Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Mientras Edimar tuvo sujeto a Dani Alves

Mientras Edimar tuvo sujeto a Dani Alves

2015-05-02_CORDOBA-BARCELONA_32.v1430591059No fue como en Cornellà, aunque este pasado sábado también el juego se desarrollara prácticamente todo el tiempo en campo rival y en los pies de un azulgrana. También repetía Messi fuera del extremo y Neymar en posición centrada próximo a Luis Suárez. Pero a partir de aquí vienen las diferencias. En el Barça, Iniesta está vez no repitió rol de organizador,  y si ante el Espanyol la banda derecha fue un vacío activado, esta vez su ocupación con Leo venido al medio recayó en un inicio sobre Dani Alves. La recuperación de la versión más larga del lateral, trajo consigo consideraciones interesantes, como a Rakitic emulando su papel cerca de Busquets tanto en ataque como en defensa, y las primeras acciones de peligro del partido por parte visitante. Luis Enrique -todo apuntó a ello- tenía marcada en rojo esa posición a la izquierda de la defensa cordobesa como la zona a explotar.

Pronto, no obstante, se vio obligado a recular -él y Dani Alves- no tanto por la falta de éxito en la propuesta como por los daños colaterales que ésta estaba ocasionando atrás. Rakitic, ni asociándose en corto en la base de la jugada ni cortando la transición defensa-ataque del rival es lo mismo que el brasileño, y además tenía que enfrentar la dificultad extra que supuso que a la espalda de Alves no atacara un futbolista rival sino dos. Tanto por la derecha como por la izquierda, José Antonio Romero dio mucho vuelo a sus dos laterales para incorporarse al ataque cuando el Córdoba contraatacaba, una apuesta valiente, ya que dejaban tras de sí a la mortífera tripleta atacante del Barça, pero que se compensaba con un trivote en el centro del campo formado por Deivid, Luso y Krhin. Así pues, tras un par de carreras por banda izquierda del lateral Edimar, primero con Fidel y después con Bebé, que con el carril desocupado sacaban de su zona a Piqué y terminaban con centros peligrosos al corazón del área donde esperaba un muy activo Florin Andone, Luis Enrique volvió a fijar la posición de su lateral derecho.

A la izquierda la posición cercana a Sergio Busquets de Rakitic, con Alves abierto a banda y Messi centrado. A la derecha, la superioridad del Córdoba sobre la posición del lateral derecho azulgrana cuando Edimar se sumaba por su banda.

A la izquierda la posición cercana a Sergio Busquets de Rakitic, con Alves abierto a banda y Messi centrado. A la derecha, la superioridad del Córdoba sobre la posición del lateral derecho azulgrana cuando Edimar se sumaba por su banda.

A partir de entonces el juego se volcó sobre el carril central, una zona en la que el Córdoba acumulaba a muchos efectivos y trabajaba bien los espacios, y donde el Barça no encontró la fluidez con la pelota de estas semanas atrás. Con Messi muy participativo desde el origen de la jugada, acompañándola prácticamente de principio a fin y con el arco de su pierna izquierda listo para activar cualquier desmarque de un compañero, eso sí, el equipo rondó el área, la pisó con cierta asiduidad y supo generar varias ocasiones de peligro dos de las cuales se tradujeron finalmente en gol en los pies de Rakitic y Suárez antes de que el colegiado decretara la media parte. El uruguayo, a la postre protagonista con un hattrick, como viene siendo constante no dejó de sumar en cada jugada, y en esta ocasión hizo pesar especialmente su trabajo en el área. De cara a la reanudación, con el marcador ya de cara y ante el previsible bajón físico y anímico de su oponente, el Barça recuperó su primera idea, descolgó a Dani Alves, esta vez no le respondió Edimar, y de dos centros suyos a una área en la que a los centrales blanquiverdes les cuesta mandar, llegó la sentencia con dos goles. El análisis, después, ya no dio mucho de sí aunque hasta el final del partido todavía llegarían cuatro tantos más. Descansos para Iniesta, Mascherano y Rakitic, una nueva prueba juntando a cuatro delanteros en el césped -con Messi por detrás del punta y Pedro en la derecha- y buenas sensaciones para los cracks. El Barça llega pletórico de confianza y con sus mejores hombres en plena forma al trascendental partido del miércoles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.