Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

FCB 2014-15 | Denis Suárez, Masip y Sergi Gómez

FCB 2014-15 | Denis Suárez, Masip y Sergi Gómez

Ascensos de jóvenes del filial, los hay de dos tipos: los que necesita el jugador y los que necesita el equipo. El F.C.Barcelona, este verano, afronta de ambos tipos. Entre los del primer grupo, Denis Suárez, a quien la Segunda División, a medida que avanzaban las jornadas, se le ha hecho muy pequeña. Difícilmente va a crecer más en la categoría de plata, ya que no le presenta problemas que fuercen a mejorar. Por contrato abandonará el filial, y en este caso, papel y realidad coinciden.

Realmente el primer equipo no tiene un agujero para él, no viene a cubrir ninguna necesidad, entre otras cosas porque de haberla, no es tarea de un joven del filial resolverla. En las posiciones que mejor se adapta el de Pontevedra la competencia es feroz y los minutos irán caros. Puede ser una situación incómoda pero que los canteranos deben asumir: tener dos minutos y aprovecharlos para que la próxima vez sean cinco. El éxito del equipo es que tengan la oportunidad, el del jugador aprovecharla y darle al club un problema que resolver en 2015. Ser capaz de jugar en los dos interiores, como falso extremo e incluso como eventual falso nueve, le permite soñar con más protagonismo, y además en la planificación habrá muchas variables. El peor escenario para Denis es uno en el que ni Cesc ni Xavi salen, en el que vuelven Rafinha y Deulofeu, llega un nuevo delantero y se ficha a un centrocampista más. Aquí cabe valorar la cesión a un Primera, pero si alguna de estas premisas falla, tiene sitio.

El segundo grupo de ascensos es el que cubre las necesidades secundarias de la primera plantilla y que permite ahorrarse al club, una nada desdeñable cantidad que puede invertir en operaciones más importantes. Se trata del tipo de ascensos que reivindica la utilidad del canterano reserva. El que da un lateral derecho suplente como Montoya, un elemento para la rotación en mediocampo como Sergi Roberto o un tercer central como Bartra. Lleguen a más o no, estos jugadores ya son útiles en la plantilla y le han ahorrado al club algo así como 40 millones de euros. Dos son los roles secundarios que el primer equipo deberá reforzar este verano. El de portero suplente y el de cuarto central. Ya hablamos del primero y de como, a un portero titular como Ter Stegen lo mejor es combinarlo con un segundo de perfil bajo que no induzca al debate tras el primer error. Pinto parece que no va a seguir, y Masip podría ser el recambio. Su espectacular temporada en el filial y las ganas de canteranos que tiene el entorno pueden hacer ruido, pero teniendo en cuenta que el guardameta ya ni quiere ni debe continuar en el B, parece la opción más lógica.

En cuanto al cuarto central, la marcha de Puyol deja la bacante. Llegará un zaguero titular, y ni Bartra ni Mascherano deben ser menos que tercer central. Teniendo en cuenta las necesidades más importantes de la plantilla, no parece lo más recomendable invertir en una posición tan poco protagonista. Si miramos al Barça B, el mejor central es Edgar Ié. Toda ilusión con el portugués está justificada, apunta muy muy alto. Sin embargo, con 20 años recién cumplidos, todavía no es el central que será; necesita partidos. Partidos que no tendrá en el primer equipo como suplente del suplente. En este punto de su evolución futbolísitca, Ié mejorará jugando cada semana. Quien sí ya está más terminado es Sergi Gómez. Esta temporada ha dado un paso importante en este sentido y está bastante más maduro y hecho a la categoría de plata. Seguramente ha llegado el momento en que para el jugador son más productivos 15 minutos con el primer equipo que 90 en el filial. Cubre una plaza que la primera plantilla tiene vacía, permite a Ié seguir creciendo en el filial, y él encuentra una oportunidad cuando ya está listo para pelearla.

Más allá de Denis, Masip y Sergi Gómez, que son los que tendrían ficha en el primer equipo, hay futbolistas del B que pueden disfrutar de algún tipo de protagonismo con los mayores. Si sale Song y el club opta por no incorporar un suplente de Busquets al uso, sino a un jugador que pueda ser útil en más sitios, Sergi Samper puede tener alguna aparición en determinados contextos aunque su lugar la próxima temporada sea liderando al filial. Lo mismo con Dongou y Sandro Ramírez. El primer equipo no tiene delantero centro, lo normal es que en verano llegue uno, pero ya es más complicado que lo hagan dos. Con Munir haciéndose a la división de plata, el camerunés y el canario pueden ser dos soluciones puntuales más hechas ante una eventual necesidad de los mayores.

Artículos relacionados:

 

Comments:1
  • Anonim 7 mayo, 2014

    Me encanta Denis ojala le den chance y minutos en el primer equipo, y en cuanto a Masip me preocupa un poco q no ha jugado nada en el primer equipo y falta ver como aguanta la presion, si es muy fuerte mentalmente, porque no es lo mismo rendir a gran nivel en el B q en el primer equipo, yo renovaria a Pinto, no me parece que este tan mal, Schwarzer juega en el Chelsea con 41 y juega bien.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.