Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

F.C.Barcelona

xaviPrimer partido oficial de la temporada para el Barça de Guardiola y primera victoria que sirve para tomar la delantera en la disputa de la Supercopa de España. Dentro de una semana, pues, en el Camp Nou, ante el Athletic de Bilbao el Barça puede conseguir el primero de los seis títulos a los que optará esta campaña, gracias al rédito logrado en el partido de ida en San Mamés. El choque, tras unos primeros minutos de tanteo entre ambos equipos, rápidamente sucumbió a las intenciones del Barça que alcanzó un dominio casi total a lo largo de la primera media hora de partido. Los azulgranas se sirvieron para ejercer dicho dominio del binomio formado por Xavi y Bojan, el primero para gobernar la dirección y el ritmo del encuentro, y el segundo para ofrecerle al 6 un escenario favorable. Así pues, ante la estrategia de Caparrós de tapar a los interiores del Barça con la marca de Orbaiz y Gurpegui, Bojan se dedicó a moverse a la espalda de los dos mediocentros, obteniendo una superioridad numérica en zona de medios parecida a la obtenida la pasada temporada cuando Messi desempeñaba este rol, y que contaba con la inestimable colaboración de Piqué sumándose a zona de medios iniciando jugada desde atrás.

2Comienza la temporada y con ella desde En un momento dado iniciamos un nuevo camino en el que la actualidad del F.C.Barcelona será el centro de nuestro análisis. El equipo de Guardiola, esta temporada se enfrenta al difícil reto de reeditar los triunfos del pasado curso y, para conseguirlo, a la disputa de los tres títulos que conquistó en el primer año del proyecto Guardiola, sumará las dos Supercopas y el Mundial de Clubs. En el fútbol, la línea que separa el éxito del fracaso resulta enormemente frágil y los pequeños detalles y el azar acostumbran a jugar un papel fundamental en el devenir de las competiciones. No obstante, un gran equipo debe aspirar a estar por encima del factor suerte y a minimizar la incidencia que puedan tener los detalles, para lo cual, y más teniendo en cuenta que se viene de una temporada repleta de éxitos, el cuerpo técnico del Barça deberá prestar mucha atención a todos los aspectos que hacen referencia a la preparación de la temporada. Mientras que a nivel estrictamente futbolístico añadir un año al proyecto debe contribuir a fortalecer las bases y automatismos, y así posibilitar el crecimiento en nuevas direcciones, uno de los peligros a los que se enfrenta un equipo campeón es la erosión de los aspectos referentes a la mentalidad que le ha conducido al éxito. Cuando, como en el caso del Barça, el equipo viene de conseguir todos los títulos que estaban en juego, aumenta el riesgo de que aparezca la temida autocomplacencia o que la sed de victorias del grupo se haya saciado. Así pues, tanto o más importante que la tarea que pueda desarrollar el cuerpo técnico en el apartado deportivo debe ser el tratamiento que éste haga de los aspectos referentes a la preparación psicológica del grupo.

ander1Una vez finalizada la temporada y a la espera de que estalle el mercado de fichajes y comiencen a sucederse las presentaciones de nuevas incorporaciones, a las que deberemos prestar la atención necesaria, hoy nos apetece publicar un artículo algo más alejado del ritmo que marca la actualidad. Para los aficionados al balón que durante el verano quieren seguir disfrutando del fútbol, una opción para reconciliarse con las esencias del deporte y recuperar su vertiente más pura son los torneos como el de Brunete. En campeonatos como este han empezado a sonar nombres como los de los campeones de la Eurocopa Fernando Torres o Iniesta, y más recientemente muchos hemos tenido el privilegio de ser hechizados por promesas de la talla de Iago Falqué o Bojan. Junto a la aparición de los que pasaban por ser dos de las joyas de la cantera del F.C.Barcelona, uno de mis primeros recuerdos de Brunete tiene como protagonista a un menudo futbolista del Zaragoza al que le sobraba camiseta por todos lados, que se deslizó por el torneo desplegando un nivel futbolístico que le valió para ser reconocido como el mejor jugador del campeonato. Por aquel entonces, ese pequeño genio era conocido como Ander, y su espectacular actuación llevó a su equipo a proclamarse campeón. No marco ningún gol en los partidos que disputó, pero jugó al fútbol como ningún otro chico que estuviese sobre el césped. Viéndole, uno trataba de memorizar su nombre consciente de que podría estar asistiendo al nacimiento de una nueva estrella, pese a que su fragilidad física podría inducir a pensar que Ander sería uno de tantos que se queda por el camino.

finale_romaUna vez estudiado el partido que pueden dibujar tanto Messi como Cristiano Ronaldo, es momento para analizar de qué manera los entrenadores buscarán, por un lado, sacar provecho de su jugador franquicia y, por el otro, controlar y limitar la incidencia del crack del rival. Además, será el momento de ver cómo puede afectar al partido el concurso del resto de jugadores y el papel que éstos pueden tener reservado. De entrada, todo parece indicar que el escenario del partido será uno en el que el F.C.Barcelona será el equipo que más posesión del balón gestione. La duda estará en los porcentajes, pues el United no debería renunciar a sus fases de control del balón, ya que a causa del estado de la defensa azulgrana, es un partido para buscar más alternativas a las ya conocidas peligrosísimas contras comandadas por Ronaldo. Así, la entrada en el once de hombres como Scholes o Tévez, pueden indicar la voluntad de Ferguson de salir a por el partido desde el inicio tratando de imponerse a la defensa improvisada que presente Guardiola.

ronaldo&messiSi la final enfrentará a los dos equipos más fuertes del continente, Roma también será el escenario donde se vean las caras los dos mejores futbolistas del planeta, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Gran parte de las posibilidades de éxito tanto de F.C.Barcelona como de Manchester United pasaran por sus pies, de modo que todo parece indicar que aquel que consiga imponerse en este duelo individual, conducirá a su equipo a la victoria final. Esta afirmación puede parecer reduccionista, pero debemos tener en cuenta que la dimensión de Messi o Ronaldo en sus equipos no está en el plano individual, o al menos, éste tiene una relevancia infinitamente menor que su aportación global al comportamiento del equipo. Por su juego, a primera vista podría parecer que el factor diferencial de ambos cracks fuese su desequilibrio en el regate o su aportación goleadora, dos cualidades muy llamativas y espectaculares a los ojos del espectador, pero que no deben esconder que el juego de Messi y Ronaldo va mucho más lejos. Es obvio que estamos ante dos cracks capaces de decidir un partido o un título en una jugada personal aislada, pero esta es una calidad que más futbolistas, aunque son pocos, pueden poseer, de hecho varios de los hombres que saltaran al césped del Olímpico pueden hacerlo. Lo que distingue a Messi y Cristiano Ronaldo del resto es su capacidad para convertirse en el centro del juego del equipo y determinar su juego y el del rival. Como lo califican los amigos de Ecos del Balón, su habilidad es la de ser el partido.

eumd1Con la Liga decidida tanto en España como en Inglaterra, todas las miradas se dirigen ya hacia la extraordinaria final que protagonizarán Barça y United el próximo día 27 en Roma. Ese día, el mundo entero se paralizará para presenciar uno de los espectáculos más grandes que puede ofrecer el deporte, pues se enfrentarán seguramente los dos mejores equipos del planeta en un único partido que servirá para que uno de los dos se erija como el número uno del fútbol europeo. Para los amantes de este deporte, seguramente la que disputarán Barça y United sea la final soñada. Sobre el césped del Olímpico de Roma se darán cita dos equipos con filosofías diferentes pero ambas atractivas para el espectador. Por un lado el F.C.Barcelona y su apuesta por el balón, la iniciativa a través del mismo y el equilibrio perfecto entre la calidad individual de sus jugadores y la dinámica de grupo.  Por el otro, un Manchester United que desde la llegada de Ferguson hace más de veinte años, se ha convertido en el gran dominador del fútbol británico gracias a su intensidad, dominio de ambas transiciones y a la excelente interpretación de los espacios ofensivos de sus hombres de ataque. La final será también el escenario donde se verán las caras los dos mejores futbolistas del mundo, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Primero y segundo respectivamente en la pasada edición del Balón de Oro que otorga la revista francesa France Football, son los dos máximos candidatos a lograr el galardón la próxima campaña. Así, hasta cierto punto, podríamos decir que aquel de los dos que consiga llevar a su equipo a levantar la Copa de Europa, estará, a su vez, muy cerca de lograr los trofeos individuales que se concedan a lo largo de la próxima temporada. No obstante, y puesto que durante los diez días que faltan hasta la gran final, en los artículos previos dedicaremos uno en exclusiva los dos cracks de ambos equipos, hoy trazaremos un recorrido más general a la trayectoria de los equipos esta temporada y al estado en que se presentarán en Roma.

barcelona-v-chelsea-003Sin apenas tiempo para detenerse y saborear el triunfo en el Bernabéu, al Barça le toca cambiarse de traje y apretar los dientes en una de las pocas finales que le quedarán de aquí al final de temporada. El partido contra el Chelsea llega en un gran momento para el Barcelona que llega al partido contra los londinenses con la moral por las nubes. Hoy por hoy, pese a las bajas importantes, los jugadores se sienten invencibles y en este tipo de partidos el aspecto mental tiene mucho peso. La victoria ante el Madrid le servirá a Guardiola para que sus hombres lleguen al partido sin la más mínima duda de que sacarán el partido adelante y que estarán en la final de Roma, lo cual le permite salir desde un inicio con la batalla psicológica, como mínimo, empatada. Es de suponer que el rival también saldrá convencido de su victoria, por lo que si tu equipo alberga dudas, no sólo deberá sobreponerse al rival, sino a su propia inseguridad, como si en el apartado mental tú jugaras en inferioridad numérica.

clasico3Cuando Juande Ramos llegó al banquillo del Madrid con el equipo a nueve puntos del Barcelona y con una dinámica ciertamente negativa, nadie pensó que el clásico de la segunda vuelta pudiese ser tan decisivo. Es cierto que pase lo que pase en el Bernabéu, el conjunto de Pep Guardiola saldrá como líder de la clasificación, pero también lo es que una victoria blanca supondría un importante punto de inflexión en los estados de ánimo de ambos conjuntos. Tras el clásico, el calendario será favorable al Barça en tanto que el Madrid deberá visitar a Valencia y Villareal, pero de ponerse el equipo blanco a un solo punto, la presión, los nervios y el aliento del rival podrían afectar a un Barcelona al que el desgaste mental de llegar tan lejos en las tres competiciones puede pasar factura. Por el contrario, una victoria culé o un empate, aclararían bastante el camino de los azulgranas hacia el título y acabarían con las esperanzas de remontada de los merengues.