Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Cuando al Barça le quitan el balón

Cuando al Barça le quitan el balón

Tiago_RakiticPocas dudas hay de que con el cambio de sistema de juego, de un mes a esta parte el F.C.Barcelona ha salido ganando. Como consecuencia de la reubicación de Leo Messi en banda derecha, del desequilibrio de Neymar y la profundidad de Jordi Alba en el lado débil, del nuevo rol de Dani Alves en el inicio de la jugada, la inspiración de Piqué o los movimientos de Suárez en punta de ataque, el conjunto de Luis Enrique ha dado con un plan identificable, coherente y que potencia a algunas de sus mejores piezas, con el cual parece aspirar a mostrarse competitivo ante cualquier rival. Todavía con evidentes campos de mejora y futbolistas que incorporar a la idea, la evolución es claramente positiva  y mejora, notablemente, lo que fue el equipo desde agosto hasta enero.

Puestos a buscarle peajes a la nueva hoja de ruta, posiblemente uno tenga que ver con una disminución de la eficacia defensiva cuando el equipo tiene que contener en campo propio. El Barça actual es un conjunto que amparado por el devastador potencial de su tripleta atacante acepta gustoso el intercambio de golpes en un partido de ida y vuelta. Su transición defensiva no es de cemento armado, precisamente, pero la ventaja tras pérdida que permite su nuevo plan de ataque, la sujeción de Dani Alves por detrás del balón e individualidades defensivas de la talla de Mascherano o Piqué,  posibilitan un mayor control de la misma. Paralelamente, el cuadro culé ha dado pistas de delegar en el contrario la decisión sobre quien tendrá la custodia de la pelota. La mayoría de adversarios lógicamente la ceden, y entonces pasa a ser, en su mayoría, propiedad del Barça, pero si el rival prefiere repartirla o incluso quedársela, sea de buen grado o a regañadientes los de Luis Enrique no lo discuten. Sucedió frente al Atlético de Madrid, aunque contra los colchoneros el botín fue tan suculento que no importó, y volvió a repetirse el domingo pasado ante el Villarreal en cuanto los azulgranas se pusieron por delante en el marcador con el 3-2. En esta ocasión los catalanes sí sufrieron, y con Messi cerrado encontraron menos salidas. Tuvo que mover el banquillo su entrenador para, con la entrada de Mathieu por Busquets, situar a Mascherano en el mediocentro y reforzar la retaguardia.

Consciente de que a Neymar o Messi no puede pedirle el mismo repliegue defensivo que a otros futbolistas -también porque las ganancias de tener a los dos cracks descolgados tras recuperación son enormes- durante los primeros meses de competición, Luis Enrique diseñó una defensa posicional en campo propio que exigiera a los dos un recorrido menor hacia su portería. Entonces ambos partían en ataque de una posición cerrada, como mediapunta uno y casi como segundo punta el otro, y la solución del asturiano consistió en que fuera el interior quien se abriera para emparejarse con las subidas del lateral rival al tiempo que Leo o Ney regresaban por dentro en un trayecto más corto. El mecanismo, también con limitaciones e inconvenientes, permitió dibujar dos líneas más o menos estables en campo propio a la hora de defender. Sin embargo, ahora que Messi y Neymar juegan mirándose de reojo la línea de cal, para el Barça defender en su mitad implica hacerlo con un 4+3 sin demasiado apoyo en los costados por parte de los centrocampistas que deja en soledad tanto a Dani Alves como a Jordi Alba, dos laterales, sobretodo el izquierdo, poco indicados para defender en un contexto más posicional, o que obliga a bascular en demasía a una medular poco poblada. El rival tiene más fácil atacar en superioridad, ganar línea de fondo a poco que mueva de lado a lado el cuero, y aunque en el área por arriba Piqué es un activo como pocos, el peligro está más cerca y las dificultades para salir a la contra son mayores.

Arriba una captura del partido de la jornada 3 entre Barça y Athletic de Bilbao con el sistema antiguo. Abajo, una captura del Barça-Villarreal del pasado domingo.

Arriba una captura del partido de la jornada 3 entre Barça y Athletic de Bilbao con el sistema antiguo. Abajo, una captura del Barça-Villarreal del pasado domingo.

Ante el submarino amarillo Lucho lo solventó con la presencia de Mascherano en el mediocentro, gracias a su mayor recorrido lateral y a su capacidad para barrer por el centro una zona mayor dando así más libertad a los interiores para ir a la ayuda en banda. La medida, además, situó junto a Piqué a un central con menos problemas que el argentino cuando tiene que ejercer en las proximidades del área. A priori, parece una de las dos soluciones del Barça para los momentos en que se vea obligado a defender en campo propio. La otra, evidentemente, es no tener que hacerlo, pero esto es otro debate del que ya habrá tiempo de hablar.

Artículos relacionados:

Comments:2
  • Halilović 10 4 febrero, 2015

    Dirira que Alba y Busi son los que mas sufren defendiendo en campo propio, ademas la banda izquierda con Alba y Iniesta es especialmente debil, supongo que el antidoto contra esto tendria que ser que el Barça aguantara un poco mas la pelota en zonas cercanas al area rival en algunas fases del partido para encerrar al rival atras y juntar al equipo arriba, tambien podria darse el caso de jugar en algun partido con un Mascherano-Rafinha-Rakitic para reforzar transicion defensiva y defensa posicional, viendo la evolucion que lleva el equipo tampoco me extrañaria.

    @Moren
    Bartu dijo q ficharian igual aunque incorporasen los jugadores para en invierno 2016, tendras eso en cuenta eso de cara a tu planificacion??
    Y cuando empezaras a publicarla? solias hacerla en estas fechas no?? 🙂

    Reply
    • Morén 4 febrero, 2015

      -Y Mascherano, no nos olvidemos de Mascherano que como central, cuando tiene que defender cerca de su área, sufre muchísimo y es una vía de agua a explotar muy jugosa para los rivales, sobretodo si se dispone de un nueve más o menos experto que conozca los entresijos de la posición.

      -Seguramente esta temporada la planificación se publique un poco más tarde, ya que será diferente teniendo en cuenta los condicionantes especiales que tendrá. Y será sin fichajes, pues cualquier otro escenario, personalmente, en principio no me parece realista.

      Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.