Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Gestionar la derrota

Gestionar la derrota

Guardiola:  «Es buena señal que al vestuario le afecte, que le afecte perder. Estoy feliz por ello.

MessiAún venciendo por cero a uno al Sevilla, como consecuencia del uno a dos de la ida, el Barça, por primera vez desde que Guardiola se hiciera cargo del banquillo azulgrana, ha quedado eliminado de una competición.  Esta eliminación, sin embargo, ha coincidido con una de las mejores actuaciones del equipo esta temporada, con una segunda parte que deja muchos motivos para la esperanza de los azulgranas. A la ya habitual exhibición de Messi en las grandes citas, el Barça sumó a un Iniesta muy recuperado y que se asemeja ya al del tramo final de la temporada pasada. Además Henry, quizás el hombre que, junto a Rafa Márquez, más lejos está de su mejor forma, por lo que se refiere a los protagonistas del triplete, volvió a ser ese jugador desequilibrante por banda izquierda que tan importante resultó la pasada campaña.

Pero dejando de lado las consideraciones propias del partido ante el Sevilla, será un buen momento para comprobar cuál es la reacción del grupo ante el fracaso y de como ésta, es gestionada por el cuerpo técnico. Muchos quitarán hierro a la eliminación argumentando que la Copa es la competición menos importante de las que disputa el equipo esta temporada, y tendrán razón. Otros defenderán que si lograr el triplete la temporada pasada ya fue excepcional, pretender repetirlo era poco más que imposible, y tampoco les faltará razón. También será correcto decir que la eliminación descargará el calendario del equipo y que con un partido por semana, su fiabilidad en Liga deberá ser aún mayor. No obstante, de puertas a dentro del vestuario, una derrota nunca puede ser algo positivo, tiene que doler siempre. De no ser así, si el deportista no da importancia a un fracaso, si no desprecia el sabor de la derrota, estará más cerca de volver a caer.

La derrota debe ser aceptada en tanto que forma parte de la competición. El equipo no debe perder los nervios ni mostrarse inseguro por haber caído en la Copa -y menos después del juego desplegado-, pero si debe afectarle. El ganador no es aquel que se enfada en la derrota y se repite que esta no va a repetirse, el ganador es aquel que siendo consciente que puede volver a perder, sabe que no volverá a caer de la misma forma.

FC_BARCELONA_TRAINING_c712

Ser inconformista con la derrota es revelarse contra ella, querer evitarla a toda costa. Por eso, el deportista que odia perder, hará todo lo que esté en su mano para no volver a repetir esa sensación. Así pues, una derrota pasada debe ser el origen de una futura victoria, pues debe ser el punto de inflexión que espolee al deportista a trabajar, a ser mejor y, así, a que cuando salga de nuevo a competir y aparezca de nuevo la opción de perder, tener más herramientas para evitarlo. La eliminación contar el Sevilla, pues, debe ser el motivo del Barça para mejorar después de un primer tramo de temporada irregular, y así encarar el resto de competiciones con más probabilidades de éxito.

Comments:1
  • cesc 17 enero, 2010

    que te parecio Marc Valiente ayer? no creeis que tiene nivel Barça? un jugador que puede jugar de central y también de pivote, podría haber tenido sitio en el primer equipo, antes que contratar a Cáceres, Henrique y Chygro…

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.