Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Cambios con victoria

Cambios con victoria

Barca_B_Espanyol_BSi la revolución emprendida estas navidades en los despachos tenía como objetivo revertir la dinámica de resultados negativos del filial, los pasos parecen haberse dado en la buena dirección a tenor de las victorias en los dos últimos choques. El pasado fin de semana, esta vez en el Mini, el Barça B de Gerard López cosechó su segunda victoria consecutiva que, en líneas generales, siguió un camino parecido al que sirvió el triunfo en Tarragona. El grueso del equipo titular fue el mismo que ante La Pobla, con las únicas novedades de Godswill en el lateral derecho y Perea -otro de los recién llegados- por Dongou -otro de los que han enfilado la puerta de salida- en la punta derecha. Repitieron, pues, tanto Gumbau en el centro de la zaga como Sergi Samper en el interior derecho, ya que la medular volvió a completarse con Fali y Xemi para ganar en recorrido y supervivencia. El primero especialmente se ha hecho rápidamente con el puesto y rol de sostén, dándole al cierre el aplomo defensivo que nadie había sabido darle y multiplicándose para equilibrar durante esas fases en las que, ahora, el filial concede el favor de la posesión a sus rivales y espera atrás.

Que el Barça B ha mejorado sensiblemente su seguridad en estos tramos lo demuestra que Gerard Gumbau, otrora transparente como central, pudiera aportar alguna de sus virtudes como la altura en la defensa del juego directo o su pie izquierdo para iniciar desde atrás, sin desnudar ni romper la estructura de la zaga culé. Pero Fali no solamente cumplió ante el Espanyol B con determinadas labores de contención, sino que Gerard le encomendó el papel de limpiaparabrisas también con el balón en poder de los azulgranas. Fue él quien, con Samper de interior, al comienzo abrió el esférico a banda y banda desde el círculo central. La recuperada fortaleza atrás permitió al técnico barcelonista ocupar los carriles en ataque con los laterales, y tanto Moi como Godswill llegaron muy arriba a lo largo de los primeros compases, una medida que vino acompañada de la concentración por dentro de la tripleta atacante. Romera y Perea buscando el área y Cámara la corona, quisieron aumentar la intimidación rematadora de este Barça B distinto, la primera vez que, más o menos completo, se mostraba ante su público.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.