Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Lo que pediremos de Busquets

Lo que pediremos de Busquets

Una de las citas más exitosas del vasto repertorio de Juanma Lillo, es la que sentencia aquello de «dime qué mediocentro tienes y te diré qué equipo eres«. Ciertamente el mediocentro, como causa y consecuencia, es un buen punto de inicio a la hora de describir o conocer a un equipo. El del Barça es Sergio Busquets. Llegó al primer equipo de la mano de Pep Guardiola y se asentó como titular y pieza importante a partir del segundo año del de Santpedor en el banquillo culé, cuando los problemas en el encaje de Ibrahimovic le entregaron las llaves a Xavi Hernández. Con el de Terrassa como centrocampista a potenciar, Sergio era un mediocentro peculiar para un interior peculiar. Un cuatro donde el seis y un seis donde el cuatro. La mezcla era perfecta, pero al mismo tiempo no podía esquivar la duda de qué sucedería con Busquets cuando el gran Xavi, ocho años mayor que él, empezara a irse. El momento de resolverla ha llegado. ¿Qué será Busquets sin Xavi?

Empecemos sin balón. Sergio es un maestro defendiendo en campo rival, pero tiene más problemas cuando toca hacerlo en el propio. Antes no lo necesitaba, pero ahora, en un equipo que ataca peor y al que por lo tanto, le cuesta más generarse la ventaja previa a la pérdida para presionar eficazmente, el mediocentro debe afrontar fases de defensa en su propio campo que al de Badía no le son nada cómodas. Además, que los interiores acostumbren a dejarle solo en esta tarea, no hace más que complicarle el escenario. La aspiración, evidentemente, es que el Barça vuelva a atacar bien para defender bien, pero incluso en esta proyección optimista, cabe preguntarse si el Barça, atacando bien, atacará de la misma forma. Es decir, si podrá ejercer sobre la posesión el mismo grado de control y, al mismo tiempo, encontrar ahí un goteo constante de ocasiones de gol. No estará Xavi -o no aquel Xavi- así que es normal triangular que no lo tendrá fácil. Probablemente necesitará atacar distinto, buscar escenarios más abiertos dentro de los muchos matices que admite un mismo estilo. Arriesgar, a veces, el balón, en pos de hallar una oportunidad de gol. Si esto se cumple, el equipo deberá estar preparado para defender, por momentos, en su mitad. También el mediocentro. También Sergio Busquets.

Con balón también hay consecuencias del post-Xavismo que el mediocentro deberá afrontar. La principal, la gestión del primer pase. Como hemos comentado al inicio, Xavi no es un interior al uso, es un 4, un organizador formado en La Masia como mediocentro y adaptado, posteriormente, a una posición más adelantada. Aun así, el de Terrassa no renunció a su origen, e incluso siendo interior siempre ha querido la base. Ahí encontró un problema con Touré porque el marfileño no se la dejaba, y ahí fue perfecto Busquets porque no la quería. Sin el 6, el agujero tendrá que cubrirlo alguien, y ni la plantilla tiene al interior para ello, ni es sencillo encontrarlo fuera. ¿Quién será el nexo entre la defensa y el mediocampo? Durante la a menudo infravalorada temporada de Vilanova al frente del equipo, cuando el plan empezó a rodar, Cesc asumió el timón y Xavi la mediapunta, se intentó que fuera Busquets. Tito le diseñó un entramado muy cómodo de líneas de pase con los laterales abiertos y proyectados al mismo tiempo, y hasta tres futbolistas ofreciéndose entre líneas. La otra opción viene de más atrás, y pasa por que los centrales ganen peso en salida, sean un origen sólido, una ventaja inicial y los protagonistas de ese primer pase. Sea como sea, el Busquets mediocentro necesitará ayuda. No puede jugar igual en un equipo que es distinto.

Artículos relacionados:

 

Comments:3
  • Iniesta10 10 mayo, 2014

    Se comenta que puede venir a un precio muy razonable (14 millones) Miralem Pjanic, que se niega a renovar por la Roma y solo le queda un año de contrato.

    Este jugador fue fichado precisamente por Luis Enrique y de venir, vendría como organizador y/o mediocentro.

    Yo apenas lo he visto, pero tratándose de un jugador jóven (24 años recién cumplidos) que es del agrado de Luis Enrique, no hay que descartar para nada esta operación, porque además es muy viable económicamente. Vaya, es una ganga de mercado.

    Reply
  • Nelfrey 10 mayo, 2014

    Moren, crees que el Sustituto de Xavi es precisamente Busquets? o que Busquets ya no necesita a un Xavi sino a un Cesc que le ayude mas atras pero también ataque bien? Saludos!

    Reply
  • fedelp 11 mayo, 2014

    No le quedara mas comodo a Busi jugar de 6 y darle la base definitivamente a un mediocentro organizador? Es mas facil encontrar un mediocentro que gestione el juego que un interior que lo haga. Ademas, asi tienes a un interior con un poco mas de consistencia defensiva que Xavi.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.