Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Xavi, Jémez y el anzuelo

Xavi, Jémez y el anzuelo

Luis_SuarezAyer al medio día, el público de un Camp Nou casi lleno asistió a otro partido entre Barça y Rayo Vallecano de idéntico guión a los de las últimas temporadas y parecido desenlace. El conjunto de Paco Jémez, estos partidos, siempre los juega igual, con el equipo muy arriba, la defensa muy expuesta e imprimiendo al encuentro un ritmo de descontrol en el que si el equipo grande no pica el anzuelo, termina por imponer su mayor calidad individual. Luis Enrique ya demostró en la primera vuelta tener controlada la fórmula, y en esta ocasión en casa, repitió el plan. Su once presentó las novedades obligadas de Pedro y Mathieu por los ausentes Neymar y Busquets, y una de cosecha propia personificada en Xavi. El 6 ya había sido de la partida en Vallecas y, como entonces, su técnico le encomendó contra los hombres de Jémez un papel principalmente de asistente. El Rayo va arriba, deja muchos metros a su espalda y ningún interior culé conjuga la perfección técnica del de Terrassa con su visión de la asistencia.

Aún así, el primer tiempo costó más de masticar, pues la salida desde atrás encontró problemas y pocos mecanismos asentados, y arriba los balones que en la primera vuelta fueron para Neymar esta vez cayeron en los pies de un Pedro Rodríguez menos atinado, que profundizó para que los pases de los centrocampistas lo encontrarán, pero que no acertó a traducirlos en ocasiones de gol. El Rayo, por su parte, encontró pista de despegue por una banda izquierda que en octubre fue para Kakuta y ayer para Licá, y que tocaba defender a Messi, Xavi y Alves. De ella sacó más sensación que peligro, y tanto Mathieu como Claudio Bravo mantuvieron a resguardo el arco barcelonista. Quien sí pareció encantado en ese juego descontrolado tan de Premier League fue Luis Suárez, hiperactivo como siempre en contraposición a Leo Messi, abierto en la derecha y que no se puso de acuerdo con el partido en su primer tiempo. Los franjirrojos invitaban a transitar por dentro, y en este contexto durante los primeros 45 minutos aparecieron más Xavi e Iniesta que el argentino.

No fue así en la segunda mitad, tras la expulsión de Tito y un penalti que descorchaba el abordaje del pichichi. Desde entonces y hasta el final, Leo jugó principalmente por dentro y preferentemente arriba, apoyado en la presencia de Xavi en el interior derecho como sostén para su posición, incluso en un día no especialmente participativo de Dani Alves. El lateral brasileño será baja junto a Jordi Alba el próximo fin de semana en Eibar en un partido en el que veremos si está Mascherano. El argentino, mediocentro, vio su cuarta amarilla del ciclo, y con Busquets en el aire y el clásico a tocar, Luis Enrique puede plantearse no alinearlo en Ipurúa. Por si acaso, durante la última media hora de partido el cierre en la medular del Barça fue Ivan Rakitic, que ya jugó unos minutos ahí el miércoles contra el Villarreal en Copa, sin más complicaciones ante un Rayo ya vencido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.