Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

El que esté peor

El que esté peor

En la jornada dos no se puede estar como en la veinticinco. Y bien que así sea. Mala señal si no. Del mismo modo, no es lo mismo el trabajo del entrenador en la jornada dos que en la veinticinco…o en la treinta y cinco. De la uno a la treinta y ocho, la temporada no es un camino lineal. Pasa por fases. Ahora Xavi e Iniesta han empezado mal, y por eso juegan más. En un punto tan temprano de la temporada, no es momento de despejar la X. No es momento de elegir. De decidir si Pedro o Alexis acompañaran a Messi y Neymar en el tridente de ataque, si Adriano le gana la partida a Jordi Alba o quienes de entre Xavi, Iniesta y Cesc se harán con las dos plazas de interior. Toda elección implica una renuncia, y no es momento de renunciar a nada ni a nadie. De decirle a Pedro que no será él o a Xavi que le han pasado delante. Ahora toca ganar posibilidades, sumar opciones. Poner al máximo número de jugadores en la casilla de salida.

Xavi e Iniesta no han empezado bien  y por eso jugaron ante el Málaga. Causas habrá muchas y la Confederaciones seguro que pesa, pero nadie lo sabe mejor que el cuerpo técnico que los ve cada día. Anoche el equipo de Schuster replicó el dibujo de Simeone: 1-4-5-1 con trivote y dos hombres abiertos para hacer más ancha la segunda línea defensiva. Arriba sólo Santa Cruz, como isla enfrentada a Piqué y Mascherano. Sacaron poco los locales del paraguayo, más teniendo en cuenta que en frente estaba Mascherano, al que le viene muy bien la manera de defender que trata de implantar el Tata Martino, pero que sufre y sufrirá ante arietes que dominen el juego directo. El dibujo era el mismo que el del Atlético, pero el plan fue distinto. Los de Simeone buscaban el robo, una defensa agresiva en la que el equipo, pese a no tener el balón, era protagonista. El sistema defensivo del Málaga fue otra cosa, más pasivo, más flotante, con menos iniciativa. El Barça estuvo cómodo con balón como no lo estuvo el miércoles, pero aún así no consiguió progresar fácilmente.

El principal problema fue la falta de juego a la espalda de la línea de cinco del Málaga. Ahí Cesc tenía que cubrir un doble rol, en la mediapunta y el área. Tanto Xavi como Iniesta se miraban cara a cara con Tissone, Camacho o Darder, y situados ambos casi en paralelo. El movimiento ganador habría sido mandar a uno de los dos a la mediapunta. Incluso a Song, que nunca terminó de encontrar su papel. O la entrada de Sergi Roberto. Quien sí entró fue Neymar y menuda entrada. El brasileño va llegando. O ya está aquí. Poco a poco, que estamos en la jornada dos.

Artículos relacionados:

Comments:2
  • Iniesta10 26 agosto, 2013

    Lo de Xavi es infumable. El tio no renuncia a nada, ni confederaciones ni mundial. Nada

    Y ademas lo juega todo. Si esta bien porque no se puede prescindir de el, pero si esta mal entonces es para que coja la forma. Eso si, 2Santos todavia no ha jugado ni un minuto y Roberto umos pocos minutillos para que no se queje.

    Moten, no te da la impresion de que el Tata esta actuando co si quosiera consolidar a la pareja Xavi-Iniesta?. Lo juegan todo, y ademas siempre

    Reply
  • Moren 26 agosto, 2013

    Tres comentarios más sobre el Barça-Málaga de ayer:

    Valdés
    Song
    Cesc

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.