Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

El descenso del Barça B

El descenso del Barça B

Tras perder ante el Leganés el Barça B certificó matemáticamente su descenso a Segunda B.Este fin de semana, con una nueva derrota en este caso en casa ante el Leganés, el Barça B certificó lo que había confirmado hace ya alguna semanas: la próxima temporada será equipo de Segunda B. Más allá de la lógica decepción por el descenso, perder la categoría implica agrandar el salto del filial al primer equipo, pero al mismo tiempo también, puede darle un mayor cojín competitivo para potenciar una formación del talento que desde hace algunos años parece haberse estancado. A fin de cuentas, Víctor Valdés, Iniesta, Messi, Sergio Busquets y Pedro ascendieron a la primera plantilla directamente desde 2ªB. En todo caso, esto sirve a partir de ahora, pero no tanto para valorar lo que ha sido la temporada, primero porque a tenor de las decisiones del club durante el curso, evitar el descenso era un objetivo marcadamente prioritario, y segundo porque este no ha llegado a cambio de una contrapartida en formación. No ha sido el mal menor a un trabajo para hacer crecer a las jóvenes promesas del filial, sino el resultado de un sinfín de malas noticas en el segundo equipo blaugrana.

La temporada de Adama ha ido de más a menos. Su incontestable desborde le otorgó el rango de jugador franquicia con Eusebio, que incluso diseñó un sistema de juego que lo contemplara como piedra angular, pese a su poca sintonía con Halilovic cuando el croata actuaba como interior derecho. Ya con Vinyals, su displicencia e irregular activación le hicieron entrar y salir del once, alternando tardes de provechoso desequilibrio con otras más anodinas.

La temporada del filial arrancó con la misión de volver a dar forma a un equipo que la campaña anterior había terminado en una espectacular tercera plaza, siendo no solo el mejor Barça B de Eusebio en cuanto a resultados sino también en cuanto a juego. El técnico vallisoletano, que al cargo del filial no había demostrado una gran capacidad para construir sistemas de juego especialmente ricos en ataque pero sí para hacerlos competir, conjuntó ambas cosas a partir de la posición de Denis Suárez en banda izquierda como origen del resto. Tal fue la superioridad y trascendencia del pontevedrés que la Segunda División no pudo retenerlo más tiempo y el Sevilla le ofreció la oportunidad de demostrar sus dotes en la máxima categoría. Sin él, Eusebio fue ambicioso, y en lugar de repetir recetas de otros años con menos cuerpo y más dependientes de la calidad pura de su plantel, emprendió un viaje de varias semanas a la búsqueda de una estructura y un plan de juego alternativo. Se propuso como meta lo conseguido el curso anterior, y quien sabe si fue justamente esto lo que le terminó por condenar.

Alejandro Grimaldo probablemente sea la noticia más agradable de la temporada en el filial. Desde un punto de vista futbolístico, su crecimiento ha sido evidente y ha venido a confirmar que se trata de un lateral muy completo y con grandes posibilidades con el balón. Tantas que en varios momentos fue la solución del Barça B para el vacío en mediocampo, y es que además de su calidad, Grimaldo ha sacado a relucir personalidad y coraje para echarse al equipo a la espalda en los momentos de más dificultad.

La irregularidad de los primeros compases se sobrellevó a base, sobre todo, del recuerdo difuso del plan antiguo, que daba al equipo ciertas pautas conocidas y una ruta ya explorada con Joan Román haciendo de Denis Suárez de baratillo en la punta izquierda. Hasta que en la jornada nueve, la solvente victoria ante el Alcorcón de la mano de una estruendosa actuación de Adama, pareció convencer al técnico de haber hallado por fin su nuevo camino. Durante algunas semanas le dio continuidad e insistió en la idea, pero ésta no devolvió la confianza con resultados. En parte porque arriba, con Munir y Sandro a las ordenes de Luis Enrique, faltaba mordiente, y porque la planificación del verano empezaba a revelar sus claroscuros. Sobre todo en mediocampo, el equipo adolecía de una inexplicable y alarmante falta de interiores. Contaba con multitud de mediapuntas, entre ellos el fichaje estrella Halilovic, a quien desde el principio se pretendió reconvertir en centrocampista, pero faltaba el paso intermedio entre el mediocentro y los tres cuartos, hasta el punto que fue Grimaldo, el especial lateral izquierdo, quien en muchos momentos asumió ese papel. Con buena nota, todo sea dicho.

Difícil primera temporada de Alen Halilovic en Barcelona, al que la lógica adaptación a un ecosistema nuevo se le ha juntado con un contexto futbolístico colectivo conflictivo y una demarcación nueva a la que le ha costado hacerse. La poca complementariedad que al inicio mostró con Adama apocó su juego, pero ya en el tramo final y tras algún roce con Vinyals, tiró de calidad y carácter pese a la complejidad, para hacerse notar incluso en un escenario que no le beneficiaba.

Tras varias jornadas de insistir en «el sistema de Adama Traoré» sin obtener resultados, las derrotas empezaron a hacer mella en un grupo muy joven que no contaba con ningún refuerzo experimentado como sí había sucedido otros años. Sin gol arriba ni seguridad abajo, se entró de lleno en una fase de nervios tanto en el terreno de juego como en la dirección, con los goles en propia puerta y a balón parado y los cambios indiscriminados en el equipo como síntomas por ambos lados. La dinámica señalaba claramente en dirección a las plazas de descenso y las soluciones que otrora habían servido a Eusebio para lograr que su equipo, sin un gran juego, lograra sumar, no estaban surtiendo efecto. Llegó el recambio en el banquillo. Llegó Jordi Vinyals.

A propósito de Gerard Gumbau probablemente haya cambiado más la expectativa que su rendimiento. Empezó la temporada con un rol de poca importancia pero se ganó un sitio en un conjunto sin interiores que le valió incluso para debutar con el primer equipo. Mejor cuando ha actuado junto a un mediocentro que no ejerciendo como pivote, y con problemas como central de emergencia, debería ser una pieza importante para el filial el año que viene en 2ªB.

El anterior técnico del Juvenil, desde el día uno tuvo claro su diagnóstico y la receta que iba a aplicar. El B marcaba poco y recibía mucho, y para remediar al menos una de las dos cosas, se dispuso a ordenar a un equipo que por entonces lucía perdido. Sacó a Patric del lateral y lo subió al mediocampo al tiempo que introducía en el centro de la zaga a un maduro y recuperado Sergi Juste. Su receta, sin embargo, chocó con la tipología de plantilla que tenía a sus órdenes. Los futbolistas formados en La Masia entienden otro fútbol, uno en que la seguridad defensiva se logra generando ventajas en ataque, jugando lejos del portero propio y obligando al rival a encarar la contra desorganizado después de haber perseguido durante varios segundos el balón en defensa. Precisamente, había sido el empobrecimiento del juego de ataque culé el que tantas veces había señalado las lagunas de la zaga en temporadas anteriores. Por el contrario, con el Barça B fortificando la frontal, metiendo los centrales en el área y a los interiores en la corona, el trabajo de Vinyals durante la semana parecía condenado a toparse con la inevitable aparición del error de unos defensas poco experimentados que interpretaban un libreto hasta cierto punto extraño para ellos.

Quizá el canterano que más ha acusado el mal año del filial sea Sergi Samper. Su juego es, al mismo tiempo, dependiente e impulsor del estilo, y sin él su fútbol y encaje han tenido altibajos. Mientras la idea de juego fue la de siempre, sufrió pero supo añadir registros a su fútbol, pero cuando el volantazo cambió la forma de jugar, se quedó sin sitio y cuando sí lo tuvo su aportación a ese nuevo proceder se vio limitada.

Pese a todo era el plan del entrenador, y seguro, ya que la primera victoria le era esquiva, apostó por reforzarlo. Cambió la organización del equipo, que durante algunas fechas se dispuso según un 4-2-3-1 que cerraba el acceso al área con las dobles parejas de centrales y pivotes, y que en ataque pretendía explotar, con espacios, la calidad individual de piezas como Adama, Munir o Halilovic. No resultó tampoco, y el planteamiento dio la impresión de haber llegado a un punto muerto en el que ni servia para sumar ni había otro por el cual sustituirlo. Solamente en las últimas jornadas, con el filial ya prácticamente defenestrado, la vuelta al 4-3-3 y un mayor apego al balón cambiaron el aspecto del conjunto azulgrana, ya sin el tiempo material para sobreponerse ni el ánimo en el grupo que tan meritoriamente había recuperado Vinyals en sus primeras semanas.

Pese al descenso, la temporada del Barça B también deja alguna buena noticia, y una de las más positivas es la aparición de Sergi Palencia. Vinyals le dio la alternativa en un lateral derecho sin dueño claro, y él se lo quedó en propiedad. En principio debería ser suyo también el curso que viene.

 Artículos relacionados: 

Comments:11
  • Halilović 10 2 junio, 2015

    Crees q Eusebio deberia haber probado con Halilovic arriba en la derecha a lo Denis Suarez, sacrificar a Adama o cambiarlo de banda para que el equipo tuviera mas facilidad de asentarse en cancha rival.
    En cuanto a Gumbau y Palencia, me parecen jugadores limitados para el A pero muy buenos para armar un buen equipo en 2B que ayude a crecer a los jugadores mas que a competir por algo, el B no esta para estar en tal o cual categoria, esta para formar jugadores.

    Y supongo que un dia u otro empezaras a hablar de planificaciones pero me gustaria preguntarte si ves al Rayo de Jemez como un buen sitio para ceder a jugadores como Adama, Munir, Ie, Halilovic… incluso a Deulofeu le podria ir bien… Pienso que el estilo de juego, lo q trabajarian y el entrenador serian muy favorables para curtirse y seguir creciendo personal y futbolisticamente.

    Reply
  • Iniesta10 2 junio, 2015

    yo con nivel para el primer equipo solo veo a Halilovic, Grimaldo y Samper. También creo que Munir puede llegar al primer equipo. Quizás sería el momento de una cesión a un primera, que podría ser el Celta o el Rayo.

    A Adama, Gumbau y Palencia no los veo con nivel para el primer equipo. Tampoco a Sandro. Sobre Adama me quiero extenter un poco, ya que considero que no es un jugador sobre el que construir un equipo (aunque sea en segunda A), ya que, a pesar de su velocidad y potencia, es bastante inpreciso, y tambien irregular. Para mi no tiene demasiado futbol, solo tiene una jugada, que es correr mucho, pero la velocidad sin control … sirve de poco. Creo que claramente fué un error sacrificar a Halilovic por Adama.

    También está Deulofeu, que tiene talento pero le falta madurez, y Denis Suarez, por el que se tiene que pagar para recuperarlo.

    Es pronto para que entren en el primer equipo, pero teniendo en cuenta que el Barça no podrá fichar hasta enero, veremos que pasa.

    Reply
    • Alberto 2 junio, 2015

      De acuerdo con todo lo dicho salvo con Adama. Creo que junto con Grimaldo (jugar que mas lejos me parece que va a llegar del b si le respentan sus rodillas) ha sido el mejor de la temporada. Vale que falla en la toma de decisiones,a veces es impreciso y siempre tiene la misma jugada, pero es que aun sabiendo lo que va a hacer, le ponian dos e incluso 3 hombres y lo acaba haciendo, daba una sensación de ser imparable tremenda.
      Y sobre todo, de acuerdo con que hay que ceder jugadores al celta y al rayo, pero sin duda, a ellos les vendrían genial y a nosotros tbien por su estilo de juego. Mas celta y rayo y menos sevilla

      Reply
      • Iniesta10 2 junio, 2015

        Yo a Adama lo veo un jugador muy sobrevalorado, a lo mejor estoy en un error, pero no le veo nada más que potencia. Es un tipo de jugador que a mi no me gusta, ni siquiera le veo precisión en el pase o desborde. Mucha potencia y fuerza física y poco talento. Es mi opinión. ¿Que puede jugar bien en segunda división, no te digo que no, pero del primer equipo ni hablar (al menos para mí).

        Y desde luego, yo creo que Halilovic en la posición de extremo derecho a pie cambiado hubiera sido mucho mejor para el B. Pero oye, no deja de ser una opinión.

  • Alberto 2 junio, 2015

    Nos lo veíamos venir todos desde hace mucho tiempo.
    Pienso que el barça tenia una plantilla para quedar entre los 10 primeros sin ningún tipo de problema. Yo era de los que pensaban que Eusebio debía salir porque no encontraba la formula, y se que suena muy ventagista, pero al segundo partido de Vinyals empece a echar muy de menos al primero.

    Reply
  • vi23 2 junio, 2015

    Yo creo que en el filial el estilo es lo más importante. Hubiese sido mejor descender con el estilo y con un paso adelante de Samper o Halilovic. La etapa de Vinyals ha sido lo más triste que le ha sucedido al Barcelona B en muchos años, en mi opinión

    Reply
  • Morén 2 junio, 2015

    @Halilović 10

    «Crees q Eusebio deberia haber probado con Halilovic arriba en la derecha a lo Denis Suarez»

    Desde fuera sí. Primero porque considero al croata como el principal talento del filial y opino que esa es la posición que mejor le va, segundo porque aunque su desborde es muy goloso, a Adama le veo un techo inferior al que vislumbran muchos, y tercero porque, ciertamente, ese Halilovic en banda podía solucionar al equipo varias cuestiones en clave táctica.

    – Yo no soy nada partidario de las cesiones de canteranos. Al menos de los canteranos con los que se espera contar luego. Salvo casos muy puntuales, el objetivo de la cesión no es que el jugador rinda en el equipo de destino, sino que eso le sirva a su regreso. En este sentido, jugar en el Barça siempre será distinto, y todo lo demostrado fuera cabrá ponerlo en cuarentena. En el caso del Rayo, además, creo que hay bastante mística alrededor de su estilo, esta temporada, mismamente, ha basado gran parte de su juego en los centros desde banda.

    @Iniesta10

    «yo con nivel para el primer equipo solo veo a Halilovic, Grimaldo y Samper.»

    Que no está nada mal^^

    Reply
    • Iniesta10 2 junio, 2015

      Ok Albert, es cierto, me ha sobrado la palabra «solo». Obviamente no he querido decir que me parecen pocos, sino que de todos los comentados solo a esos veo nivel potencial de primer equipo.

      Es una lástima que Deulofeu vaya de estrellita por la vida, porque está echando a perder su enorme talento, pero es que ya tiene edad de ponerse un poco las pilas.

      Reply
  • Iniesta10 2 junio, 2015

    De hecho, a mi me hubiera encantado que Halilovic (que es zurdo) hubiera jugado en el extremo derecho, para hacer la diagonal hacia dentro, y que Munir (que también es zurdo) hubiera jugado de delantero centro con movilidad para irse hacia la izquierda cuando Halilovic entrara hacia dentro, abríendole la defensa.

    Creo que a esa delantera le habría faltado un par de interiores con talento y un extremo izquierda diestro con mucho gol y que no la toque mal, pero igual era mucho pedir.

    Desde luego esa alineaciones en las que Sandro jugaba partiendo desde la banda derecha no me gustaban nada, porque Sandro es un 9, no un extremo, y en esa posición no hacía daño.

    Otra posibilidad habría sido tener un buen extremo izquierdo (el año pasado Denis Suarez) y jugar con Sandro de 9 y con Munir en la banda derecha, pero esa posibilidad no podía darse al no estar Denis.

    Creo que lo mejor habría sido construir el equipo a partir de Halilovic, hubiera requerido paciencia para su adaptación, pero futbolísticamente creo que era lo mejor.

    Reply
  • Iniesta10 2 junio, 2015

    Errata: en el tercer renglón del comentario anterior he querido decir que Munir debe moverse hacia la derecha, y no hacia la izquierda como he escrito.

    Reply
  • Iniesta10 2 junio, 2015

    Errata 2: Sandro jugaba en banda izquierda, no en la derecha.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.