Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Si no sigue Ronald Koeman…

FC Barcelona 2021-22

Si no sigue Ronald Koeman…

Una de las decisiones que deben marcar el rumbo de la planificación deportiva del FC Barcelona de cara a la temporada 2021-22 es el futuro de su banquillo. En una estrategia como la que, se presume, pretende recuperar el Barça, donde el modelo deportivo del club y del equipo sobrepasa a la figura del entrenador y, de hecho, es precisamente ésta la que responde a la idiosincracia de la institución, el nombre del técnico no es el todo que marca las líneas maestras, pero sí un factor que las condiciona. Uno de los principales encargos de la secretaría técnica es el de proporcionarle al entrenador las mejores herramientas para alcanzar el éxito, y como cada técnico utiliza las herramientas de una forma distinta, contar con uno u otro obliga a ajustar el sentido de determinadas operaciones. Sin ir más lejos, por ejemplo, probablemente una planificación que contemple la continuidad de Ronald Koeman al frente de la nave culé deberá diseñar una plantilla más adaptable a un sistema con tres centrales que si el encargado de dirigirla es otro.

La elección, sobre el papel, no es sencilla. Por lo particular de la temporada barcelonista, por la compleja situación económica del club, por lo excepcional del momento a nivel global, y por la dificultad de encontrar una respuesta evidente a la pregunta sobre un hipotético futuro entrenador. Con Julian Nagelsmann confirmado como nuevo técnico del Bayern, los dos finalistas de Champions con clara intención de mantener a sus directores, Roberto De Zerbi cerca de cerrar su pase al Shakhtar Donetsk, Ten Hag renovado por el Ajax y, todo apunta, Xavi Hernández al margen del difícil reto de dar forma al proyecto que deje atrás a quienes fueron eternos a su lado, la lista de candidatos es rácana en nombres y en certezas.

Al respecto, una de las opciones que sobre el papel más podría encajar con las necesidades y situación del Barça en caso de optar por un relevo en el banquillo es la de García Pimienta. La suya es una figura fundamental en el desarrollo que ha tenido el filial azulgrana durante las últimas tres temporadas, pues ha abanderado una reformulación del Barça B que hoy guarda mucha relación con los retos que se le pueden presentar próximamente al primer equipo. Y es que, durante años, el club entendió a su filial desde la óptica de una dicotomía. De dos realidades excluyentes. Por un lado, la de la formación, y por el otro, la de la competición. Entendía que el crecimiento y evolución de sus talentos más jóvenes no podía ir de la mano de la exigencia de competición, motivo por el cual implantó una estrategia en la que se rodeó a estos futbolistas de incorporaciones de futbolistas de más edad, sin proyección de primer equipo, encargados de sostener sobre sus hombros el rendimiento competitivo mientras los canteranos se formaban apartados de esa responsabilidad.

La llegada de García Pimienta al banquillo del Barça B significó romper con esta línea, y pasar a una concepción de la formación vinculada al rendimiento. Formarse era también competir. Los éxitos o los fracasos deportivos del filial, pues, volverían a depender de sus promesas, y de su capacidad para traducir en rendimiento sus cualidades y talentos. Donde antes estuvieron Fali, José Antonio Martínez, David Costas, Ruiz de Galarreta, Jesús Alfaro o Alberto Perea, pasarían a estar Araújo, Riqui Puig, Collado, Monchu, Carles Pérez o Jandro Orellana. Si el futuro inmediato del primer equipo pasa por acotar mucho sus opciones en el mercado y tener que utilizar competitivamente a los frutos de La Masia, la experiencia de García Pimienta en el filial se vincula de forma muy directa con esta necesidad y con una plantilla en la que hombres como Araújo, Mingueza, Dest, Pedri o Ilaix Moriba ya han tenido que asumir un protagonismo muy importante este curso.

También su claro vínculo con un modelo futbolístico que, presumiblemente sin acceso a nuevas individualidades incontestables, el equipo va a tener que potenciar. Especialmente cobra sentido su relación con los extremos, posición desde la que transcurrió su carrera como futbolista, y que en sus equipos suele verse muy potenciada. Carles Pérez, Álex Collado, Kike Saverio o Konrad de la Fuente pueden dar fe de ello.

Ocurre que un vestuario como el del primer equipo es un mundo a parte. A pesar de haber coincidido con varios de sus integrantes en etapas anteriores, Pimienta no lo conoce ni como jugador ni como técnico. Y es que como explicaba muy lúcidamente Julio Velasco, el trabajo del entrenador no es hacer, sino conseguir que otros hagan, de modo que lograr la credibilidad y la autoridad delante del grupo son cuestiones vitales previas al desarrollo técnico o táctico del equipo. Por ello, una hipotética elección de García Pimienta debería ir secundada de forma ineludible por una planificación deportiva que le pueda facilitar el proceso. Una planificación adaptada al perfil del técnico, a sus herramientas y a los peligros que pueda encontrarse, y en la que la correcta estructuración de la plantilla le proporcione una ayuda.

Próximos capítulos:

  • Ordenar las piezas
  • El futuro de Leo Messi
  • La delantera
  • La defensa
  • El mediocampo

 

– Foto: Felipe Mondino

Comments:5
  • Shenzhen2020 17 mayo, 2021

    Yo creo que Koeman ha hecho un buen trabajo: coge al equipo completamente roto, sin alma, y con Messi fuera, pero lo revitaliza, gana la Copa, pelea por la Liga siendo el mejor equipo de la segunda vuelta, devuelve el buen ánimo a Messi (que esto no es solamente mérito suyo, claro), deja un legado de futbolistas sobre el que poder construir algo (Ilaix, Mingueza, Araujo, Pedri, un ‘nuevo’ De Jong) y ha sacado de la oscuridad a otros futbolistas que pueden dejar unos buenos euros en las arcas del Club (Griezmann y Dembélé).

    Ahora bien, hacer un buen trabajo no implica que sea el adecuado para empezar la siguiente temporada… si es que se comienza una nueva era. Si Messi no renueva va a ser imposible que el equipo aspire a ganar los títulos importantes y, por tanto, Koeman puede seguir ‘limpiando’ la caseta y apostando por gente joven sobre la que edificar el futuro del Club. En definitiva, seguir haciendo trabajo sucio. Pero como todo hace indicar que Leo sí va a continuar, y eso conlleva la exigencia de pelear por la Liga y mejorar ostensiblemente en la Champions, creo que Ronald no ha de seguir. Si nos centramos en lo puramente deportivo, ha sido un técnico que ha restado en la gestión de los partidos, y eso es insostenible. Además, el mal final de temporada se está cargando lo bueno que había construido, y reflotarlo una segunda vez me parece harto complicado.

    Yo creo que apostaría por Pimienta o por Jordi Cruyff ya que no veo a Xavi saliendo de Qatar justo tras haber renovado. Laporta no se va a atrever con De Zerbi y Ten Hag acaba de renovar con el Ajax, así que todo apunta a solución de la casa. Creo que García Pimienta es super necesario en el filial, y más tras el no ascenso a LFP, así que yo firmaría a Jordi por un curso. Arriesgado… pero más arriesgado es no arriesgar.

    Reply
  • djs 17 mayo, 2021

    Si sale Messi, se abre la puerta para hacer tábula rasa con la vieja guardia tanto en forma de salida como en protagonismo. La situación económica y la incertidumbre en el mundo del fútbol hacen imposible reemplazar a golpe de talonario. Se queda una plantilla con los jóvenes comandados por De Jong, gente del filial y talentos emergentes traídos de fuera…
    Es la tormenta perfecta para Marcelo Bielsa. Solo él puede ilusionar al propio equipo, a la afición y sacar algo en claro (puede que no títulos) de esta situación.

    Reply
  • Josep 17 mayo, 2021

    No soy tan partidario de su salida porque las otras opciones no me parecen mas viables que la suya a dia de hoy, creo que si sigue y le traen jugadores mas adecuados( los que pide el: Depay, Wijnaldum… NO!) realmente puede ir sentando unas bases para el medio-largo plazo. El Barça aunque mantenga a Messi dificilmente podra montar un equipo que a priori sea candidato a ganar la champions sea con Koeman o con otro tecnico. Si Koeman mejora en algun aspecto como dosificación y rotación de los jugadores y lectura de los partidos, mas algunas piezas que mejoren el conjunto se puede seguir creciendo.

    Reply
  • Pedri8 18 mayo, 2021

    En mi opinión Koeman ya no puede seguir. Hubiera podido seguir si el equipo hubiera competido la liga hasta el final, la ganase o no, pero el equipo se ha hundido precisamente cuando podía competirla. No hemos ganado ni al madrid ni al atletico en ningún partido, y hemos perdido muchos muchos puntos en casa contra equipos inferiores.

    Tampoco creo que puedan/deban seguir algunas vacas sagradas. Un partido dura 90 minutos. No puede ser que el equipo solo pueda competir 45 minutos, porque un partido dura 90, no 45. Jugadores como Busquets o Piqué salen retratados en muchos goles, pero no solo son las vacas sagradas, también Lenglet, Umtití, y otros que ni siquiera han contado, como Pjanic, del que yo esperaba bastante más.

    En mi opinión, pese a que Ronald ha hecho una meritoria temporada, y ha rejuvenecido un poco al equipo, en realidad estamos como al final de la temporada anterior, con algunas caras jóvenes que deben continuar, pero con los mismos pesos pesados que controlan el vestuario, … y con los mismos vicios de siempre desde ya hace bastantes temporadas.

    Sin posibilidades de que venga Guardiola, Negelsman, ni Ten Hag. No siendo todavía el momento de Xavi, que acaba de renovar con el Al Sadd, y creo que sería inadecuado que fuera él el que tuviera que limpiar un vestuario repleto de excompañeros y amigos personales, y con un Jordi Cruyff que llegaría en diciembre, que es cuando se desvinculará de su actual club, solo queda García Pimienta para realizar la limpieza y apostar por un equipo muy joven. Él mismo ha declarado que se siente preparado para este reto, y pase lo que pase, creo que la nueva directiva siempre le agradecerá que dé un paso al frente, por lo que, mientras continúe esta directiva, siempre tendrá sitio en el club. Creo que es el hombre adecuado para hacer estos primeros pasos en el proyecto deportivo, entre otras cosas porque es el que mejor conoce la cantera del Barça, mucho mejor, en estos momentos, que Xavi, y que Jordi Cruyff. Con García Pimienta el club se asegura un hombre conocedor de la cantera que puede hacer que el club gane tiempo para el desembarco de Jordi y Xavi, que apuntan a hombres fuertes del proyecto deportivo, y que por tanto, no conviene quemarlos demasiado pronto.

    Reply
  • Víctor 18 mayo, 2021

    Difícil papeleta de cara a elegir al inquilino de la próxima temporada. Koeman ha perdido el crédito que la había dado hace unas semanas el crecimiento que parecía que había conseguido. Es cierto que ha conseguido potenciar a un buen número de jóvenes talentos y su trabajo hay que valorarlo como tal, pero no parece ser un entrenador con nivel para el Barça y no ha conseguido dar con la tecla ni aportar soluciones cuando siu plan principal flauqueba. Pero por otra parte parece que se han esfumado todas las alternativas que se intuían con cierta viabilidad (Nagelsmann, Ten Hag, De Zerbi…).

    Albert, ¿qué pros y contras ves en apostar por la continuidad de Koeman?

    Comentas los requisitos que verías fundamentales para dar el banquillo a García Pimienta. ¿Crees que para el regreso de Xavi sería necesario hacer esa misma labor o no la ves tan importante?

    ¿El próximo curso lo ves más 2º año de transición (soltar lastre, entrenador «de paso» que podría ser RK…) o crees que en la situación actual se podría iniciar un nuevo proyecto en serio?

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.