Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

La Real Sociedad y la presión

SAN SEBASTIAN, SPAIN - NOVEMBER 05: Head coach Eusebio Sacristan of Real Sociedad de Futbol reacts during the La Liga match between Real Sociedad de Futbol and Atletico de Madrid at Anoeta stadium on November 5, 2016 in San Sebastian, Spain. (Photo by David Ramos/Getty Images)

La Real Sociedad y la presión

De los diez tropiezos que acumula el Barça esta temporada, probablemente ninguno ha dolido tanto a los culés como el que sufrieron en Anoeta. Por estar tan claramente sobre aviso, por la jerarquía con la que se desplegaron los de Eusebio en el terreno de juego y por la impotencia de las respuestas que pudieran barajar los catalanes. Aquella noche, la Real Sociedad no le permitió ser. Apenas encadenó pases en campo rival, no pudo llevar el peligro que acostumbra sobre la portería de Rulli e, incluso, le resultó especialmente costoso cruzar la divisoria con continuidad. Construyendo el discurso del partido alrededor de su presión y defensa adelantada, los txuri urdin anularon a los azulgranas. Cuando como sucedió entonces la Real es capaz de desplegarse en campo rival, ascendiendo a través de sus circuitos habituales, esto es, de su carril izquierdo, de la conexión entre Illarramendi y Zurutuza, y de la opción directa buscando a Willian José, su momento es un reto que pocos rivales están siendo capaces de contener. Toca fácil y fluido, sujeta con el nueve, desequilibra con Vela y profundiza con Oyarzabal, pero, sobre todo, domina territorialmente el juego.

Se juega allá donde ellos tienen ventaja, levantando diques para que el balón no se salga de ahí, gracias a la presión en ventaja, a la omnipresente y espectacular presencia de Illarramendi y al trabajo de los centrales a modo de circunstanciales barrenderos. Luis Enrique tiene herramientas para responder a la defensa adelantada realista mejor de lo que lo hizo en Liga, y mismamente un presumible y medio anunciado regreso de Andrés Iniesta, junto a Rakitic, ofrecería una solución de calado que en noviembre el equipo echó de menos. Pero, no obstante, esta temporada viene siendo una constante cierto grado de sufrimiento cuando el rival dificulta el inicio de la jugada culé. Respecto a la temporada pasada, la eficacia del Barça en esta fase del juego en concreto, se ha resentido, en parte porque Ter Stegen tiene mejor pie pero todavía peor lectura de la que exhibió Bravo entonces, en parte porque Dani Alves en estos lances resultaba un activo como pocos y en parte por las actuales dudas acerca del inquilino y las funciones del interior derecho. Además de en base a una hipotética mejora colectiva de la táctica e individual de los interiores, el otro gran argumento del Barça para no sufrir lo que sufrió entonces en Anoeta para salir en ventaja de su propia mitad, es el estado de forma de su tridente de ataque, muy probablemente el mejor de lo que llevamos de curso y todo un aval a la hora de lograr ganancias desde una posible inferioridad contextual.

Junto a la recuperación individual de su ataque, las últimas semanas en el cuadro barcelonista han venido caracterizadas por su apuesta por una presión intensa y, en ocasiones, de origen más defensivo que ofensivo. Menos dependiente de lo que acostumbra de la forma en cómo previamente se ha perdido el balón, con Messi como símbolo, Busquets de abanderado y la participación de interiores, laterales, Suárez y Neymar. Y precisamente, ante una presión tan feroz y agresiva como la que le presentó el Sevilla de Sampaoli es como más impedido se ha visto a la actual versión de la Real Sociedad, cuando hace dos semanas los hispalenses pagaron a los de Eusebio con su propia moneda. Una presión que les impidiera ocupar cómodamente sus posiciones más allá de la divisoria y que, por lo tanto, les limitara ser quien son. Una lucha por el discurso, por la localización del juego, en la que venciendo los andaluces maniataron las principales armas que semana tras semana exhibe esta Real.

Artículos relacionados: 

 

– Foto: Photo by David Ramos/Getty Images

Comments:1
  • Alfonso 19 enero, 2017

    Excelente análisis !! A mi particularmente me dejo en KO el ultimo partido que tuvimos contra la Real Sociedad. Es que me dio la sensación de que todo cuanto pasó en el partido, fue porque la Real quería que pasara.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.