Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Parar a James sin Luiz Gustavo

Parar a James sin Luiz Gustavo

Los octavos de final ante Chile, no le dieron a Brasil muchas noticas positivas más allá de la clasificación. Entre las negativas, la baja para los cuartos de final de Luiz Gustavo por acumulación de tarjetas, es de las importantes, y tras conocerse que el rival a enfrentar sería Colombia, de negativa se movió a dramática. Sin Falcao, el relevo en la selección de Pekerman lo ha cogido James Rodríguez, que más que influir en el juego, está decidiendo en la finalización. Cinco goles en cuatro partidos es la cifra del 10, un mediapunta que a veces parte ligeramente escorado a uno de los costados y otras se ubica, sin demasiados matices, por detrás del punta. Más referencia para el mediocentro que para los centrales, Brasil tendrá que pararlo sin uno de los mejores pivotes de la competición y única opción clara de la canarinha en la posición.

Ya ante los chilenos, junto a Luiz Gustavo fue titular Fernandinho desbancando al spur Paulinho. Acompañante de mediocentro que en su última temporada en el City ha tenido que asumir tareas de pivote por jugar junto a Touré, parecería la alternativa más mecánica. No es su posición, pero este verano la conoce más que el anterior, y de la nómina de centrocampistas que maneja Scolari, seguramente sea el más adaptable. Cuando conocimos la lista final de Brasil, las críticas fueron a las ausencias de Filipe Luis, Miranda o Lucas Moura, y quizá deberíamos haber reparado en que Brasil sólo se llevaba a un mediocentro al Mundial. Paulinho es más interior que mediocentro, y a veces incluso, más mediapunta que interior. Lo suyo es la llegada, la intensidad y la continuación más que la base, ya sea en ataque como en defensa. Hernanes, a nivel posicional, responde a un perfil similar. Interior o mediapunta, aunque en el caso del futbolista del Inter, hay que recordar sus partidos como mediocentro cuando militaba en el Sao Paulo. De todos modos, por falta de costumbre y porque tampoco parece el tipo de jugador que Scolari usaría ahí, suena a opción muy remota. Por último está Ramires, quien tiene más números de entrar como acompañante que como elegido para el mediocentro. El del Chelsea podría ejercer de corrección para Fernandinho o de marca al hombre sobre James. Una defensa con más despliegue que posición.

Sin reserva claro para Luiz Gustavo, hay que barajar también soluciones que resulten de posibles reconversiones. En este punto el nombre subrayado en rojo parecería ser el de David Luiz. Es quien más ha jugado por delante de la defensa, su puesto en el centro de la zaga sí tendría un recambio claro en Dante o Henrique, y responde a un tipología de futbolista que, a priori, ofrece máximas garantías para competir en el duelo con la estrella colombiana. Además en este Mundial está especialmente bien. De hecho, en una línea de zagueros que completan nombres como los de Dani Alves, Thiago Silva y Marcelo, suyo es el rendimiento más alto hasta la fecha en el Mundial. Seguramente esto sea lo que, ahora mismo, le quite más opciones para desplazarse a la media. Esto y que por la banda derecha de Colombia atacará Cuadrado. Brasil necesita a David Luiz atrás y en la cobertura a un Marcelo que si bien completó una gran defensa sobre Alexis Sánchez, no parece llegar en el mejor momento al enfrentamiento con el inspirado extremo de la Fiorentina. Dante es parecido al nuevo central del PSG, pero es peor.

Por último, más extraño, dos posibles reconversiones más. La del ex-azulgrana Henrique que no sería la primera vez que ocupa el mediocentro, y la del todavía culé Dani Alves. El lateral no está bien, y en Brasil se rumorea con la posible entrada de Maicon en la derecha. Por dentro Alves estaría menos expuesto y más arropado espacialmente para hacer valer técnica defensiva. Además, visto que por fuera los laterales están sumando más bien poco en este Brasil que con la nueva posición de Neymar ahora crece desde el carril central, la presencia interior de Dani Alves añadiría una dosis de creatividad en el carril del 10 que el conjunto de Scolari está echando de menos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.