Dímelo tú, Cesc

Dímelo tú, Cesc

Igual que en el segundo tiempo en el Calderón, la ausencia de Andrés Iniesta dejaba las dos plazas de interior en el Barça para Xavi y Cesc. Y otra vez, como en el feudo atlético, el de Arenys se quedó en nada. En nada. Lo dijimos después del empate ante los de Simeone, Cesc no puede con Xavi. Es evidete que hay razones futbolísticas que explicarían que lo mejor de uno no se viera con lo mejor del otro, pero no hablamos de eso. Hablamos de que el ex capitán del Arsenal no comparezca. Xavi lo expulsa y él no hace nada por discutírselo. Ante el Levante, Cesc, como el resto del equipo, salió mal -sirva como sinécdoque la defensa el córner que originó el gol local- y Xavi se hizo con el partido.

Lo gozó. Hizo mucho, bien y tan evidente como fuera posible. Había un jefe y nadie tendría ninguna duda de quien era. Una rectificación exagerada a Montoya, la intensidad en el rostro reflejada en cada primer plano, llegadas al área, absorción de balón… y hasta se le anticipó a Diop. En el primer tiempo Xavi aguantó al Barça. De hecho la única ventaja táctica colectiva se explica también por él. Recibía el balón en el interior derecho, aguantaba el cuero y juntaba sobre él a los rivales de su sector. Entre ellos a Ivanschitz que dejaba el carril libre para que Montoya se incorporara. Martín, en un defecto que viene siendo recurrente esta temporada, no acertó en el gesto definitivo.

Mi mejor posición es en el centro del campo. Siempre he sido un centrocampista.

El Barça no salió con el punto adecuado, pero el equipo tiene dos problemas que van más allá de eso. Uno, el juego a balón parado, parece una condena difícil de esquivar. Con 13 goles en contra en lo que va de Liga, no puede decirse que el Barça tenga un problema encajando, pero que de esos 13 goles en contra hasta 6 sean a la salida de un córner, habla muy a las claras de una merma que en días ajustados te deja fuera. Sin ir más lejos, el Barça ante el City, como quien dice, empezará la eliminatoria con un gol en contra. Sumar centímetros es difícil más allá del Bartra-Mascherano y no forzar estas situaciones parece complicado en un equipo al que se le resiste más el control. Víctor Valdés hace lo que puede en estos lances del juego, pero aunque quizá se le podría pedir un punto más de dominio del área en estas jugadas, no es Courtois. Después está el tema de la presión. El Barça presiona mucho pero muy mal. Y no es cuestión de un día. Los azulgranas no eligen, no diferencian entre unas situaciones y otras. Defienden siempre de la misma forma, aunque sea en escenarios completamente distintos. No todos los escenarios requieren presionar, ni hacerlo del mismo modo. El Barça lo hace.

Si te cambian en el minuto 60 empatando o perdiendo, te sientes el primer responsable.

En el minuto 72, el Tata Martino quitó del campo al mejor futbolista culé de lo que va de temporada. A uno que lleva 11 goles y 13 asistencias. Y atendiendo únicamente a lo que fue el partido, no hizo mal. Así de grave fue lo del de Arenys subordinado a Xavi. Cierto que el técnico podría haber sido más diplomático; al fin y al cabo, lo que necesitaba era romper la pareja de interiores. Mandar a Fábregas arriba por uno de los dos hombres de banda no habría sido tan doloroso para el catalán que, sin duda, fue señalado. Pero para ganar contra e Levante, sacar a Cesc del campo no fue una mala decisión. No se ganó, y veremos si por el camino se ha perdido algo más que los dos puntos. La mejor noticia para el Barça sería que la mala reacción del 4 a su sustitución, fuera motivada por creer que se trató de una decisión injusta. Aunque no lo fue.

Yo se cuál es el equipo titular y no estoy en él.

Su problema, resulta evidente, es de autoestima, y en este escenario mejor creer que no es tratado como merece y no que volvió a fallar. Que otra vez perdió ante Xavi por no atreverse a ganar. La dirección que tomará el nuevo proyecto que el Barça debe diseñar, pasa en parte por esta cuestión . Xavi, ya lo sabemos, no regalará nada. No hay un animal competitivo como él. Si huele sangre ataca, y ayer se dio un festín. A estas alturas es difícil seguir creyendo en un golpe en la mesa de Cesc. Aunque sea el mismo Cesc que fue estandarte y capitán del Arsenal, o que siendo casi un adolescente sometió al San Siro del gran Milan. Seguramente, lo más cerca que ha estado fue el curso pasado: durante dos meses Cesc y Xavi coincidieron en el once tipo de Vilanova, ambos como interiores, y el mando fue del 4.

Sin el golpe en la mesa de Fàbregas, la decisión es complicada. ¿Debe el Barça renunciar a la seguridad de Xavi por la incertidumbre del de Arenys? ¿Sin un buen Xavi en un mal Barça, veríamos a un Barça mejor? ¿El mejor Xavi y el mejor Barça pueden darse a la vez? ¿Se puede fiar Martino de Cesc?

Artículos relacionados:

 

Comments:10
  • urbankid 20 enero, 2014

    A mi el cambio de Cesc antes el Levante me dio mucha rabia.

    La primera parte de Cesc no fue buena. Como tu bien comentas, Xavi acepto y manejo el balón, dejando a Cesc de espectador.
    Pero a mi me parece que antes del cambio Cesc busco la pelota y busco a Messi. Ambos se estaban buscando en el campo, generando sensación de peligro y que algo iba a ocurrir pronto en el campo.
    Quizás Cesc decidió tomar la iniciativa con la pelota porque Xavi ya estaba fundido.

    El cambio que yo esperaba era el de Xavi. Yo creo que cuando Cesc se sentó la intensidad del Barça bajo y que los cambios de Martino no ayudaron al juego cule.

    Me parece que Tata le tiene demasiado respeto a la jerarquía del vestuario y que o bien no se atreve o es demasiado conservador como técnico.

    Reply
  • urbankid 20 enero, 2014

    y probar con un delantero para que le fijen los defensas a Messi sería un puntazo. Ya sea Alexis o Dongou.
    Y que Messi, Neymar o Iniesta se dediquen al desborde con menos defensas

    Reply
  • etoile 20 enero, 2014

    Estoy de acuerdo contigo Moren y tambien con Urbankind, Cesc no estuvo en la primera mitad, pero cuando lo cambió Martino ya había creado situaciones de peligro con su desplazamiento y sus pases, entendiendose bien con los tres de arriba. Yo no entendí los cambios porque Pedro y Cesc son los hombres con más gol tras Messi en este equipo, y hacía falta un gol:
    Sergi Roberto me gusta bastante, tiene llegada y disparo, pero por ahora le puede el escenario, o el vértigo de la situacion cuando llega arriba. Como interior tiene recorrido y se irá puliendo, creo que es clave tener un jugador como el en plantilla:
    Tello no aporta apenas nada, con un equipo encerrado no tiene espacios para explotar su unica virtud que es la velocidad, yo creo que el sabe que no le alcanza para formar parte de este equipo, porque se ha estancado y juega poco. No se lo cree y el año que viene debería salir.

    La liga se pone muy interesante y carísima, cualquier pequeño traspiés se paga, y enseguida llega la champions.

    Reply
  • Morén 20 enero, 2014

    Ciertamente lo cambios de Martino fueron extraños. No estamos en el día a día del vestuario, así que lo que digamos al respecto queda un poco en cuarentena, pero en mi opinión la entrada de Adriano en el lateral derecho o la presencia arriba de Cesc, le habrían venido mejor al equipo.

    Lo que comenta @urbankid sobre el 9 es evidente. De hecho creo que el futuro del próximo proyecto culé pasa por ahí, pero ahí el Tata se encuentra el problema que, seguramente la del Barça, sea la única plantilla del mundo sin un delantero centro en nómina.

    Reply
  • José luis 20 enero, 2014

    ¿Alguien me puede decir de que jugaria Messi en un equipo con un 9 de postin? ¿ creeis que Messi lo aceptaria?

    Reply
    • Morén 21 enero, 2014

      Bueno, no es que lo acepte, es que ya lo ha pedido él mismo, tanto en la selección (donde ya se lo han dado) como en el Barça. Leo es el primero que no se siente cómodo en el escenario que le toca enfrentar ahora mismo.

      Reply
  • urbankid 21 enero, 2014

    @Morén, ¿no me acepta Alexis como delantero centro? ¿Cree que Dongou esta listo para aceptar el 9? Debemos esperar a que Rosell se vea contra las cuerdas para que desvíe la atención trayendo a Luis Suarez 😀

    ¿En la selección chilena Alexis también juega por la banda derecha o le ponen por el centro? A me me suena que con la Udinese

    Reply
    • Morén 21 enero, 2014

      Para mi Alexis es un delantero centro circunstancial. Ahí es un jugador muy especifico que aporta en ciertos aspectos, pero no es un futbolista que domine la posición. Para llevar a cabo determinado planteamiento en un momento puntual, funciona, pero para ocupar la demarcación durante una temporada entera en mi opinión no llena el vacío como cabría desear.

      Reply
  • etoile 23 enero, 2014

    Moren, quería saber si Aguero pese a su altura escasa ocuparía bien ese rol de nueve, o si crees más bien en un delantero grande que las baje y juegue de espaldas y suponga remate y amenaza en los centros laterales y corners, un Llorente por ejemplo.

    Reply
    • Morén 23 enero, 2014

      En unas semanas nos ponemos con la planificación 😉

      Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: