Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

FC Barcelona 2006/2007

FC Barcelona 2006/2007

Víctor Valdés

Históricamente, la portería del Barça es una de las posiciones más complicadas de defender debido a la presión que supone jugar en un equipo con su idiosincrasia, obligado siempre a todo, donde el mínimo exigible es siempre ganar. Un portero azulgrana, además, debe “sufrir” la filosofía ofensiva que de manera perenne practica el equipo culé. Esto provoca que en las escasas ocasiones en que el contrario disfruta de una ocasión de gol, el portero tenga todos los números de estar vendido, en inferioridad numérica respecto a los atacantes y, generalmente, con el equipo volcado en ataque. Por estos motivos, un portero del Barça no sólo tiene que solucionar sin complicaciones las ocasiones “parables”, sino que además debe parar situaciones a priori imparables. Para un portero del Barça no sirve la frase de Di Stéfano que exige a un portero que no meta dentro de la portería las pelotas que van fuera y que con las que van dentro haga lo que pueda. Así, porteros reputados, y aparentemente de gran calidad como Vitor Baía, Reina o Bonano, en los últimos años se han visto engullidos por la presión. Sirvan como muestra la imagen del portero portugués abandonando el Camp Nou entre lágrimas tras un partido de Copa del Rey frente al Atlético de Madrid, o el hecho de que un portero con experiencia en un Mundial como Lopetegui, sabiendo que al día siguiente sería titular, pasaba la noche en vela. Por otro lado, el único portero que en los últimos años ha sido titular en el Barça de manera regular, Ruud Hesp, sin ser un portero de gran calidad ni capacidades de primer nivel, sustentaba su aportación en la tranquilidad que mostraba, dando la sensación de haber jugado toda la vida bajo los palos de uno de los mejores equipos del mundo.

Con la aparición de Víctor Valdés, el Barça ha encontrado un portero de presente y sobre todo de futuro, posición que desde Zubizarreta había planteado muchas dudas. Posiblemente Valdés no sea el mejor portero del planeta, es más, porteros como Buffon, Cech o Casillas son considerados (y en gran medida justamente) mejores porteros que el del Hospitalet actualmente. No obstante, Valdés es el mejor portero para el Barça. Dejando a un lado la cuestión sentimental (no por ello menos importante) que supone que sea un jugador formado en las categorías inferiores azulgranas, por sus características Víctor se adapta perfectamente al juego que desarrolla el equipo. Tanto Buffon, como Cech como Casillas son porteros que realizan su trabajo como portero en una posición retrasada, prácticamente sin moverse del interior del área pequeña. Este tipo de portero necesita que la defensa juegue cerca de la portería, de modo que si no se quiere romper al equipo en dos, el mediocampo deberá tener, también, un juego más estático y cercano a la línea defensiva. Cuando esto no sucede y el entrenador plantea una defensa adelantada, el espacio que se crea entre la espalda de la defensa y el portero es muy grande, y un pase a la espalda de los defensores supone un uno contra uno del delantero contra el portero con todo el tiempo del mundo para el atacante a la hora de pensar cómo finalizar la ocasión de gol. Para entenderlo sólo es necesario observar la posición de Iker en el primer gol de Francia a España en el pasado Mundial, en el que Ribery gana la espalda a la defensa y Casillas está situado prácticamente bajo palos. Y compararlo, luego, con las salidas de Valdés.

El Barça, con el objetivo de robar la pelota en campo contrario, presenta un medio del campo presionante situado en una posición muy adelantada, de manera que con tal de mantener unidas las líneas, la defensa se coloca prácticamente en el centro del campo. Con el equipo así dispuesto, el portero debe ser muy decidido y rápido en las salidas fuera del área, especialidad en la que Valdés es el mejor, además debe poseer un uno contra uno perfecto, ya que será la situación más habitual de la que deberá defenderse, y como se pudo comprobar en la pasada final de Champions contra el Arsenal y más concretamente frente a Henry, el uno contra uno es uno de los aspectos que mejor domina el portero azulgrana. Es necesario destacar también que se trata de uno de los pocos guardametas del panorama futbolístico actual que prioriza siempre blocar el balón antes que rechazarlo, lo que en caso de error supone dejar la pelota franca para la llegada desde segunda línea del adversario, pero que a largo plazo permite ahorrarse muchos rechaces ganados por parte del contrario que repercuten en un mayor número de goles de los que suponen estos errores puntuales en el blocaje. Además, ya que debido al juego del Barça las ocasiones de peligro del contrario se producen al contraataque, con el equipo volcado al ataque, el delantero rival siempre tendrá más posibilidades de llegar al rechace del portero. Por estos motivos, unidos a la capacidad de trabajo y de mejora que demuestra Víctor, difícilmente exista un portero más indicado para defender la portería del Barça, lo cual no quiere decir que no tenga que corregir y mejorar aspectos como el juego aéreo.

Comments:1
  • migue 7 noviembre, 2006

    Jo crec que Valdes és un porter exepcional fen aturades, l’unic que ha aquest jugador li fa falta un poc de joc amb els peus i tindre una poc mes de sang freda, perque contra el Valencia en dues ocasions ha fet errors greus que li han significat dos gols en contra, a mes en moltes ocasions a l’hora de traure un baló del area falla llançant-lo cap a la graderia de banda i regalant el baló a l’equip contrari. A part de aquest petit comentari crec que Valdes seria millor porter que el gran salvador del Madrid, Casillas, ja que aquest any mateixa ha fet aturades de gran merit davant de diferents equips com el Chelsea i el Madrid.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.