Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

La primera bala, al aire

La primera bala, al aire

MiniestadiSe le va agotando el tiempo a Eusebio para encontrar el remedio que saque al Barça B del pozo en que se encuentra. Como si de un cortafuegos se tratara, el parón de Navidades sirvió para que el técnico rescatara del baúl el libro de instrucciones de sus dos primeras temporadas en el filial y dejara de lado la pretensión de un plan completo a cambio de remedios que sostuvieran la incompleta propuesta que viene mostrando su equipo. Antes de irnos de vacaciones escribimos: «Habrá que ver si el técnico vuelve a sus orígenes, lo que daría alas a hombres como Pol Calvet o a las opciones de ver a Sandro como delantero centro, y se las quitaría a Dongou o a la versión centrocampista de Halilovic«. Dicho y hecho, en el primer encuentro del nuevo año Halilovic cedía su sitio en el once a Calvet y arriba Sandro empezaba en punta con Dongou tirado a la izquierda. Más físico y capacidad de trabajo en la medular y concreción arriba, aunque tardaran poco el canario y el camerunés en volver a sus posiciones más habituales.

Los cambios surtieron el efecto que pretendió Eusebio, que no era lograr que el Barça B jugara mejor sino que se protegiera mejor de su mal juego. En este sentido, el filial sobrevivió buena parte del partido ante un líder de Segunda que además jugó mejor. El primer gol, de hecho, llegó después de un error de bulto, y la versión salvadora de Ortolá apenas apareció una vez antes de que, ya en el segundo tiempo, el cuadro culé se derrumbara. Con Calvet y Gumbau el mediocampo azulgrana ganaba en presencia, esfuerzo y colchón ante la baja calidad de los ataques, y además ocuparon mejor el circulo central cuando el Barça B iniciaba con Samper entre centrales, algo que sucede prácticamente siempre debido a los problemas que encuentra el equipo para salir jugando si el balón no pasa por los pies de su mediocentro. El inicio del juego, perfectamente defendido por la UD Las Palmas con un 1+2 formado por Vicente Gómez en la mediapunta y Araujo y Nauzet arriba, no era limpio, y tenía una dificultad extra en los pies de Bagnack a la hora de encontrar la despejada zona del lateral. El central camerunés es el eslabón más débil de un colectivo en problemas, pero Macky, pese a sus limitaciones, asume un protagonismo en el juego aparentemente impropio. No tiene la lectura ni el pie, y el sábado desaprovechó que el estrecho planteamiento defensivo canario permitía al filial salir sobre Grimaldo.

El lateral, que no estuvo especialmente entonado, fue de hecho el jugador sobre el que el Barça B encontró más descansos con balón una vez superada la altura de Bagnack, dentro de lo discreto de la propuesta general en campo rival. Calvet y Gumbau, dos perfiles más bien coincidentes, no asentaron mucho -sobre todo el gerundense- y arriba, con Adama perfectamente bloqueado por acumulación, hubo poco mecanismo colectivo para sostener la ofensiva. Escudriñando la inspiración individual, Eusebio no dejó de intercambiar las posiciones de sus tres hombres más adelantados. Si empezaron Adama en la derecha, Dongou en la izquierda y Sandro de nueve, y pronto los dos últimos intercambiaron sus posiciones, en la segunda parte fue Adama el hombre más adelantado con el camerunés en la izquierda y Sandro ocupando su tercera demarcación de la noche en la banda derecha, hasta que la entrada de Cámara colocara las piezas en zonas más naturales. Sin fortuna.

Muy castigado a nivel anímico, el equipo se vino abajo muy pronto en el segundo tiempo, y no lo levantaron las entradas de Cámara, Halilovic o Babunski. La dinámica es muy mala y necesita un golpe de efecto que ponga la máquina a funcionar. A Eusebio se le agota el tiempo y la primera medida no lo logró. Si sigue su propia hoja de ruta, la siguiente intervendrá arriba, donde Halilovic tiene muchas opciones de entrar.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.