Si Luis Enrique sorprende

Si Luis Enrique sorprende

Luis Enrique y la posible sorpresa del Barça contra el Madrid. Al primer clásico de la temporada pasada el Barça llegó imbatido en Liga. Sumaba 22 goles a favor y ninguno en contra, pero la derrota en el Parque de los Príncipes ante el PSG fue un aviso para Luis Enrique. La sensación que dejaba aquel inicio era que el equipo resultaba menos sólido de lo que indicaban los números y ante la posibilidad de salir trasquilado contra un Madrid que venía de exhibirse en Anfield, Lucho se protegió. Lo hizo como entonces todavía se hacía en Barcelona, ambicionando más balón y control desde su acaparamiento, y por eso alineó de nuevo al mediocampo de Guardiola dejando en el banco al recién llegado Rakitic. Pese a todo, el partido fue para los blancos y pasaron varios meses hasta que el Barça hallara un plan que convenciera más que aquel de las primeras jornadas y que pudiera sustituir al pasado. Llegó con el cambio de año y a fuerza de rodaje y victorias se hizo prácticamente invencible, y tras un verano sin caras nuevas, la línea se trazaba recta. Las lesiones, sin embargo, han incorporado un punto de incertidumbre al planteamiento que ponga el equipo en liza mañana en el Santiago Bernabéu. Todo pasa por Messi, evidentemente, y aunque sin él el Barça ha seguido ganando y siendo mejor que el resto, algo nos dice que si finalmente el argentino no puede jugar de inicio la puerta a la sorpresa no está cerrada del todo. Nos lo dice, sobre todo, el once que Luis Enrique dispuso hace dos semanas para medirse al Bate Borisov y que tuvo apariencia de prueba.

Extrañamente en él, el técnico azulgrana juntó a cuatro centrocampistas sobre el césped con Sergi Roberto subido a la nube y empezando como teórico extremo derecho. Lo fue, pero en los veinte minutos que se jugaron hasta que Rakitic se lesionara y con la entrada de Munir todo tomara un aroma más conocido, Roberto también intercaló apariciones por dentro generando superioridades en la media. Fue, digámoslo así, la síntesis del lateral y el interior que ha sido este curso pero localizando su juego varios metros más arriba. Recibiendo entre líneas e intercambiando posiciones con Rakitic fue el cuarto centrocampista que puede querer Luis Enrique para ganar control sin Leo, y picando al espacio y apretando al lateral, el extremo que quizá pretendía ante un Madrid con Marcelo. La lesión de Rakitic, sin embargo, no solo nos privó a nosotros y al técnico de testar el experimento durante los noventa minutos y quizá también frente al Villarreal, sino que en caso de ser una alternativa real para mañana la deja a expensas de la recuperación del croata. De no llegar a tiempo, a Luis Enrique no le quedarán muchas opciones más para formar con cuatro centrocampistas. Una podría ser Mascherano, y ciertamente es una decisión que actuaría directamente sobre la posible conducción de Bale, e indirectamente en ese duelo con Benzema que atormenta al argentino clásico tras clásico, pero que sin duda no sería a cambio de nada. Desplazar a Busquets del núcleo, aunque el jugador haya demostrado entenderse bien con Neymar desde el interior izquierdo, puede ser especialmente delicado si se cumple aquello de que el Madrid salga a buscar arriba al Barça.

Comments:3
  • Rafa 20 noviembre, 2015

    Crees que tiene mucho que ver el hecho de que Munir y Sandro parecen (a nivel de calidad individual) no estar a la altura de un partido de estas características?
    Además, crees que Luis Enrique le da importancia especial a ganar en posesión de balón incluyendo a un 4o centrocampista? O lo ves más relacionado con Marcelo?

    Reply
  • George Best the best 20 noviembre, 2015

    La entrada de Mascherano creo que no desplazaría a Busquets a la izquierda (está Iniesta), sino a la derecha. Y creo que de no jugar Messi, sería S Roberto el que haría de 7. En todo caso, la opción de Masche en el centro creo que tendría dos motivos: la marca de Bale en la posición de mediapunta y reforzar el juego aéreo atrás con Vermaelen o Matthieu.
    Otra cosa es lo que se pierde con balón desplazar a Busquets del eje, que es mucho.
    Veremos…

    Reply
  • Morén 20 noviembre, 2015

    @ Rafa

    Yo, por lo menos, sí creo que de haber variante se deberá en gran parte a que Luis Enrique entienda que Sandro/Munir no están listos para salir de inicio en un partido de la magnitud de este (o estas menos listos que las otras alternativas que tiene). Creo que se tarta, sobre todo, de una forma de alinear a «los 11 mejores», y que de haber estado, por ejemplo, Pedro, la variante tendría muchas menos opciones.

    Sobre lo de la posesión/control, opino que por regla general no es algo que preocupe demasiado a Luis Enrique, pero que concretamente en los clásicos ha valorado más que en el resto de partidos. Pienso en los dos de la temporada pasada y recuerdo la entrada de Xavi en el once del primero y la actitud mucho más horizontal que tomó entonces en el equipo comparado con lo que venía siendo; o incluso en el segundo clásico, en el que de inicio el Barça le baja unas cuantas revoluciones al ritmo de juego respecto a su línea habitual.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: