Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Roberto en los dibujos de Valverde

BARCELONA, SPAIN - AUGUST 20: Sergi Roberto of FC Barcelona thumbs up during the La Liga match between FC Barcelona and Real Betis Balompie at Camp Nou stadium on August 20, 2017 in Barcelona, Spain. (Photo by Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

Roberto en los dibujos de Valverde

Aunque su vuelta a los terrenos de juego fuese formando parte, desde el lateral derecho, de un Barça que mantuvo el rombo en su mediocampo, Sergi Roberto puede ser para Valverde la llave táctica que le permita volver a un dibujo con tres delanteros. Todos los esquemas tienen aspectos positivos y otros puntos más desfavorables, y el que recientemente ha venido adoptando el Txingurri no es una excepción. Con él ha logrado el técnico culé un mayor control defensivo a través de la presión adelantada, ha multiplicado presencias en el carril central, opciones de pase a la espalda del mediocampo contrario y alineado a los futbolistas disponibles con mayor jerarquía competitiva. A cambio, sin embargo, ha renunciado a cierto grado de profundidad, ha desocupado definitivamente ambas bandas por delante de los laterales y ha restado compañía a un Luis Suárez necesitado de ella. Puesto todo en la balanza, la incursión de un cuarto centrocampista en el once ha compensado. El regreso de Sergi Roberto, no obstante, es ahora especialmente relevante porque abre la puerta a hallar ese cuarto elemento que añadir a la línea medular, camuflado en el lateral derecho.

Se trata de un mediocampista de formación que ya con Valverde ha constado desde el lateral en misiones relativamente interiorizadas, vinculadas a la recuperación y la administración del cuero. No resulta un caso extraño, pues en Europa un nuevo paradigma de lateral ha dado lugar tanto a defensores cada vez más involucrados con la sala de máquinas (Lahm, Marcelo, Dani Alves, Guerreiro, Filipe Luis…) cuando no, directamente, a medios reubicados en uno de los lados de la zaga (Kimmich, Henrichs, Delph, David Alaba…), sino más bien el resultado de un periodo de mimadas salidas desde atrás y eficaces presiones sobre los centrales. Vinculando a Sergi Roberto, desde el lateral derecho, más con el círculo central que con la profundidad por banda, encontraría Valverde el pretexto para poder prescindir de una de las piezas del rombo y así dar entrada a un tercer atacante en su lugar, sin que la línea de medios pasase a estar ocupada por un futbolista menos. Juntaría Ernesto lo que le aporta jugar con cuatro centrocampistas y la parte buena de alinear tres delanteros, ya sea pensando a medio plazo en la recuperación de Dembélé, en las actuales buenas sensaciones de Paco Alcácer cuando acompaña a Luis Suárez y en cómo esta compañía repercute positivamente en el rendimiento y la aportación del uruguayo.

De todos modos no todo es tan fácil. Hasta el momento, a excepción hecha del último precedente contra el Celta en el Camp Nou, la variante de formar con cuatro centrocampistas Valverde la ha utilizado, principalmente, contra los rivales de más entidad. Atlético de Madrid, Juventus, Valencia o la visita a San Mamés han sido sus escenarios. Los adversarios que con más calidad son capaces de amenazar al Barça y que, por lo tanto, pueden situar frente a Sergi Roberto un compañero de baile más peligroso. El catalán, la temporada pasada, sufrió sobre todo en este tipo de situaciones en las que un oponente de entidad y naturaleza encaradora lo obligaba a afrontar el partido desde muchos de los conceptos de su adaptada posición que al canterano no le son propios. Defender el uno contra uno y la posterior salida del delantero hacia fuera en dirección a la línea de fondo, por momentos dibujó a Sergi como una debilidad individual que con extremos como Douglas Costa, Gonçalo Guedes, Yannick Carrasco, Hazard, Coman, Ribery, Sané, Draxler o Neymar, varios de los adversarios que se cruzarán en su camino pueden tener la tentación de reproducir.

Artículos relacionados:

 

– Foto:  Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

Comments:1
  • ggh 11 diciembre, 2017

    A mi no me convence del todo el Sergi Roberto como lateral. Con un Semedo mas sobrio defensivamente, creo que pueden haber situaciones donde Sergi se pueda situar directamente como falso extremo y de ahi llevar a cabo sus funciones de gestión y presión. O quizás reemplazar directamente a Rakitic en la posición de interior derecho, donde el equipo queda mas desprotegido pero ya con un lateral de oficio y un extremo dedicado a la profundidad.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.