Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

La batalla entre Berizzo y Luis Enrique

La batalla entre Berizzo y Luis Enrique

Berizzo_Luis_EnriqueEl Barça de Luis Enrique y el Celta de Eduardo Berizzo se han visto las caras tres veces y el bagaje es más favorable al argentino que al asturiano. Pese al riesgo casi extremo que asume su idea enfrentada a un conjunto con el potencial del azulgrana, al técnico celtiña la moneda, por norma, le ha salido cara. La temporada pasada se alzó con la victoria en el Camp Nou, en Balaídos no se le escaparon los puntos hasta bien entrado el segundo tiempo y en el mismo escenario, pero unos meses después, se impuso con claridad a un Barça que ya atesoraba cuatro títulos más que entonces. En esta ocasión el Celta saltará al Camp Nou recién eliminado de la Copa del Rey, tras una vuelta que su entrenador no declinó luchar pese a lo decantado del partido de ida, y con una lista de ausencias importante y que se desliza por todas las líneas del equipo. Los centrales ex-barcelonistas Fontás y Sergi Gómez, el lúcido Orellana, dos atacantes fijos como Nolito y Aspas, y hasta uno de los hombres que les suele dar el relevo: el belga Bongonda. Pero no por ello Berizzo renunciará a una idea que ya logró conquistar el Camp Nou. Nunca lo hace.

Lleva semanas sufriendo el Barça cuando su rival le plantea una defensa adelantada y presionante en alguno de los estadios de su salida de balón. Bien sobre los centrales, bien un escalón por debajo, los últimos adversarios de los catalanes han conseguido ensuciar un inicio de la jugada que los de Luis Enrique necesitan hoy más que antes. Su juego se ha matizado hacia una versión más paciente y controlada del mismo, y lograr que la pelota avance metros limpio adquiere más importancia porque determina más claramente la comodidad con que pueda continuar la jugada. Seña de identidad del Celta de Berizzo, el conjunto gallego nunca le ha permitido al Barça sacar el balón con desahogo gracias a un trabajo de presión y defensa agresiva en la que participaron todos los integrantes del once celtiña. Especialmente quienes formaron en la medular, encargados de perseguir hombre a hombre a los centrocampistas culés, impedirles darse la vuelta y forzar la pérdida comprometida o el retorno de la pelota a su lugar de origen. Donde Augusto Fernández ahora Berizzo tiene a Marcelo Díaz, El Tucu está hoy más metido en dinámica que entonces y el técnico cuenta con la carta Radoja para subir unos metros a los hombres de más mordiente tal y como hiciera en Vigo, o para terminar de dar forma a la medular si finalmente se ve obligado a resituar a Wass en otra de las líneas.

La posición de danés debe ser una de las claves del choque. Habitual a la derecha del mediocentro, las ausencias en la delantera pueden acercarlo al área de Bravo, tanto desde la mediapunta para aprovechar su agudeza en el último pase, como abierto a banda con tal de ganar profundidad y surtir de centros laterales una área en la que sin Aspas aguardará el corpulento Guidetti, con Beauvue o Señé disputándose o compartiendo las plazas de vanguardia restantes. A favor del Barça, sin embargo, estará que las importantes ausencias de Nolito, Aspas y Orellana coinciden con el mejor momento del curso de Piqué y Mascherano. La pareja de centrales que junta ya ha levantado dos Champions, ha afinado su rendimiento y agrandado su influencia justo cuando más le ha tocado sufrir a su equipo producto de su irregular línea de juego de las últimas jornadas.

Lo contrario ocurrirá en el otro lado del campo, pues si bien ya no viene siendo el Celta un conjunto que tenga en su propia área una de sus grandes fortalezas, las bajas de Fontás y Sergi Gómez dejarán solo a Cabral y obligarán a un acompañante para el argentino no del todo natural en el puesto. En el partido del jueves, así como en otros de Liga, éste ha sido Hugo Mallo, dejándole el lateral a las carreras de un Wass que ya coqueteó con la demarcación en Francia. Mallo, sin embargo, viene siendo desde el lateral derecho uno de los defensores que mejor han contenido a Neymar desde que el brasileño trasladara su fútbol a Europa. De hecho, y aunque pueda sonar rotundo, siempre que se le ha enfrentado el gallego ha ganado la batalla. Cierto que este Neymar acude más al centro que antes de que Messi cayera lesionado y eso puede volver a situarlo delante de Hugo Mallo más frecuentemente que hace solo unos meses en el mismo hipotético escenario, pero si el Celta logra cortocircuitar de nuevo el inicio del juego culé, Neymar -como Messi- va a ser el recurso regateando en banda y Mallo, en estas situaciones, ha demostrado que lo sabe frenar.

Artículos relacionados:

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.