Al Barça B le faltó gol y al Sporting le sobró Ortolá

Al Barça B le faltó gol y al Sporting le sobró Ortolá

adama-fue-uno-los-mas-destacados-del-partido-1414870823217La primera parte del Barça B-Sporting tuvo mucho que ver con el partido de Tenerife. Los del Pitu Abelardo, en media hora inicial de juego que bien podría haber sentenciado el encuentro, desbordaron al conjunto de Eusebio desde la presión a la que lo sometieron en su propia mitad. El plan del filial no ayudaba, pues Samper, otra vez, se situaba en el segundo escalón del juego, y sin un especialista para ese primer pase que se lo sirviera en condiciones al cerebro culé, el Barça B apenas pudo salir con sentido y cruzar junto la divisoria en esta primera media hora de partido. Lo mucho e interesante que parecía proponerse de medio campo para adelante, quedaba amordazado al estar bloqueado su suministro. Jony, Guerrero, Carmona y Ndi, impidieron una salida cómoda de Diagné, Bagnack y Edgar Ié, recuperaron arriba, atacaron con decisión y las ideas claras y obligaron a lucirse a Ortolá que salvó a los locales en un par de ocasiones de gol muy claras.

Transcurrido este primer tercio de encuentro con claro signo sportinguista, Eusebio tomó la decisión de devolver a Sergi Samper al primer pase como antes del partido ante el Alcorcón, abrió a Diagné -el sábado lateral derecho ocupando el lugar del sancionado Patric- y el Barça B empezó a encontrar las vías de escape. Bien en los pies de su mediocentro, bien en la posición cercana a línea de banda de sus laterales, que alejaba marcas y destapaba líneas de pase. Ya en campo contrario, se clarificaba la propuesta del técnico de La Seca. El Barça B, con balón, se organizaba prácticamente en un 3-3-4 pues Grimaldo, una vez el esférico alcanzaba o superaba la altura de Samper, cerraba su demarcación hasta alcanzar la teórica zona del interior izquierdo. De ahí expulsaba a Cámara, que subía hasta la mediapunta y que muchas veces, debido a los movimientos de apoyo de Dongou, pasó por un segundo delantero. Diagné, el otro lateral, que había dejado de formar parte del trío que se fijaba atrás a la hora de iniciar la jugada, sumaba presencia, en este caso por fuera, y permitió que viéramos a un Adama con más tendencia central de lo habitual. Gumbau, por su parte, a quien con el 4-3-3 más habitual habríamso esperado compensando con llegadas de segunda línea las aproximaciones de Dongou a la medular, en esta ocasión estuvo más comedido.

Añadir aquí, como apéndice, un breve comentario sobre el rol que desempeñó Grimaldo, y cómo éste, sin balón, cambió respecto al que se le encargó inicialmente debido a los movimientos de Carmona. Si bien su función de interior izquierdo con balón se mantuvo, durante los primeros 10 minutos parecía que la intención era que este posicionamiento se mantuviera también en fase defensiva. El sportinguista, con quien Grimaldo compartió minutos el día de su debut en el filial, es un futbolista que partiendo desde la banda prefiere influir en la mediapunta, de modo que incrustando al lateral izquierdo en el carril central, Eusebio pareció querer ganar la batalla en su zona de destino. Poco tardó Carmona y el Sporting en leerlo, el primero se abrió y el segundo mandó hacia ahí sus ataques devolviendo a Grimaldo a su teórica demarcación natural cuando el cuero estaba en poder de los de Abelardo.

En el segundo tiempo, como pese a la iniciativa al cuadro local volvía a costarle abrir la lata, Sandro entró al terreno de juego en sustitución de Joan Román, un cambio que mandó a Cámara al sector izquierdo y clarificó el dibujo del filial con dos puntas arriba. Adama pasó a fijarse más en banda, algo que se reproduciría poco después en la orilla contraria con Maxi Rolón para tratar de abrir a lo ancho el sistema defensivo rojiblanco. La flecha de L’Hospitalet desbordó y forzó un puñado de situaciones comprometidas para el rival y el árbitro, pero el luminoso no se estreno por ninguno de los dos lados. En un choque disputado y con alternativas, tanto Barça B como Sporting tuvieron sus fases con viento a favor. No hubo goles, pero ambos los merecieron.

Comments:3
  • agonco4 3 noviembre, 2014

    El filial al igual que el primer equipo tiene un gran problema en sus interiores ya que ninguno parece adaptarse a las necesitades del equipo.

    El único con capacidades físicas para poder abarcar espacio en la presión y llegada es Gerard Gumbau, espero que se compenetre bien con Samper y que este año tenga bastentes minutos para poder crecer ya que junto con los Ié, Grimaldo, Samper, Adama y Sandro (Munir) es el que más posibilidades por sus características de ayudar al primer equipo.

    Espero que LE sea valiente y que si el primer equipo necesita de cambios y tenga que arriesgarse con alguno del filial como por ejemplo Samper porque la salida de balón es defectuosa lo haga.

    Reply
  • Edgar Ié 3 noviembre, 2014

    Q paso con Halilovic? esta lesionado??

    Reply
  • Europeista 7 noviembre, 2014

    El filial tiene un potencial enorme, esperemos que proximamente veamos a gente de este equipo en el primer equipo

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: