademas tendria que aportar profundidad, el interior izquierdo actual parece mas propicio para que rinda bien,
        En la banda izquierda habria que cambiar el lateral, Grimaldo o alguien que aporte realmante en ataque, y arriba pues tienes la ventaja que Dembele puede cambiar de banda o Coutinho jugar mas arriba no veo necessario fichar a alguien, y puede q Iniesta se quede, el relevo de Iniesta ha de ser entre Coutinho y Arthur, ellos han de formar otra pareja de interiores de gran calidad., aparte me parece muy acertado haber cerrado a Cou y Arthur antes del mundial y de que Iniesta diga si se queda o se va, creo que de no ser asi en verano pedirían mas dinero.

  • Javier 27 marzo, 2018

    El tema del estilo de juego que planteas Albert parece capital, pero Valverde esta muy condicionado por los jugadores que tiene, principalmente por Messi y Suarez, los dos llegaran a los 32 el próximo curso y no les veo jugando en banda o aportando mucha profundidad, entonces parece que el sistema y el estilo actual tendera a seguir el próximo curso, y creo que esta posición libre detrás del punta va a ser la de Messi hasta el dia que se retire, no le veo volviendo a la banda o de falso 9 y eso también dificulta creo que vayamos a ver ese 4-3-3 en los próximos cursos.

    Pero aun asi se le pueden mejorar cosas al equipo, el encaje de Coutinho y Dembele. le llegada de Arthur y Aleña, conseguir un año mas de Iniesta, que el equipo pueda dominar mas con la pelota y no se vea tan obligado a guardarse, con los nuevos fichajes tratar que Messi pueda recibir mejor arriba, aprovechar las condiciones de Semedo, quizas un lateral izquierdo suplente que aporte otras cosas.
    Del los jugadores dudosos me gustaria que se quedaran Paulinho, Alcacer y Aleix Vidal, Paulinho no encaja en el estilo Barça pero es muy aprovechable por su llegada y trabajo, Alcacer aporta gol y para mi a rendido mejor de lo que la mayoria le valora, y Aleix seria mas bien un relevo de Dembele y un posible recurso de lateral derecho desde donde el año pasado producia mucho daño cuando jugaba.

    No quiero que fichen a Griezzman.

    Reply
  • Iniesta10 27 marzo, 2018

    Creo que habría que subir al primer equipo a Aleñá, y dar salida a Mina, Gómes, Vidal, Iniesta por obligación, y Paco Alcácer

    Reply
  • Morén 27 marzo, 2018

    @arbmas

    «Supongo que la portería no entra en ese uno por linea, ese Cillessen-Mats parece inmejorable ahora mismo».

    Como dices, poco reproche se le puede hacer a la portería, pero la tocaremos el último día por lo que pueda pasar. Por tratar distintos escenarios.

    @Carlos Brítez

    Qué bien que te hayas animado 🙂

    «considero que este mercado es importante de cara a develar sus intenciones.»

    Coincido contigo. Habrá que ver hasta qué punto algunas de las decisiones de Valverde para este año han estado condicionadas por el verano tan particular que vivió el Barça la temporada pasada y las sensaciones con las que arrancó el curso.

    @Jos

    Igual podemos profundizar más en ello cuando abordemos el centro del campo, pero yo creo que dependerá del tipo de refuerzo que se haga en línea de medios. Paulinho, más allá de otras consideraciones, para Valverde ha sido una pieza de las que fiarse. Uno de esos integrantes del grupo de 12-13 titulares con lo que competir. Seguramente la cuestión será si llega algún centrocampista más para ser incluido ahí. En ese caso, con más piezas que le den al entrenador esa seguridad competitiva, sí podría ser que Paulinho quede para contextos más determinados.

    @Asce

    No sé yo si Ernesto vería con muy buenos ojos perder a uno de los futbolistas que esta temporada le han dado certezas competitivas, a cambio de un jugador sin bagaje en el fútbol europeo (no me refiero al nivel sino a la seguridad en el rendimiento). Distinto será que con el transcurso de la temporada el rendimiento marque la situación de cada uno, pero de cara a la jornada 1, me imagino que más bien la idea será sumar más hombres a ese grupo de 12-13 en lugar de restarlos.

    Reply
  • Morén 27 marzo, 2018

    @Asce

    «Por cierto Albert, estaría muy bien que, como el año pasado, pusieses lo que tratarás en cada artículo»

    Hecho 🙂

    Reply
  • El irascible granaíno 28 marzo, 2018

    Llego ya con el primer post de la delantera fuera y, seguramente, los demás también escritos. Así que poco podrá cambiar esta reflexión algo más que ciertas impresiones. No obstante, lo importante es participar 🙂

    Lo que escribo a continuación se basa en la hipótesis que ya se ha dejado caer: en mi opinión, Valverde ha optado por formar un bloque competitivo con lo que tenía y en el momento en el que lo tenía. Si un jugador le ofrecía competir al nivel que él demandaba lo ha puesto independientemente de si le encajaba en una construcción ideal diseñada a largo plazo. Para mí esto explica, por ejemplo, los minutos de Paulinho. No creo que tenga nivel Barça, pero ofrecía competir ya. Paulinho ha jugado porque Rafinha estaba lesionado, Iniesta son 60 minutos, Gomes y Denís le rendían menos, Sergi Roberto tenía que estar en el lateral y Dembelé se lesionó cuando era la única opción de banda. Ni más ni menos. Con otra competencia y con otro contexto (Dembelé, Coutinho, Arthur, Sergi Roberto si Semedo se termina asentando en el lateral), Paulinho habría sido testimonial. Pero llegó rodado físicamente de China cuando aquí se estaba de pretemporada y la diferencia física que aportó fue fundamental con un Luis Suárez que tardó 3-4 meses en arrancar. En resumen, con otras piezas, más adecuadas y de más nivel, creo que Valverde cambiaría la apuesta actual.

    1. Defensa. Piqué tarda 3 meses en encontrar el ritmo competitivo (ya le lleva pasando tres temporadas y cuestión de su complexión y edad), Umtiti y MAtS han sido el sostén de los números mientras todavía se desconocían varios asuntos: la certeza competitiva que ahora sí sabemos que es Alba en este contexto, el Sergi Roberto lateral, que ha mejorado en lo individual con un nuevo contexto, pero que sigue teniendo el mismo problema con extremos dominantes más que un Semedo a falta de integrar.

    Se ha fichado a Yerri Mina y en tres meses aún no se le han concedido minutos competitivos, lo cual ya da que pensar. La otra pieza es Vermaelen; no sabemos si esta temporada es su canto de sirena, pero cumplirá 33 años en noviembre y no parece inteligente, dadas las circunstancias y los antecedentes, que ocupe la plaza que podría ocupar alguien con proyección a medio largo plazo. Las opciones de De Ligt o Lenglet, por edad, precico y proyección parecen demasiado tentadoras como para no contemplarlas.

    2. Centro del campo. Rafinha (lesionado), Denís, Gomes, Paulinho de un lado; Busquets, Rakitic e Iniesta por otro. Esto lo explica todo. Falta de nivel y falta de contexto. El Barça ha tenido que competir con lo que tenía y con lo que podía. La zona clave que consolida la salida desde atrás y debe conectar con Messi ha sido la de menor nivel en conjunto.
    Los cuatro primeros (Rafinha ya no está) deberían salir y deberían llegar jugadores que den nivel. Coutinho ya está aquí (si bien no parece que vaya a rendir tanto de interior como de falso extremo y más aún con Alba a este nivel rellenando el espacio que el deja cuando juega más arriba), Arthur debería incorporarse cuanto antes (aunque sea a costa de Yerri y Paulinho) y aún así faltaría gente. Frenkie De Jong es una auténtica maravilla para seguir conectando la salida de balón con su llegada a las zonas Messi-Coutinho, donde la jugada debería acelerarse. De Aleñá, doy por sentado que la próxima temporada será jugador del primer equipo.

    3. Delantera. Vidal, Alcácer, Messi (que no es delantero, pero al mismo tiempo lo es todo), Dembelé y un Suárez con 32 años y al que, decíamos, le cuesta arrancar cada inicio de temporada. Como está ya la pieza recién salida del horno, no me extenderé mucho más. El Barça debe decidir entre la oportunidad de adquirir a un jugadorazo como Griezmann, si bien ocupa «la zona Messi», o Timo Werner. La frecuencia, agresividad y longitud de los desmarques del alemán serían maná para Messi y para Valverde. El resto de opciones, grandes todas ellas, me presentan la duda de la compatibilidad con Coutinho, un jugador tan bueno como especial en esa posición intermedia entre el interior y el extremo, pero que no va a ser el que de profundidad pues si acaso está abierto, su movimiento natural es el de venir hacia dentro.

    De Ligt, Arthur, De Jong, Aleñá y Werner me parece una forma de rejuvenecer y mejorar la plantilla. Vermaelen, Mina (cedido), Rafinha, Gomes, Paulinho, Denís, Vidal y Alcácer serían las ventas. Menos jugadores pero de más nivel.

    Reply

Responder a Arbmas Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.