Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Mediocentros por arriba y por abajo

Mediocentros por arriba y por abajo

Sergio Busquets y Mikel San José. Los dos mediocentros serán dos de las principales armas de Valverde y Luis Enrique para ganar la final de Copa. Una vez el Barça le dio a Busquets, con Messi y Dani Alves, el contexto que le es propicio, el juego del mediocentro catalán volvió a llenar como el de sus mejores tardes. Dando velocidad a la circulación en campo rival y partiendo de una situación ventajosa para intentar el robo, es el mejor Busquets, y con el mejor Busquets se da el mejor Barça. Ya lo sufrió el Athletic en San Mamés, en la que hasta entonces fue una de las más dulces actuaciones del equipo de Luis Enrique en la temporada, cuando una vez superada la primera línea de presión bilbaína, con el 5 como protagonista los culés dieron un ritmo al juego de combinación que desbordó a la zaga rojiblanca. Con Busquets en su salsa y el crecimiento experimentado por el ataque posicional del Barça en este tramo final de curso, pocos rivales resisten, y el Athletic 2014-15 no se ha caracterizado precisamente por ser fuerte cercando su frontal. Sí los centros al área y el juego directo. Por eso, para reencontrarse después de meses de buscar sin éxito un remplazo para el red devil Ander Herrera, Valverde halló la línea de resultados con una propuesta, precisamente, muy a la inglesa, de choque, disputa y balón aéreo.

Con Aduriz pivotando, Williams corriendo y Mikel San José encarnando desde el mediocentro la nueva idea. Abnegado en la porfía por hacerse con el rechace, gran contraargumento a los intentos en largo del oponente y dispuesto a sufrir, su consolidación en mediocampo en el puesto que fuera del Busquets vizcaíno, tuvo una contribución decisiva en la deriva competitiva que finalmente ha permitido a su equipo alcanzar la Final de Copa y la séptima plaza en la clasificación de Liga. La cara más británica del Athletic. En la otra, en la del balón a ras de césped, vive más incómodo en su nueva ocupación de centrocampista pues su cuerpo gira sustancialmente más lento que la pelota, pero si el balón vuela, es una de las grandes certezas de los leones. También en el área rival, donde su impresionante potencial en el remate puede poner perfectamente en aprietos al sistema defensivo más dominante de Europa a balón parado. Sin embargo la ausencia de De Marcos en el lateral abre el abanico, y una de las opciones que maneja Valverde pasa por devolver al navarro al centro de la zaga. Sería otro Athletic.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.