Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

El Celta de Rafinha se estrena en Balaídos

El Celta de Rafinha se estrena en Balaídos

Quince jornadas tuvo que esperar el Celta para ganar en casa, y casi las mismas para celebrar un gol con su afición. Que comenzaba a haber prisas en Vigo no es ningún secreto, y que la posición en la tabla podía empezar a ser incómoda tampoco. De ahí el valor de los tres puntos ante el Almería, los primeros que celebra Balaídos, la primera victoria de Rafinha en su nuevo estadio. El canterano del Barça empezó en el extremo derecho, una posición en la que Luis Enrique ya ha insistido, y fue clave. Desde ahí le saca cosas muy útiles para el equipo jugando a pierna cambiada. La primera, le permite aguantar el balón arriba. Rafinha recibe abierto y se cierra en una diagonal que hace que la media del rival se retrase y le habilita el pase atrás. Cuando este se da, sus compañeros de mediocampo han ganado metros, espacio y tiempo, con lo que pueden mantener la posesión más fácilmente en las inmediaciones del arco rival. Rafinha hizo un partidazo. Como suma, su posición, además de para la combinación cercana, le posibilita el cambio de orientación. El Celta juntó en el sector derecho al rededor de Rafinha, y cuando el Almería ya estaba volcado, un envío largo del brasileño la ponía en la orilla descubierta para el habilidoso Orellana.

Pese a todo, quien se adelantó fueron los visitantes, merced del gol de otro joven prometedor jugando en banda derecha a pierna cambiada. Sin embargo el Celta se sobrepuso al gol de Suso apoyado en un comportamiento futbolístico que le generaba ventajas. Más allá de lo que permite con balón -señalar aquí que la demarcación de Rafinha le facilita salir encarado para el chut a portería, y eso en un equipo con los problemas realizadores del Celta no es cualquier cosa- cabe detenerse también a lo que sucede alrededor del mismo a partir de la recepción del jugador cedido por el Barça. Por regla general, cuando le llega el balón en el pico del área, sus compañeros más cercanos son Alex López, Hugo Mallo y Charles. Rafinha recibe, se para y va hacia dentro, y sus compañeros se disparan. Charles se abre (mueve a los centrales), Hugo Mallo corre la banda llegando desde atrás (arrastra al extremo o fija al lateral) y Alex López aparece desde segunda línea. El remolino es clave para que el ataque del Celta halle la profundidad en su ataque.

El equipo vigués y Balaídos merecían esta primera victoria. El juego de los de Luis Enrique mantiene una buena línea y sólo la poca contundencia arriba y la candidez de la retaguardia impiden que los resultados vayan en consonancia. Los tres puntos ante el Almería irán bien, quitan una losa que empezaba a pesar demasiado. El Celta ya puede despegar.

 

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.