Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Guardiola sin centrocampistas

Guardiola sin centrocampistas

Philipp_LahmEl entrenador de los centrocampistas se está quedando sin. A las lesiones de Thiago, Javi Martínez y Alaba, se le ha unido hace escasos diez días una de larga duración de Philipp Lahm, el medio que Pep se inventó en Múnich ante la ausencia de directores más acordes a su plan. Por suerte para Guardiola, este verano llegó a Baviera Xabi Alonso, ahora mismo, su único futbolista de máximo nivel para formar en la media en plena forma. Parece claro, si no lo estaba ya antes, que durante los próximos meses el tolosarra va a ser su hombre fuerte en la medular. Sobre el desgaste que esto pueda producirle o sobre los hombres que lo acompañarán, sin embargo, las cosas no están tan claras.

Dos son los partidos que ha disputado el Bayern desde la lesión de Lahm, y en ambos las soluciones planteadas por el técnico catalán a las ausencias fueron distintas. En el primero, en casa ante el Hoffenheim, Pep no recurrió a nuevos centrocampistas y formó con algo cercano a un rombo en mediocampo que tenía a Xabi y Götze como vértices y a Robben y Ribéry en las bandas. A la postre, debido a la tendencia de los alas y a la movilidad de Müller -teórico acompañante de Lewandowski arriba- el esquema, por momentos, también se asemejó a un 4-1-4-1. El planteamiento funcionó, el Bayern se impuso por cuatro a cero con goles de Götze, Lewandowski, Robben y Sebastian Rode, y el reaparecido Bastian Schweinsteiger pudo disfrutar de un cuarto de hora formando junto a Rode y Xabi Alonso.

Un poquito menos -no mucho- pudo jugar Bastian el martes en el Etihad Stadium. En esta ocasión, y ante un rival de mayor entidad, Guardiola cambió mediapuntas por interiores. Ni Götze ni Müller disputaron un minuto, y su lugar en el once fue para dos futbolistas de evidente inferior nivel, pero que jugarían más cerca de Xabi Alonso que los otros dos. En este sentido, la titularidad de Rode y Hojberg sí venía a suplir las bajas que asolan a la línea de medios del conjunto alemán. El Bayern cayó en Inglaterra pero las impresiones, al menos en el caso del danés, fueron positivas. Ubicado como interior izquierdo, su comportamiento táctico fue de nota y exprimió la espalda de un Frank Lampard con órdenes claras de saltar a la vigilancia de Xabi Alonso. Tras la expulsión de Benatia que dejó a Rode con únicamente 25 minutos en su cuentakilómetros, el cuadro muniqués pasó a formar con sólo dos hombres en la media y Hojberg bajó un escalón para acercarse al mediocentro español.

Como se ha dicho, también contra el City tuvo minutos Schweinsteiger, una pieza ya de por sí poderosa que ante lo concurrido de la enfermería adquiere un nuevo y vigorizado valor. Su pareja con Alonso, ahora que lo que abunda en el equipo son hombres para jugar en tres cuartos, puede ser la opción que más seduzca y más nivel junte en el once. No obstante, con la Bundesliga ya muy de cara y la clasificación para los octavos de Champions sellada, aunque en nueve días asome un interesantísimo duelo contra el Leverkusen, Pep no tiene por qué forzar los plazos teniendo en cuenta que la vuelta del alemán tendrá que ser progresiva. Los utilizados Hojberg y Rode, y el joven Gaudino que ya esperanzó a inicio de curso, tienen la oportunidad de lucir un inesperado protagonismo en los planes de su entrenador.

Artículos relacionados: 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.