Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Afellay hasta la primavera (por segunda vez)

Afellay hasta la primavera (por segunda vez)

Vuelve Afellay. Hace ahora tres temporadas, Ibrahim fue una oportunidad de mercado, no una necesidad. Terminaba contrato con el PSV en junio y tenía decidido aprovechar su libertad para llamar a la puerta de un grande. Por aquel entonces, no había uno más grande que el Barça de Guardiola, así que cuando el club catalán llamó a su puerta unos meses antes de lo esperado, no había mucho que hablar. Volaría a Barcelona. Ahí se iba a encontrar un equipo, que en su tercer año junto, venía de firmar sus actuaciones más perfectas. El joven holandés no lo iba a tener fácil. Por mucho entusiasmo que derrochara, el puesto de interior prácticamente le iba a estar vetado. No sólo porque aquel equipo tuviera al mejor Xavi, al mejor Iniesta y a la niña de los ojos de Pep, sino porque haberse formado en Holanda a Afellay le servía de poco. El PSV es el menos holandés de los grandes de la Eredivisie. Es menos ortodoxo, más abierto al mundo. El juego de Ibrahim encajaba más en los carriles de la Premier que en los triángulos del Barça.

Con mejores ojos veía Pep utilizarlo en banda. Al de Santpedor, no es nuevo, le gusta el recurso de situar a un interior en la línea de tres delanteros para ganar un centrocampista y, además, el equipo no iba sobrado de rotación arriba. Más allá de los tres titulares, Jeffren, un Bojan que se apagaba y reconversiones varias como las de Maxwell, Iniesta o Adriano. Afellay tendría minutos. Y los aprovechó. Ibrahim terminó la temporada como primer recambio para los tres de arriba, lo que le valió para disputar unos minutos en Wembley y en la semifinal ante el Real Madrid. A la espera de ver si tiene, y cómo es su futuro en el Barça, los minutos en el Barnabéu son su gran momento como azulgrana. Esos en que Messi y él se escaparon del control del Xavi más dominador que ha existido. El holandés se lanzó a por Marcelo y el argentino a por la historia, y el Barça se volvió de Madrid con pie y medio en la gran Final de Londres.

Ahora Afellay encara un escenario diferente, porque este Barça también lo es. En el de Guardiola mandaban los centrocampistas y en el de Martino los delanteros, y si entonces a Pep el holandés le pareció poco para su línea más fuerte, hoy con el Tata puede pasar algo parecido. Esto y que con Messi, Alexis, Pedro, Neymar y Cesc, arriba el técnico tiene un arsenal en el que es difícil que se abra un hueco. De entrada, el domingo Ibi entró como centrocampista. En el terreno de juego estaba Cesc y Sergi Roberto y fue el de Arenys quien subió una línea. Para Martino sí puede ser interior. Es dinámico, tiende a la mediapunta, acompaña y llega. El Afellay del PSV tiene más sentido ahora que entonces. Veremos cuál es su estado.

Durante su primer verano en Barcelona llegaron al club Alexis y Cesc, y más tarde una lesión que no le permitiría luchar por un puesto. También aparecieron Cuenca y Tello. Lo que Afellay tanto había peleado por ganar, se esfumó sin haberlo perdido. Pero las mismas lesiones que lo apartaron entonces, ahora le han ofrecido una segunda oportunidad. De haber estado sano, este verano habría salido. Como salió el anterior rumbo al Schalke. Ahora, Ibi tendrá otro primer invierno en Barcelona. Hasta la primavera depende de él, y ya nos demostró una vez que puede.

Artículos relacionados:

 

Comments:2

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.