Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

El Barça de Lucho con ventaja en eliminatoria

El Barça de Lucho con ventaja en eliminatoria

Luis_EnriqueYa la tuvo en cuartos ante el Atlético de Madrid, pero entonces el gol de Torres la deshizo antes de cumplirse el primer minuto. Ayer la renta era mayor, y en todo caso el primero que golpeó fue el Barça, de modo que pudimos ver de forma más sostenida al Barça de Luis Enrique afrontar un partido de vuelta con el resultado en la ida de su lado. Por parte de los locales, además de la conocida ausencia de Bruno Soriano, Uche jugó arriba en lugar de Gio Dos Santos, posiblemente intuyendo Marcelino la vuelta de Mascherano al centro de la zaga y buscando con el nigeriano una arma con la que castigar al Jefecito en el juego directo. El once de Luis Enrique presentó, a su vez, la sorpresa de Montoya en el lateral derecho y la novedad de Rafinha en el interior de ese mismo perfil, como viene siendo habitual cuando los culés se enfrentan al Villarreal. Montoya, con un comportamiento más comedido, aseguraría un futbolista extra por detrás de la pérdida, mientras por delante sería tarea de Rafinha alternarse la amplitud con Leo Messi.

A diferencia de lo que viene sucediendo en las últimas semanas, el derecho no sería el único lateral azulgrana que guardaría su posición, pues tal y como ya se ensayó en Granada, tampoco Alba se proyectó con alegría por su carril en pos de sumar efectivos por detrás del balón. Así pues, el Barça modificó sus habituales escaleras en banda, que mantuvieron la primera conexión entre lateral y extremo, pero que introdujeron como innovación la presencia de Rafinha y Luis Suárez amenazando la espalda de los laterales rivales cuando salían en la persecución de Messi y Neymar. Sobre todo en la izquierda, pues en el perfil diestro la ausencia de Alves y la necesidad de desproteger el interior para que Rafinha se abriera, matizaban el mecanismo. Fue precisamente con Suárez corriendo a la espalda de Mario ante un desmarque de apoyo de Neymar, y con posterior intervención de Messi haciendo sangre de la baja de Bruno, que se originó la jugada del gol que prácticamente sentenciaba el pase.

Las dos escaleras del Barça en salida ante el Villarreal. Arriba la de banda izquierda (Alba-Neymar-Suárez) y abajo la de banda derecha (Montoya-Messi-Rafinha).

Las dos escaleras del Barça en salida ante el Villarreal. Arriba la de banda izquierda (Alba-Neymar-Suárez) y abajo la de banda derecha (Montoya-Messi-Rafinha).

A partir de entonces y hasta el descanso, el encuentro entró en una fase de desgobierno en la que el Barça extrañaba la figura de Dani Alves en salida y uno o dos puntos más de contención de su mediocentro en la presión. Busquets, otra vez, picó siempre, saltó a la presión cuando debía y cuando no, y vendió muy barata al Villarreal la recepción a su espalda. Uche, Vietto y un Cheryshev que pronto se trasladó al centro, ganaron posición interior con suma facilidad, pero por suerte para Ter Stegen y el resto de sus compañeros, quizá afectados por el gol tempranero de Neymar, pecaron de precipitación en las últimas decisiones. El ataque catalán, por su parte, y sobre todo tras el gol, transcurría con sus tres cracks y poco más. Alba quedaba sujeto, la nueva escalera de banda izquierda permitía que Iniesta permaneciera cerca de Busquets, y aunque Rafinha buscó la mezcla, fue más en zona de entreguerras que una vez alcanzados los metros finales. En este sentido, apuntar que la disposición en determinados momentos de Luis Suárez abierto a banda izquierda, dejó alguna nota interesante que fue más allá del buen hacer individual del uruguayo. Su recepción en el costado, por ejemplo, favoreció el intercambio de papeles con Neymar, que en no pocas ocasiones deparó al brasileño como el atacante más centrado del equipo con el charrúa ocupando el costado, y al mismo tiempo, esta menor sujeción de Ney a la orilla, acercó al teórico extremo izquierdo del equipo a la posición de Leo Messi para que los dos, junto a Rafinha, conectaran también en corto en otro día que para Leo fue de poca cal.

El descanso le sirvió a Marcelino para reajustar futbolística y anímicamente a su equipo, que en la reanudación buscó un dominio sobre el partido al que el Barça no supo o no quiso resistirse. El escenario, indefectiblemente, cambió a raíz de la expulsión de Pina y la entrada al campo de Xavi Hernández. Resultado de ambas cosas, el mando volvió a ser culé, y con Xavi en el interior derecho el Barça encontró la figura sobre la que hacer descansar una posesión más controlada, al mismo tiempo que Messi pudo adelantar varios metros su posición. A resultas de lo primero, los visitantes hilaron su ataque posicional más elaborado de la noche, una jugada de muchos toques a lo largo de la cual el 6 intervino en varias ocasiones como eje de la misma, y que finalizó con el tanto que cerraría el marcador. El de Terrassa es el único centrocampista de la plantilla del primer equipo que por características puede hacer eso, pero en todo caso la línea de Luis Enrique es otra. También con ventaja en la eliminatoria. Pista para el miércoles 18. 

Comments:2
  • Alan 5 marzo, 2015

    En el min.3 no puede ser que Messi te meta ya ese pase. No entiendo como Chery estaba solo con Messi, cuando anteriormente tenían siempre esa jaula para él en la banda con Jaume, Bruno (que hoy debía ser Pina), y Chery bajando a las ayudas. Más aún teniendo en cuenta que las llegadas de Montoya son taaaaan transparentes, no había que preocuparse apenas por él. Dios, es Messi, si teníamos alguna opción de pelear el pase a la final, pasaba por anularle lo máximo posible. Muy decepcionado con ese gol la verdad, apagó a la gente del estadio, y lo peor de todo, como bien dices, esa precipitación que nos condenó a llegar sin claridad.

    Por suerte, la decepción duró poco por que el esfuerzo moral que hizo anoche el villarreal fue tremendo. Ir perdiendo ante todo un Barça por 4-1 en la eliminatoria, y conseguir que la gente vuelva a creer que hay opciones no lo había visto nunca xD Y llegados aquí, tu dejas la duda de que al salir en la segunda parte, el barça no supo o no quiso resistirse. Yo estuve en el campo y la sensación fue muy clara hacia lo segundo créeme.

    Ojalá hubiese un Barça-Villarreal cada mes. Los 4 de este año han sido tremendos. Lastima que en el villarreal no podamos aspirar a mantener los jugadores, fichamos demasiado bien, casi no explotan y ya nos los están quitando xD

    Mira que yo solo venía a decirte que qué buen artículo, pero es que no se no enrollarme hablando y al final he caído aquí a desahogarme jaja

    Saludos y suerte Albert

    PD; El día del city jugamos con Xavi seguro 100%.

    Reply
  • Alan 6 marzo, 2015

    «Yo estuve en el campo y la sensación fue muy clara hacia lo primero*** créeme. »

    Para una vez que me animo a escribir, me equivoco xD

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.