Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Con Diego Costa, sin Diego Costa

Con Diego Costa, sin Diego Costa

Tan pronto como el árbitro pitó el final del partido de ida, tocaba empezar a jugar la vuelta, y la carta escondida la tiene Simeone. La presencia o no presencia de Diego Costa cambia muchas más cosas que un nombre, y tanto el tipo de lesión como los plazos de recuperación dan para jugar con ellos.

Si no está el hispano-brasileño, el gran problema Atlético será que, seguramente, se quede sin salida. El partido será en el Calderón, en día de Champions, y eso siempre deparará fases en que el campo se incline y acerque a Villa al punto de penalty, pero como plan sostenido y solución para cuando el Barça tenga sus momentos de dominio, la baja de Costa es una merma competitiva importante. Aquí surge la duda para Martino: apretar o conservar. El escenario le permite justificar ambas actitudes. Por un lado, sin el delantero rojiblanco y su peligro a la espalda de los centrales culés, es menos comprometido mandar a Bartra y Mascherano a anticipar sobre la divisoria para tratar de concentrar el partido en la mitad rival y que al Atlético le cuesta mucho salir de su propio campo. Es lo que intentó el Barça ante el Betis y no le salió. Por el otro lado, sin Diego Costa la ausencia de Piqué no pesa tanto, y el déficit en el área que deja la lesión del central se nota menos. Mascherano y Marc Bartra tienen más opciones de sobrevivir. Martino puede optar por el planteamiento defensivo más habitual y así apartarse de un riesgo, quizá, innecesario.

Si por el contrario el delantero colchonero llega, si Diego Costa está, el Atlético de Madrid tendrá cómo salir. Más allá de las fases en que, por jugarse en el Calderón y ser día de Champions, el campo se incline sobre el área de Pinto, el hispano-brasileño será la posibilidad de que los locales encuentren un plan sostenido y una solución poderosa para cuando el Barça tenga sus momentos de dominio. Aquí surge la duda para Martino: apretar o conservar. El escenario le permite justificar ambas actitudes. Por un lado, con el delantero rojiblanco y su peligro a espaldas de los centrales culés, es más comprometido mandar a Bartra y Mascherano a anticipar sobre la divisoria para tratar de concentrar el partido en la mitad rival y que al Atlético le cueste mucho salir de su propio campo. Y hay que tener en cuenta que ya ante el Betis el plan no funcionó. Por otro lado, con Diego Costa la ausencia de Piqué pesa más, y el déficit en el área que deja la lesión del central se hace más notorio. Mascherano y Marc Bartra tienen más opciones de sobrevivir arriba que abajo. Martino puede optar por modificar el planteamiento defensivo más habitual, y asumir ,así, un riesgo quizá necesario.

Artículos relacionados: 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.