Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Sin Neymar contra Osasuna

Barcelona's Argentinian forward Lionel Messi (R) and Barcelona's Brazilian forward Neymar warm up before the Spanish league football match FC Barcelona vs Real Madrid CF at the Camp Nou stadium in Barcelona on December 3, 2016. / AFP / PAU BARRENA (Photo credit should read PAU BARRENA/AFP/Getty Images)

Sin Neymar contra Osasuna

– Las soluciones de Caparrós

Farolillo rojo de Primera División, desde hace tres jornadas Osasuna se ha encomendado a Joaquín Caparrós para revertir la delicada situación del conjunto rojillo. Tres jornadas saldadas con tres derrotas de las que todavía no ha salido el equipo base, la idea sobre la que empezar a edificar la salvación. Caparrós todavía tiene que encontrar a su Osasuna, un conjunto que hasta su llegada mostró debilidades en casi todas las fases del juego que aún no se han podido corregir. Limitaciones tanto de índole individual como colectivo que hasta la fecha han dibujado a un cuadro navarro vulnerable atrás y con dificultades para el gol: sólo el Granada ha encajado más goles y sólo el Leganés ha marcado menos. Con acreditado bagaje en lograr lo primero, Caparrós, no obstante, cuenta para lo segundo con determinadas armas que, encauzadas, pueden resolver algunos de los problemas que por el momento ha tenido el ataque rojillo. La autosuficiencia de Sergio León, el juego directo de Oriol Riera o Rivière, la osadía por banda de Berenguer y Jaime Romero o el golpeo de Roberto Torres o Miguel de las Cuevas pueden convertirse en recursos en los que encontrar puntos. Joaquín tendrá que dar con aquellos que más le convengan y que mejor encajen con un Osasuna, el suyo, que todavía está por llegar.

– Un Barça sin Neymar

Los actuales problemas de juego del Barça tienen una ventaja para sus rivales, y es que para poner en dificultades al conjunto de Luis Enrique ahora mismo sirve cualquier plan. Las presiones adelantadas como las que le presentaron la Real Sociedad, el Celta o el Manchester City lo incomodan, y los repliegues como los del Málaga o el Alavés, también. No hay una receta a la que los oponentes deban ceñirse sino que tienen la oportunidad de ser ellos mismos y tratar de presentar batalla con las armas que en el día a día les hacen fuertes. Como las de Osasuna todavía están por definirse, cabe en la previa cualquier escenario posible, tanto uno en el que Caparrós busque atacar la salida de balón culé como una que rete a su ataque posicional desde una posición defensiva más baja. En ambas, no obstante, constará la baja por sanción de Neymar, principal argumento azulgrana corriendo en profundidad al espacio y máximo regateador del cuadro barcelonista. Ganando la espalda a una defensa especialmente lastrada por los balones en profundidad de sus rivales o agitando desde el dribbling un hipotético repliegue, el brasileño habría sido uno de los focos ineludibles del plan de Luis Enrique. Sus alternativas ofrecen otras cosas: un cuarto centrocampista, la opción de formar con dos puntas o los trucos de Arda Turan

– Los errores de Osasuna

Sea cual sea el planteamiento por el que opte finalmente Osasuna, su éxito, más allá de la aplicación colectiva de la propuesta, va a depender mucho de la capacidad que tengan sus futbolistas de esquivar una tendencia al error individual que en estos primeros meses de Liga se ha convertido en el principal talón de aquiles del conjunto navarro. La poca seguridad transmitida hasta la fecha por Nauzet bajo palos, los desaciertos a la hora de tirar la línea del fuera de juego, la escasa contundencia defendiendo centros al área, los errores posicionales, las imprecisiones técnicas, las situaciones mal resueltas… han puesto muy difícil a Osasuna poder ofrecer una respuesta competitiva en sus partidos sin acusar, tanto moral como futbolisticamente, alguno de estos golpes prácticamente autoinflingidos. Tanto yendo arriba como esperando abajo, como más probabilidades ha tenido el equipo en estas 14 jornadas de perder ha sido merced a un fallo propio y muchas veces no forzado. Una fragilidad, palpable también en el juego a balón parado, otro de los grandes males rojillos en lo que llevamos de competición, potencialmente letal ante un Barça que pese a no atravesar por su mejor momento de juego, sigue contando con los puños más afilados del mundo a la hora de intercambiar golpes. A Messi o a Luis Suárez, Osasuna no podrá regalarles nada.

– Momento Umtiti

El fichaje de Umtiti este verano tenía una doble vertiente. Por un lado el francés venía a completar la plantilla como una tercera opción al puesto de central, que asumiendo los minutos de Bartra y Vermaelen y buena parte de los de Mathieu, ofreciera a su entrenador un rendimiento menos alejado que el de éstos respecto a Mascherano y Piqué. En segundo lugar, la incorporación de Samuel también tenía una visión a futuro, como posible relevo en el once de gala de uno de los treintañeros que integran la pareja titular. En este sentido, el arranque de curso del capitán argentino ha dejado, por lo general, más oscuros que claros, una situación revertible a la que él mismo ya se ha sobrepuesto en otras ocasiones pero sobre la cual al Barça le conviene estar preparado. Superada su última lesión, pues, seguramente sea momento de seguir insistiendo en el francés para reincorporarlo rápidamente a la dinámica y poder seguir testando, próximamente, las garantías competitivas del jugador. Ante Osasuna, por lo pronto, Oriol Riera o Emmanuel Rivière le presentarían el tipo de dificultad ante la que más incómodo se ha mostrado hasta ahora, la de un delantero corpulento que sepa usar su cerpo y sobre el que su equipo vuelque el juego directo.

Artículos relacionados:

 

– Foto: Pau Barrena/AFP/Getty Images

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.