Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Cuántos puntas contra el Barça?

Chicharito Hernández y Bellarabi durante el partido que enfrentó a su equipo con el Fútbol Club Barcelona.

¿Cuántos puntas contra el Barça?

Chicharito Hernández y Bellarabi durante el partido que enfrentó a su equipo con el Fútbol Club Barcelona. Los dos encuentros que ha disputado el Barça con el Bayer Leverkusen en fase de grupos han tenido, al menos, dos cosas en común. Una es que los alemanes le jugaron a los de Luis Enrique con dos atacantes partiendo desde el carril central, y la segunda es que en ambas ocasiones esto provocó serios problemas a la pareja de centrales culé. Es un escenario poco habitual para el conjunto catalán, que suele ver como incluso los oponentes que en su día a día sí usan una pareja de delanteros, cuando se miden a los azulgranas acostumbran a prescindir de uno de los dos para reforzar el mediocampo. Roger Schmidt, en cambio, en ambos duelos ha planteado lo contrario, pues ha situado a Bellarabi, al que más habitualmente vemos jugar en banda, al lado de Chicharito en el frente de ataque. Si en Camp Nou la estrategia del entrenador germano fue fecunda en el arrastre a bandas de los centrales y el aprovechamiento de la igualdad numérica con éstos apareciendo entre líneas y amenazando el espacio a su espalda, ayer el resultado de la propuesta tuvo más que ver con la atracción de todo el entramado defensivo del Barça hacia un mismo punto central.

Con los dos puntas locales trabajando de forma insistente sobre Bartra y Vermaelen, la pareja tendía a recular alejándose así de las posibles ayudas, lo cual, o bien abría una puerta a la oportunidad, o bien obligaba a que éstas se replegaran también. Samper, Rakitic, Adriano y Jordi Alba, progresivamente, fueron atraídos hacia la frontal aún cuando el esférico todavía no la rondaba, algo a lo que también contribuía que tanto Mehmedi como sobre todo Çalhanoglu, los dos teóricos hombres de banda, buscaran la salida interior. En definitiva, una defensa doblada sobre sí misma como un papel apretado en un puño, que permitió la aparición más o menos libre, por sorpresa, de piezas como el lateral Wendell o el multiplicado Kampl, en la izquierda aprovechando el vacío que genera Messi y en la derecha obligando a Munir a jugar muy retrasado. Evidentemente, el partido en clave culé, dada la situación de partida y su posterior desarrollo, da pie a pocas lecturas, pero la elección de Schmidt propone una cuestión de interesante planteamiento. Sobre todo porque va en la dirección contraria de la que siguen la mayoría de técnicos cuando juegan contra el Barcelona y porque, pese a la eliminación, en ambos partidos resultó elocuentemente incómoda.

· Artículo relacionado: Victoria sin coronación

 

Comments:3
  • Halilović 10 10 diciembre, 2015

    Habria pasado lo mismo con Mascherano, Piqué y Busi? Y porque no descanso Jordi Alba ayer, no es de los mas cargados de minutos?

    Reply
  • RS 10 diciembre, 2015

    No pude ver el partido y dadas las circunstancias sólo me interesa saber una cosa: ¿Cómo jugó Samper? ¿Empieza LE a darle más protagonismo?

    Saludos.

    Reply
  • Morén 10 diciembre, 2015

    @ Halilović 10

    – Probablemente no en la misma medida porque por ejemplo Bartra tuvo más problemas de los que un central en su situación debería, pero fíjate que en el artículo menciono también el Barça-Leverkusen del Camp Nou en el que los alemanas durante 45′ también crearon muchos problemas desde la doble punta, y aquel día jugaban los tres que comentas. Como todos los planes tiene cosas buenas y cosas malas, pero teniendo en cuenta que éste es uno al que el Barça no se mide muy a menudo, creo que plantea cuestiones interesantes.

    – El tema de los descansos creo que es uno de esos en los que debemos asumir que la diferencia entre la información que manejamos nosotros y la que maneja el cuerpo técnico, es demasiado grande.

    @ RS

    Yo creo que en líneas generales su actuación fue positiva. Sobre todo durante el primer tiempo que es cuando más metido en general estuvo el equipo. Tuvo algún problema en defensa y algún error en el pase de más, pero sumó bastante a la estrategia del equipo de tener controlada la salida desde atrás para que el Bayer no pudiera darle al partido el vértigo que normalmente persigue.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.