Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Guardiola, Klopp y el Virus FIFA

Guardiola, Klopp y el Virus FIFA

Con demasiada ligereza, solemos decir que las jornadas de selecciones hacen detenerse al fútbol de clubs. A ver quien es el valiente que se lo dice esta semana a Ancelotti, Martino o Klopp. Uno ha perdido a Khedira para el resto de la temporada, el otro a Víctor Valdés durante seis semanas y el tercero a Mats Hummels los próximos dos meses. Al alemán, además, la lesión de su central le llega cuando su pareja, Subotic, también ha dicho adiós -o casi- a la temporada, y a las puertas de un enfrentamiento ante el Bayern de Múnich de Guardiola, de gran relevancia en la lucha por el título de liga.

El duelo pintaba a complicado para los de Pep, que ya perdieron su primer duelo de la temporada ante los borussers en la Supercopa alemana. Porque el Bayern sigue asimilando el plan de Guardiola y todavía está incompleto, y porque, de todos los rivales que enfrentará en el campeonato, el muniqués seguramente sea ante el que el equipo de Klopp menos acusará la traumática partida de Götze. La pérdida de Mario le resta matices al Dortmund, y resulta gigantesca cuando tiene que asentar posesión; cuando el rival les cede la iniciativa y les arrebata el espacio. Les deja con un sólo plan. Pero si hay un sólo equipo en el mundo que no va a renunciar al balón y va a ofrecer espacios en los que corran Reus, Lewandowski, Mjitaryan, Aubameyang y compañía, ese es un equipo dirigido por Pep Guardiola.

Tanto es así que, viento el momento todavía embrionario de su proyecto en Baviera, hasta hace nada nos imaginábamos que Pep tiraría de pragmatismo competitivo y sumaría a su centro del campo alguna variante más conservadora. Sintomático que en su última prueba, ante un rival asequible como el Augsburg, el de Santpedor juntara en la medular tanto a Javi Martínez como a Lahm. Uno, en transición defensiva, es el hombre capaz de llegar a todas partes, y el otro, con balón, el más capacitado para no perderlo. Kross para completar la tripleta, toda vez que la baja de Schweinsteiger clarifica las alternativas.

Ahora las opciones de que Phillip vuelva al lateral aumentan, pero las noticias vuelan y durante el redactado de este artículo se ha confirmado la ausencia, también, de Frank Ribery. Ibamos a decir que arriba su presencia en la izquierda era de lo poco seguro, pero que si Pep se levantaba cruyffista, no era descartable que lo pusiera por dentro debido a la ausencia de la pareja de centrales titular del Dortmund. Por aquello de emparejar a tu mejor hombre con el peor del rival. Klopp tendrá ahí a Sokratis, Kehl o Manuel Friedrich. O a alguno de los jóvenes Sarr o Koray Günter. ¿Bender? Es otra opción pero parece difícil, pues sin Gündogan, su pareja con Sahin se antoja imprescindible.

Con Ribery fuera, si Guardiola quiere un comportamiento parecido al del francés, optará por Götze en el extremo izquierdo. Pero el partido de mañana pide que Guardiola lo intente con el falso nueve, y el alemán es su mejor baza ahí. Ante una pareja de centrales de emergencia, eliminar la simplificación de una referencia en punta, obligarlos a la lectura compleja, al reto. Podríamos ver después de mucho a Robben en banda izquierda en un partido grande, con Götze de falso nueve y Müller ocupando lo desocupado viniendo en diagonal desde la derecha. No hay que descartar nada. Las ausencias lo han cambiado todo.

Artículos relacionados:

Comments:1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.