Rakitic para Messi | Découpage Nº 8

Barcelona's Croatian midfielder Ivan Rakitic (R) is congratulated by teammates defender Jordi Alba (L) and Argentinian forward Lionel Messi after scoring during the Spanish league football match Athletic Club Bilbao vs FC Barcelona at the San Mames stadium in Bilbao on August 28, 2016. / AFP / ANDER GILLENEA (Photo credit should read ANDER GILLENEA/AFP/Getty Images)

Rakitic para Messi | Découpage Nº 8

Nadie acusa como Ivan Rakitic las ausencias de Leo Messi. El croata, ubicado sobre el campo en el mismo carril de partida que la estrella culé, y a menudo como su compañero más cercano, es la pieza cuyo comportamiento y funciones están más estrechamente ligadas a los distintos roles que puede desempeñar el 10 en el sistema barcelonista. Es su satélite, y en base a él orbita. Si toda evolución en el juego del argentino resulta rastreable en las líneas maestras del resto del equipo, es en la figura de Rakitic que el rastro se descubre de forma más evidente. Los cambios de Messi lo cambian a él, sus presencias le otorgan la mayor parte de sus sentidos, y sus ausencias suelen castigarle con una orfandad sobre el césped que en ocasiones le hace verse perdido. De hecho, de los dos encuentros de Liga que el Barça ha tenido que afrontar desde la lesión de Leo, Rakitic no ha disputado ninguno, y en ausencia del diez sólo suma minutos en Mönchengladbach, un encuentro que le vio irse al banquillo con su equipo por debajo en el marcador. Con la vuelta ya próxima de Messi a los terrenos de juego, sin embargo, Ivan recuperará su contexto, el que lo convierte en un elemento de encaje perfecto en el mecanismo azulgrana y en un activo, por lo tanto, de mucha importancia en su funcionamiento.

rakitic-1Una de las atribuciones más destacadas y constantes de Rakitic a lo largo de los partidos consiste en darle a Leo la réplica en banda. El argentino, que de partida inicia abierto pero a quien se le confiere libertad total para acudir al centro, con frecuencia descubre la zona del extremo derecho con tal de influir en otras zonas, y es cuando esto ocurre que Ivan se disfraza de hombre de cal y acude a la teórica demarcación del extremo para mantener ocupados los tres carriles del ataque. El movimiento de Messi, que a menudo invade su zona, le invita a visitar otros rincones del campo, y en estas el de la banda derecha es de los más comúnmente desocupados. Hasta tal punto llega el intercambio, que es frecuente encontrarse a un Barça con Leo perfectamente alineado como interior derecho y a Ivan abierto en la orilla.

rakitic-4El argentino, además de una tendencia hacia el carril central que le es propia desde sus inicios, de un tiempo a esta parte y relacionado primero con la pérdida de protagonismo de Xavi, con la definitiva salida del seis después y finalmente con la de Alves, ha aumentado su influencia en zonas más retrasadas. Su destino ya no sólo es el área o la mediapunta, sino que cada vez acude con más regularidad a las inmediaciones del círculo central. Es un Messi más centrocampista. La respuesta de Rakitic, constante compensación, consiste en tomar forma de delantero. Escalar hacia la frontal, situarse como hombre más adelantado en el perfil derecho del ataque, mantener abierta la opción de un pase que bata línea y aprovechar los espacios a la espalda del mediocampo rival que haya podido originar la atracción generada por Messi.

rakitic5Esta temporada, el perfil diestro en el esquema azulgrana cuenta con una nueva variable. Sergi Roberto es el lateral, y lo es de un modo distinto a Dani Alves. Más profundo, normalmente más exterior y por regla general, también, más adelantado. Si el brasileño durante las dos últimas campañas habitualmente se alineaba más con la línea de medios que con la delantera, el ímpetu y empuje físico del canterano le permiten subir una y otra vez al último escalón del juego durante los partidos, siendo él, a menudo, quien termina por ocupar la punta derecha que Messi deja vacía. Para Rakitic queda entonces un tercer rol enfocado a la cobertura. Un papel de escudero que ya en su momento le encargó Luis Enrique, pero que la evolución del equipo terminó por no necesitar. Ahora, con el nuevo escenario que plantea Sergi Roberto, ha vuelto.

rakiticAl hablar de novedades, sin embargo, en este inicio de curso hay que rescatar un segundo aspecto que Rakitic ha incorporado a la paleta que da color a sus funciones. Siempre en el ciclo culé había resultado un hombre más relacionado con los espacios que con el cuero, que tenía en el desmarque una acción característica de su desempeño. La progresiva tendencia del Barça a trasladar su lado fuerte a la izquierda, reforzada por la evolución de Iniesta, la salida de Alves y la consecuente búsqueda de nuevos socios por parte de Messi, sin embargo, han dado sentido a una serie de nuevos movimientos sin balón del croata. Al espacio buscando el pase cruzado por el carril del 6 tal y como también hace Roberto por el del 2, o limpiando la diagonal hacia Leo con un barrido similar al realizado por Denis y que analizamos aquí, Ivan tiene un nuevo cometido.

 

*Découpage: Durante los años cuarenta, el mundo de la crítica de cine en Francia, con publicaciones como Paris-Cinéma y L’Avant-scène a la cabeza, se sirvió del término ‘découpage’, que hasta entonces aludía al guión técnico de una película, para designar el proceso a partir del cual se procedía a la partición en planos y encuadres de un film a posteriori, en el interior de una secuencia, para su mejor observación.¹

Artículos relacionados: 

 

– Foto de portada: Ander Gillenea/AFP/Getty Images

Comments:4
  • Roque 11 octubre, 2016

    Entonces quien hace el trabajo de Alves compensando defensivamente y guardando su posicion, recuerdo que en aquel gran articulo de despido a Dani Alves comentabas que este era uno de los deficits a cubrir tras su marcha.

    Es q sin Messi no tenia mucho sentido Rakitic en mediocampo, era un buen momento para darle algo de descanso, me hubiera gustado que le diese minutos a Rafinha en el interior, tener mas balon y dominar con el al rival.

    Creo q el sabado se vienen muchos cambios en el titular, quizas un once parecido al dia del Alaves.

    Reply
    • Morén 11 octubre, 2016

      Pues por el momento, un poco ese Rakitic que fija la cobertura por detrás del lateral derecho como en aquellos primeros meses de la 14-15, un poco nadie y un poco el juego con balón, que imagino es el hilo del que se tratará de tirar.

      Reply
  • Luis Glez. 11 octubre, 2016

    Gran artículo Albert, no sólo sobre Rakitic sino sobre todas las funciones del sector diestro. Nada más que pueda aportar la verdad. 😉

    Reply
  • Riera 11 octubre, 2016

    Nada más ver el título, me han entrado ganas de leer el artículo. Buen trabajo, Albert. Gracias.

    El 1-3.4-3 de Luís Enrique va tomando forma, así como dejando dudas por el camino. Un sobrevuelo por los partidos del Barcelona nos ha permitido constatar que Busquets recibe entre centrales, los laterales se sitúan a la altura de los interiores y que, en el vértice izquierdo de la portería del rival, queda huérfano un espacio que ocupa Iván, dibujando un 1-3-4-3 sobre un 1-4-1-4-1 de partida.

    Las dudas que genera el sendero que ha tomado el equipo, según mi opinión, se encuentran en una línea defensiva donde, si Busquets se sitúa entre los centrales (unos metros más adelantado), éstos tienen que desplazarse horizontalmente, dejando desnudo a personalidades como Piqué.

    Entre las soluciones que se han observado, se pueden encontrar el desplazamiento de Busquets a un costado, dejando el centro para Piqué, lo que tendría lógica al acercarlo dónde Messi inicia el 1 contra 1, quedando cerca de la hipotética pérdida, o centrando la posición de los laterales, tal y como hemos visto los últimos años en los equipos de Guardiola. Se pierde amplitud, sin embargo, se ganan efectivos por detrás de la línea del balón en caso de pérdida.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: