Ventajas y pistas

Ventajas y pistas

Gerard_PiquéEl Barça más serio y coherente de lo que va de temporada, llegaba anoche al duelo con el precedente del partido de Liga. También El Cholo, que tras sucumbir con rotundidad a los tres cracks de la delantera azulgrana cambió el plan y salió a buscar a los culés arriba. Si en el campeonato doméstico, la delantera entonces formada por Mandzukic y Griezmann reculó hasta acomodarse cerca de la posición de Sergio Busquets, ayer los colchoneros buscaron presionar desde la primera línea cuando el balón descansaba en poder de ter Stegen o de cualquiera de los zagueros alineados por Luis Enrique.

Fue la principal y más evidente medida adoptada por el entrenador argentino para evitar las recepciones de los dos focos de fútbol que con el nuevo sistema el Barça sitúa en las bandas, o en todo caso, para obligar a que estas recepciones se produjeran más lejos del área. La opción, apuntada ayer, pretendía que ante las dificultades para salir de la defensa local, Messi, como de costumbre, retrasara su posición hasta prácticamente la divisoria. Sin embargo, y pese a la elogiable puesta en escena de los jugadores atléticos, la superioridad inicial corrió a cuenta de los azulgranas, gracias a un devastador Leo Messi imposible de sujetar con semejante grado de inspiración. Al poder en el desborde que el argentino acostumbra, en esta ocasión sumó una precisión en el envío largo para conectar con Neymar, que por momentos recordó al inabordable rango de pase que hace una década exhibía Ronaldinho en la orilla opuesta del ataque del Barça. El otro gran socio de Leo durante estos primeros 25 minutos de dominio local, fue el también brasileño Dani Alves, que en su nuevo rol de lateral interiorizado combinó con el 10 de modo que, juntos, pudieran llevar el balón arriba.

Si en el lado derecho del ataque del Barça la clave defensiva rojiblanca era localizar las intervenciones de Messi lejos de los últimos metros, en la izquierda consistió en reforzar a un Juanfran normalmente perdedor ante Neymar con la presencia de Gabi en banda, justo por delante del lateral. Como contrapartida, por dentro la pareja Mario-Koke, que además acompañaba en la presión adelantada sobre la salida culé, regalaba espacio y la posibilidad de recibir a su espalda. Con Messi alejado y los pies de ter Stegen dispuestos para habilitar a cualquier compañero libre, el aprovechamiento de esta situación de vaciado correspondía al triángulo interior Rakitic-Iniesta-Luis Suárez, y fue el manchego el que más acierto demostró en la tarea, compaginando este rol central con la función de continuidad que con Messi y Neymar tan abiertos tienen los dos interiores. Luis Suárez, por su parte, tuvo un encuentro especialmente desacertado en lo técnico en las ocasiones en que intentó ganar la mediapunta.

Si al inicio del partido Messi y Neymar habían evidenciado llevar bien su relación a distancia con la bota izquierda del argentino a modo de cuenta Skype, con el transcurrir de los minutos hicieron buena la teoría del antropólogo Manuel Delgado cuando afirma que más tarde o más temprano hay que verse las caras allá donde «un beso es un beso y un golpe de porra es un golpe de porra», y visto el poco fruto que sus secundarios estaban sacando de la frontal, se echó de menos más proximidad entre ambos en zona caliente. El Atlético de Madrid, por su parte, haciéndose fuerte a partir del dominio de su área, empezó a darle la vuelta al guión del partido y a salir con facilidad a la contra gracias al tándem Arda-Koke. La disposición que Simeone había ordenado para su mediocampo acostaba a ambos sobre el mismo perfil, el de Dani Alves y la espalda de Messi, la cual amenazó con intención Siqueira desde el lateral. La transición culé se mostró débil, y sobrevivió en gran parte gracias a la excelente actuación de Gerard Piqué. El central catalán se benefició de que la posición contenida de su lateral derecho redujo las ocasiones en que tuvo que caer al costado, y se enfocó a defender un carril central en el que su figura se agiganta.

Con inercia visitante en el partido y el peligroso cero en el marcador, sobre la mitad del segundo tiempo Luis Enrique dio entrada a Xavi para que con el egarense sobre el campo Messi pudiera recibir más arriba, y paralelamente soltó a Jordi Alba de modo que Neymar se pudiera ir hacia dentro. El Barça empezó a encontrar la mediapunta, aunque ahora el Atlético ya la defendiera con Gabi junto a Mario, y una falta cercana a la corona desembocó en la pena máxima que adelantaría a los de casa. Inmediatamente después, Bartra ingresó al campo, en un movimiento que mandó a Mascherano al mediocentro y reubicó a Busquets como interior izquierdo, al tiempo que con el central canterano el equipo ganaba centímetros para defender a un rival que ya juntaba a Mandzukic, Raúl García y Raúl Jiménez en ataque.

El partido sirvió para medir la versión más competitiva del Barça de Luis Enrique ante un rival de altura. Para calibrarlo. Detectar los cimientos y los puntos en los que el suelo es menos firme. Una respuesta de máximo nivel sobre la que apuntalar y trabajar mejoras, saldada con una victoria importante que brinda credibilidad al proyecto y que deja la eliminatoria en ventaja para el Barça pese a que, a una semana vista, el desenlace final permanezca en el aire. Aunque no vaya a estar Godín.

Comments:1
  • agonco4 22 enero, 2015

    Me gustó mucho Ter Stegen dando seguridad a la salida con los pies tanto en corto como en largo, creo que a lo largo del partido solo falló un pase en largo y también destacar su saque largo con la mano que ayuda a relanzar más fácil los contraataques aunque por suerte, en este partido no pudimos ver sus actuaciones como portero.

    El Barça, por fin supo competir contra un equipo de su tamaño, esperemos conseguir un buen resultado para la vuelta y poder clasificarnos.

    Importante la baja de Godín que es el bastión de la defensa atlética y destacar también el desacierto de cara gol que tiene Suárez (creo que es ansiedad por demostrar su valía), en lineas generales sus actuaciones hasta ahora son buenas porque esta ayudando mucho a Neymar y Messi a la hora de dar profundidad y juego de espaldas.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: