Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Un plan para los tres

Un plan para los tres

Neymar_Suarez_MessiUna de las mejores noticias en el inicio de Liga del Barça de Luis Enrique era que, por fin, Messi y Neymar se habían encontrado. Uno de los grandes retos de la nueva temporada y uno de los debes de Martino el año anterior, empezó a verse desde el primer día. El sistema con el que volvió Luis Enrique a Barcelona juntaba a los dos cracks y éstos se entendían de marvailla. Leo encontraba un aliado en la frontal con el que asociarse, lanzar la pared y tener habilitado el pase hacia adelante. Neymar, por su parte, liberado de la banda, encontraba al argentino el socio perfecto para contentar a su instinto asociativo al mismo tiempo que el mejor pie posible para aprovechar su desmarque al espacio entrando a la espalda de la defensa contraria. Mientras Luis Suárez cumplía sanción, el triángulo de ataque se completaba bien con Pedro bien con Munir, aunque era con el hispano-marroquí que las piezas encajaban mejor. Al fin y al cabo se esperaba a un nueve y Munir se le parecía.

Para que el esquema respondiera aunque sus tres futbolistas de ataque habitaran el carril central, en este inicio de curso se redoblaron las responsabilidades de los dos laterales, que debían ocuparse de los carriles casi en exclusividad tanto en lo que hace referencia a la presencia como al juego. En lo segundo, Alves y Jordi Alba debían ser capaces por sí mismos de atraer fuera y evitar el cierre hacia dentro de los planteamientos defensivos rivales. No sólo no lograron el éxito esperado en la empresa sino que, además, la estructura que quedaba a su espalda no se mostraba lo suficientemente preparada como para sustentarlo, y coincidiendo con la vuelta de Luis Suárez y ya con las derrotas ante Real Madrid y Paris Saint Germain en el zurrón, el plan experimentó un cambio. Los laterales esperan menos el balón arriba, suben al mismo ritmo que él, y cuando lo hacen se encuentran menos solos en la orilla. Neymar en la izquierda, y en la derecha primero Suárez y últimamente Messi, solucionan la amplitud del ataque desde la posición de delanteros.

La nueva disposición, aunque brinda al colectivo un sostén que antes no tenía, no parece la que más beneficie a ninguna de sus tres principales individualidades, más allá de Leo Messi cuando el argentino se ve obligado a jugar por detrás de la línea del balón por incomparecencia del resto. A Neymar se le aleja del centro lo que no sólo limita su peligro a la espalda del central o su juego de asociación, sino que además le obliga a desplazamientos más largos que terminan desgastándole con el transcurrir de los minutos. Suárez encuentra una dinámica interesante en el intercambio posicional en juego con Leo Messi, pero el perfil derecho le dificulta la salida natural para el remate. No parece fácil, pues, encontrar una solución al rompecabezas, con un mediocampo que lleva asterisco como el del Barça y sin pedirle a los laterales que sean Roberto Carlos o Cafú. Prescindir de uno de los tres de arriba -los tres mejores del equipo- no debería ni siquiera ser una opción, pues no sólo es asumir un fracaso de partida, sino que su versión menos potenciada y más individual sigue siendo más potente que las alternativas, y que casi cualquiera.

Tenemos pues que, en la medida que el equipo se lo permita, lo ideal para Messi es moverse libre por dentro y a poder ser cerca de la frontal, que a Suárez la derecha no le favorece y que a Neymar la banda le encorseta. Parece complicado un acuerdo satisfactorio para las tres partes, pero quizá, por sorpresa, la solución pueda venir del Barça B. De su airado entrenador, más concretamente. No puede decirse que el experimento saliera bien, pero en el sistema que construyó Eusebio Sacristán a raíz de la exhibición de Adama ante el Alcorcón, puede esconderse una solución para encajar a los tres cracks de la primera plantilla, acorde a la realidad del equipo. Por aquellas fechas el Barça B buscaba cómo acercar futbolistas al remate para aprovechar la facilidad de Adama para ganar línea de fondo y que no penalizara la presencia de un punta como Dongou con tanta tendencia a salirse del área. Junto a Sandro Ramírez que sumaba diagonal hacia dentro desde el extremo del lado débil, la solución que encontró Eusebio fue la de convertir a uno de sus interiores prácticamente en un segundo punta. En concreto el interior izquierdo, que en ese tiempo fue de Juan Cámara, con el esférico en poder de los azulgranas se disparaba hacia la frontal o el área, expulsado por la entrada del lateral izquierdo en su posición. Grimaldo, en ataque, era el interior a la izquierda de Sergi Samper, mientras Cámara muchas veces era el hombre más adelantado de su equipo.

Se trata de una utilización del lateral que guarda ciertas similitudes con algunas cosas que ha probado Guardiola en el Bayern con Philipp Lahm o David Alaba. En el Barça, con Jordi Alba, o sobre todo Adriano que por tener más pausa con el balón y capacidad de sumar en ataque posicional parece adaptarse mejor al perfil, sumándose al mediocampo pero por dentro, este falso interior izquierdo podría ser una interesante plataforma de lanzamiento para Neymar, que partiendo desde una posición centrada despegaría hacia el pico del área. Con el brasileño como ese segundo punta o segundo falso nueve que conecte con Messi en la frontal, quedaría habilitado, además, el extremo izquierdo para Luis Suárez. Al uruguayo el perfil le beneficia para encarar su diagonal hacia el gol, físicamente no debería acusar un esfuerzo ligeramente más largo y la tendencia de Leo y Ney a buscar zona de tres cuartos le despejaría la internada al área, al mismo tiempo que la familiaridad del brasileño para mezclar juego por dentro y por fuera haría más natural el reparto de los espacios. Una pieza en la derecha que aguantara el balón arriba y lo compartiera con Messi en la comisura del área rival, podría completar el rompecabezas.

Artículos relacionados:

Comments:8
  • Nacho_Blanco 19 diciembre, 2014

    ¿Crees que Rafinha podría ser esa pieza que falta en la derecha?

    La verdad es que no puedo siquiera intuir cómo piensa Luis Enrique potenciar a Messi-Neymar-Luis Suárez. Lo único que sé es que ellos son la única certeza competitiva que tiene este Barça, y que todo va a depender de lo que consiga el entrenador de los tres monstruos.

    No me disgustaba el plan inicial, creo que a la asociación Leo-Ney era fácil que se uniese el uruguayo. ¿Cómo se sujetaba eso? ¡Cómo fuese! Con tres centrales si fuera necesario, lo que de paso sería de gran ayuda para Dani Alves y Jordi Alba.

    En mi ‘libreta’ también busco cómo potenciar a Busquets, ahora que ya parece obvio que no puede ser mediocentro sin Xavi al lado. Quizá ese juego a un toque que él tiene adquiriese sentido si el interior que le acompañase fuese… Leo Messi. No sé, llevo tiempo dándole vueltas a esta idea:

    ———-Mascherano———-
    —–Messi———Busquets—
    Rafinha–Luis Suárez–Neymar–

    Reply
    • Morén 19 diciembre, 2014

      En realidad yo en quien pienso para esa banda derecha es en Iniesta, en la línea de este artículo: http://www.eumd.es/2014/11/pedro-deulofeu-y-el-iniesta-de-rijkaard/

      El problema de Busquets como interior si el mediocentro es Mascherano es que, como vimos en Mestalla, como ninguno de los dos tiene creatividad como para generar ventajas por detrás de la línea del balón, terminan necesitando que el tercer centrocampista también baje y se pierde escalonamiento y líneas de pase por delante. Realmente, la plantilla del Barça es muy difícil de encajar en un plan mínimamente completo.

      Reply
  • Charles 19 diciembre, 2014

    Em eso tienes totalmente la razon Moren, el juego deberia ser por escalones, como comentas, pero rakitic no es ese escalon entre busquets y messi. El problema esta en la confeccion de la plantilla falta ese Xavi 2.0 o cambiar el juego para iniciar desde la base con un Samper (?).
    Hay tanto que arreglar…

    Reply
  • Milo 19 diciembre, 2014

    2 soluciones:
    Pique Mathieu

    Alves Masche Alba

    Interior Interior

    Messi Ney

    Suárez

    Pique Mathieu

    Alves Masche Alba

    Interior Interior

    Messi

    Suárez Ney

    Reply
  • Fueradejuego. 20 diciembre, 2014

    Si Neymar busca el medio, si Súarez es Centerforward, si Messi por ser quien es debe estar libre de moverse en todo ese centro de ataque, me pregunto yo que hace Neymar en el Barcelona. Resolvió Rosell traerlo con Pep ya fuera. Quíen les ha hecho creer a los Presidentes de club de futbol de que son ellos los que deciden la conformacion del equipo con sus necesidades para seguir funcionando en fuerza y estilo? La lógica dice entonces que si juega Messi el semidios, no puede haber lugar para el sustituto repito sustituto.No se trata de traer el último montaje de crack a nivel negocio,aunque sea un buen tipo talentoso,se trata nada más y nada menos de CONJUNTAR CON SENTIDO a once hombres en la cancha donde uno de ellos es el jugador mas complejo y desequilibrante del mundo futbol como bien en claro lo dejó el DT de ese equipo deslumbrante antes de irse. Ahora en lugar de disfrutar hay que arreglar entuertos. Claro los de afuera «jugamos a armar el desbarajuste» y nos divertimos con el jueguito,mientras el descoloque en el tiempo juegan con el equipo y su actual DT.Ellos están en fuera de juego tratando mientras pasan los equipos contrarios, de que no los pillen ofside

    Reply
    • Morén 20 diciembre, 2014

      Siendo cierto que la presencia de Neymar obliga a un ejercicio más exigente de encaje, y más allá de otro tipo de consideraciones que en este espacio no solemos tratar, hay que reconocer que el brasileño está siendo, sin lugar a dudas, el futbolista que mejor se está entendiendo con Messi y que más lo está potenciando. Además de que su rendimiento individual está siendo el segundo mejor de la plantilla a bastante distancia del tercero. De hecho, la conexión entre los dos cracks fue la gran noticia positiva del inicio del proyecto de Luis Enrique.

      Reply
  • fueradejuego 20 diciembre, 2014

    Messi admira el juego habilidoso en especial del brasilero en que no importa sea el jugador del pais vecino enemigo.Recordar a Ronaldinho a quien Messi en especial mirando de fuera la cancha, veneraba.El estado de forma del jugador aceleraron su salida y solo queda especular en lo de esos dos cracks jugando juntos hubiesen podido hacer. la realidad es que la salida de Ronaldinho se convirtió en la explosión esplendorosa del crack argentino. Hay muchas formas de fichar, una de ellas es armar el rompecabezas a fuerza de dinero (Real Madrid). Otra fichar pensando en lo que necesita el equipo para su estilo de juego y los jugadores que cuenta al momento. El Medio Campo del Barcelona se ha trabado.Ahí y potenciar la defensa son las partes débiles a reelaborar para el Cuerpo Técnico y la Directiva.La labor de Messi en Barcelona muestra lo sensible de la materia «quien lo acompaña». Pep no pudo con Ibrahimovic.No importa seguimos mirando el futuro y ya veremos si logramos el equilibrio, el fluir del juego tan importante para el equipo (fuimos los que mostramos al mundo el verdadero significado de esta palabra fluir)el empleo de las puntas (laterales incluídos)para ocupar esos espacios de cancha que en el Barcelona actual parece no encontrar los jugadores que vean esas zonas como vitales para el juego:una debilidad del tiempo actual en futbol; donde están los punteros, han dejado de existir? Samper es un enviado de los dioses para equilibrar y potenciar el medio campo. En lo demás el armar un rompecabeza es siempre un desafío cuando se cuenta con mucho talento. Ver de lograrlo es el fin. Ojalá nos de el tiempo de juego y los rivales, la posibilidad.

    Reply
  • fueradejuego 20 diciembre, 2014

    Ok uno de mis equipos ese que cuenta con Messi y Suarez como pareja atacante jugó un match contra el Córdoba y fué un partido cómodo muy Barcelona, distendido en el pase con presión en la marca. Buen match de Pedro, Alba y aun Montoya utilizando las regiones cercanas al corner y haciéndolas valer como zonas de enorme importancia en el futbol moderno. Muy buen partido de todos Iniesta, Rakitic, Busquets,Messiel que podrá jugar mas o menos activo -la actividad de Messi es uno de los conceptos mas engañosos en futbol- pero siempre decisivo en los partidos aun los fáciles como el de hoy.Messi no precisa que lo activen, se activa solo.Primer gol de Súarez con un buen partido. El Suárez del Barcelona va a necesitar tiempo en definirse pero no por eso ser menos decisivo. Futbol con garra pero beatífico casi. Y eso de jugar con equilibrio, lo que para mí es una absoluta necesidad para jugar bien al futbol,se dió hoy sin problemas. Respetando como jugador el espacio del compañero. Un buen partido de futbol con el sello Barcelona.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.