Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Lo que Gündogan le dará a Guardiola

BERLIN, GERMANY - APRIL 20: Ilkay Guendogan of Dortmund looks on prior to the DFB Cup semi final match between Hertha BSC Berlin and Borussia Dortmund at Olympia Stadium on April 20, 2016 in Berlin, Germany. (Photo by Stuart Franklin/Bongarts/Getty Images)

Lo que Gündogan le dará a Guardiola

El fútbol de los equipos de Pep Guardiola emerge desde el centro del campo y desde el centrocampismo. Lo primero tiene que ver con la zona en la que erigirse dominador para, a partir de ella, mandar sobre el resto, y lo segundo con la tendencia del de Santpedor a dar entrada a centrocampistas más allá de la línea de medios. Centrales, laterales, falsos extremos, falsos nueves… repasando se podría hasta cubrir un once completo con los medios que el técnico catalán ha utilizado en cada una de las demarcaciones de sus equipos. Al llegar a Múnich hace ya tres veranos tras dar por concluida una obra difícilmente superable en el Barça, uno de los problemas que se encontró fue el restringido acceso al tipo de centrocampistas que su estilo requiere. La fuente de La Masia regaba el Camp Nou, y Modric, Verratti y compañía eran fruta prohibida. La plantilla del Bayern albergaba grandes mediocampistas como Javi Martínez o Bastian Schweinsteiger, que sólo unos meses antes habían mandado con autoridad sobre la Champions League, pero a falta de esperar y trabajar mucho en una evolución de Thiago Alcántara que, para cumplir con esas funciones, hoy todavía está por llegar, el plantel no le proporcionaba centrocampistas «de los suyos». Faltándole y sin muchas posibilidades de cazarlos, el camino que emprendió fue el de inventárselos. Crearlos.

Los primeros afectados fueron Philipp Lahm y Toni Kroos. El primero, sorprendentemente desplazado al mediocampo ya durante la pretemporada, se mantendría como una de las señas de autor del paso de Pep por Alemania, brindándole una segunda vida a uno de los laterales más determinantes del continente. La reconversión de Kroos, sin embargo, muy probablemente fuera la transformación más importante, no sólo por lo exitoso del cambio sino por el peso que éste adquirió en el panorama futbolístico de los años posteriores. Bajo el manto de Guardiola, Toni pasó de ser un mediapunta que por delante del balón funcionaba como alternativa más pausada a un Bayern eminentemente vertical, a uno de los cerebros más dominantes del continente, metrónomo de la Alemania campeona del Mundo en Brasil, así como del actual campeón de la Champions League. A Guardiola, no obstante, Kroos solamente le duró un año, y con las mismas incertezas en el mercado, cuando su engendrado director puso rumbo al Santiago Bernabéu, Pep repitió procedimiento. Volvió a mirar a lo que le daba su propia plantilla, detectó en David Alaba las virtudes que estimó necesarias para convertirlo en otro de sus centrocampistas, y cinceló una nueva función para su hasta entonces lateral izquierdo, igual que había hecho antes con el derecho.

Ahora, vuelta a empezar en Manchester, su primera incorporación fue la de uno de esos centrocampistas que le pudieron faltar inicialmente en Múnich y que el de Santpedor necesita para su sala de máquinas. Uno al que, en esta ocasión, sí podía echar el lazo. Antes incluso de ser presentado Guardiola como nuevo técnico skyblue, Ilkay Gündogan ya era jugador del City. Pep lo necesita, en una plantilla en la que dispone de mediapuntas para jugar en el tercer escalón del mediocampo, de un jugador tan versátil como el brasileño Fernandinho o de laterales con los que continúa experimentando. Pero ninguno de ellos es un gestor del juego como tal, un centrocampista de posesión, un futbolista que desde una plaza de interior o de mediocentro asuma la dirección y el ritmo. Ya en este inicio de campaña, en plena aclimatación y asimilación de nuevos conceptos de juego, uno de los aspectos que más está echando de menos el equipo de Guardiola en el fútbol a oleadas de la Premier, es que los suyos puedan juntarse arriba a través del pase atrás. En parte porque todo es muy nuevo y tanto la herencia de equipo como el marco del campeonato inglés empujan, pero posiblemente en parte también porque en el once citizen no haya todavía a quién devolvérsela siempre, y si lo hay está más vinculado al pico del área que a la zona sobre la que pueda reposarse un ataque. En el City de Guardiola ese futbolista debería ser Ilkay Gündogan, quien por suerte para el técnico catalán desde el martes ya se entrena con el grupo.

Artículos relacionados:

 

 

– Foto: Stuart Franklin/Bongarts/Getty Images

Comments:3
  • Iniesta10 25 agosto, 2016

    Fue una lastima su lesión de espalda. Yo, en su momento, prefería el fichaje del turco-alemán que el de Rakitic.

    En aquel momento, todavía no vislumbraba el Barça de los delanteros, seguía pensando en Ilkay como centrocampista organizador, porque tiene un juego parecido al de Xavi.
    Maldita lesión, porque creo que encajaba como anillo al dedo, y, aunque no nos podemos quejar, el Barça de los delanteros ni mucho menos era incompatible con Ilkay.

    Muy de acuerdo con el post, creo que Guardiola lo necesita, y le irá muy bien su presencia. Será un jugador fundamental en su equipo (si las lesiones le respetan).

    Reply
  • jerry gonzalez 26 agosto, 2016

    Me gusto la mención de como Pep se ‘inventaba’ a sus centrocampistas y de como ayudo a los que ya tenia a evolucionar. Pero también es claro que aprendió mucho del valor de este tipo de centrocampistas con alguien como Sergio Busquets, y creo que de alguna forma este jugador fue el que mas moldeo el estilo de Pep que luego aplicaría en otras ligas.

    Reply
    • Morén 29 agosto, 2016

      No termino de verlo^^. Si algo conocía Guardiola antes de ser entrenador era justamente esa demarcación del campo y el estilo, diría yo que ya le venía de serie. Siempre ha sido muy claro respecto a eso, sin ningún renuncio ni atisbo de duda sobre ello. Casi que yo lo formularía al contrario teniendo en cuenta cómo aparece Busquets en el horizonte de aquel Barça.

      Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.