Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Halilovic con Abelardo

Halilovic con Abelardo

Alen Halilovic en su presentación con el Sporting de Gijón. No hay que escarbar mucho para darse cuenta que la pasada no fue una campaña fácil para Alen Halilovic. Es suficiente reparar en qué emociones transmitía el croata durante su primera pretemporada como azulgrana y confrontarlas, después, con las que dejó en la segunda que hace pocas semanas terminaba. Lo que en su momento fue ilusión, descaro y hasta cierta insensatez se transformó en un dibujo mucho más timorato y miedoso con el error de la joven perla de Dubrovnik. Consecuencias del primer revés sustancial de quien siempre ha sido estrella precoz. A Halilovic, en Barcelona, le tocó perder dos batallas. La individual tuvo que ver con el paso fallido del extremo al interior, en una plantilla que poniéndoselo difícil no le ofrecía un acompañante claro por delante del mediocentro para que guiara la transición, y sí al absorbente y condicionante Adama Traoré en su mismo perfil. En la colectiva, comparece un equipo con multitud de problemas, que en ningún momento supo encontrar una línea de juego estable sobre la que Alen pudiera apoyar su aclimatación. Dos derrotas que con apenas dieciocho años castigaron la confianza de quien había sido señalado casi desde la cuna.

Ahora llega al Sporting de Abelardo y el escenario parece propicio para que todas las partes ganen con la unión. Tanto el uno como los otros necesitan lo que pueden darse. El de Gijón es un proyecto humilde y un equipo joven que fía buena parte de sus bazas a la solidez defensiva. Fue, con holgura, el conjunto menos goleado de la Liga Adelante (solo recibió 27 goles en 42 jornadas) y tras sus dos primeros partidos en la máxima categoría, la portería de Iván Cuéllar se mantiene impoluta. En ataque, su apuesta es vertical pero en ocasiones echa de menos un extra de claridad en los metros finales. Halilovic debe ser eso. El futbolista que sin cambiarle la marcha a la ofensiva sportinguista, le dé el toque extra que aclare la jugada. Una conducción en tres cuartos que atraiga atenciones, un cambio de orientación desde la banda derecha o, simplemente, un segundo con el balón detenido para ordenar la precipitación. A su alrededor, Jony desde la izquierda y Toni Sanabria, un punta con facilidad para activar a la segunda línea de equipo, deberían ser buenos socios del croata. Si todo encaja y el Pitu logra darle al jugador la forma que todavía no tiene, el Sporting ganará una pieza que le hace falta, Alen un lugar donde reecontrarse y el Barça el invernadero en el que hacer madurar a su joven talento.

Artículos relacionados:

Comments:3
  • Iniesta10 3 septiembre, 2015

    efectivamente, Alen lo pasó mal la temporada pasada, jugando fuera de su sitio, sin la libertad de movimientos a la que estaba acostumbrado, … esperemos que esta temporada se reivindique.

    Reply
  • Halilović 10 3 septiembre, 2015

    Para que el crezca puede ser una ocasion fantastica, mediapunta cerrado de 4-4-2, ademas que tendra que trabajar mas en defensa para tapar al lateral y seguramente ganara fisico, si todo va como parece y tiene humildad para trabajar duro, ahora para que vuelva al Barça y juegue ya lo veo mas dificil, ese puesto no tiene oposicion posible. Igual el año que viene tenemos que hablar de una cesion al Villarreal.

    Reply
    • Iniesta10 4 septiembre, 2015

      Es que ahí es nada, su posición es la de MESSI. En el Barça como mucho de suplente. No había pensado en el Vila-Real, pero sería un paso adelante.

      Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.