Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Wembley: Donde empezó todo

Wembley: Donde empezó todo

El próximo 28 de Mayo, el F.C.Barcelona regresará a uno de los escenarios más importantes de su historia sino el que más. El estadio de Wembley, supone para el barcelonismo un antes y un después, el lugar donde el club logró su primera Copa de Europa tras dos traumáticos intentos, el 61 en Berna ante el Benfica en la que pasaría a la historia como «la final de los palos cuadrados», y la aun más dolorosa final de Sevilla ante el Steaua de Bucarest del año 86, pero sobre todo, Wembley supone para el conjunto azulgrana la primera piedra de un nuevo Barça, de un proyecto deportivo y de club, que ha permitido a la institución vivir el mejor período de su centenaria historia. Diez títulos de Liga y ninguna Copa de Europa era el registro del F.C.Barcelona en 90 años de historia antes del nacimiento del Dream Team. Hoy, apenas 20 años después, el número de Ligas conseguidas es el doble que entonces -rozando la número 21- y el día 28, ante el Manchester United, el equipo tendrá la oportunidad de luchar por su cuarto título de campeón de Europa.

F.C.Barcelona y Wembley volverán a encontrarse, pero como dos amigos que se reencuentran 19 años después, ninguno de los dos será el mismo. Ya no será aquel Wembley de las dos torres y los 39 escalones, sino el nuevo Wembley de los 107 escalones y el arco de 133 metros de altura. Tampoco el Barça será ese equipo pesimista y marcado por sus derrotas que buscaba hacer justicia con el peso de su historia. El Barça de hoy es un Barça seguro y convencido, optimista porqué tiene un plan y porqué siente que ese plan es el bueno. Un plan que se remonta al año 1988 cuando Josep Lluís Núñez aprovecho los problemas de Johan Cruyff con la directiva del Ajax de Amsterdam para conseguir que el que fuera leyenda del Barça como jugador, hiciera lo propio desde el banquillo.

Por aquel entonces, la situación del club, con una directiva tocada tras «el motín del Hesperia», permitió a el Flaco asumir todas las responsabilidades en el apartado deportivo. Así, Cruyff no sólo inició la construcción de un equipo, sino de un modelo futbolístico. Importó de Holanda el 3-4-3, el fútbol ofensivo a partir de triángulos, de toque, con extremos, y sobre todo el protagonismo sobre el juego que aprendió de la mano de Rinus Michels, tanto en el Ajax como en la selección holandesa que pasaría a la historia como la naranja mecánica. Cruyff, que era la estrella de esa selección, quedaba al margen de las exigentes restricciones tácticas de Michels, pues siendo el futbolista más talentoso gozaba de total libertad. Por eso, después como técnico, la principal diferencia con respecto a su maestro, es que Cruyff situó en el centro de todo a los jugadores. Eso y la genialidad e inspiración que en su día mostró como jugador trasladada a la toma de decisiones como entrenador.

Cruyff aterrizó con un modelo, y poco a poco fue reuniendo las piezas que le permitieran ponerlo en práctica con éxito. Zubizarreta ya formaba parte de la plantilla, Julio Salinas, Bakero, Eusebio y Begiristain llegaron la primera temporada, la misma en que Milla y Amor subieron a la primera plantilla. El verano siguiente fueron los extranjeros Ronald Koeman y Michal Laudrup. Después llegó el turno de los Ferrer, Stoichkov, Guardiola, Nando, Goikoetxea, Nadal, Juan Carlos…nacía el Dream Team. La Recopa de Berna la primera temporada y la Copa del Rey ante el Madrid la segunda, dieron al proyecto el tiempo y crédito para asentarse, de manera que ya en la tercera temporada con Cruyff como entrenador, se lograra la primera Liga. Hasta cuatro conseguiría ese equipo de manera consecutiva, lo cual, unido a la Copa de Europa lograda en Wembley, provocó que el barcelonismo identificara un determinado modelo de juego con la victoria.

Con el Dream Team se construyó un equipo, pero el objetivo de Cruyff era un modelo que pudiese perpetuarse en el tiempo. Por eso el holandés miró a la Masia, que desde 1979 Núñez había convertido en residencia para jóvenes futbolistas. Si el camino estaba claro y el modelo definido, si el Barça, de ahora en adelante, iba a jugar de una determinada manera más allá del recorrido que pudiera tener ese grupo de jugadores, el objetivo en la formación ya no debía ser crear futbolistas, sino futbolistas para el Barça. Las categorías inferiores incorporaron el modelo futbolístico del primer equipo, el mismo esquema y los mismos principios del juego, para garantizar la supervivencia de un modelo. Para pasar de Guardiola a Xavi, de Xavi a Cesc y de Cesc a Sergi Samper.

«El Barça jugará la final de Wembley, para cerrar un círculo, no un ciclo. Wembley 1992 es el inicio, Wembley 2011 la consolidación de un modelo. Wembley es el final de un trauma, y hoy hago de padre, ya no hago de hijo. En el 92 fui hijo, ahora ya soy padre. Pocos de los de ahora saben lo que significó esa Copa de Europa, ahora que la gente joven te dice «¿Porqué sufres tanto?» cuando ves los partidos. Yo los pondría en la máquina del tiempo y les haría vivir aquellos traumas. Unos traumas que gracias a un modelo iniciado futbolísticamente por Johan Cruyff y que presidía Josep Lluís Núñez, se encargaron de hacer enorme, por un lado, Josep Guardiola ahora en el banquillo, y por el otro Joan Laporta en el palco, estos últimos años.

Es un Barça transversal. Aquella copa de Europa de Wembley, la del año de los Juegos Olímpicos de Barcelona, la del gol de Koeman, es la que siempre me hace recordar a mi padre. Hoy, muchos sonreiremos buscando complicidades con nuestros familiares que ya no están. Hoy que queremos revivir historias de aquel Wembley, de aquel 20 de Mayo del 92. Yo no fui a Londres, tenía ordenes que cuando terminase la retransmisión de Puyal -en aquellas épocas yo estaba en Cataluña Radio-, empezaríamos un programa especial con Ángels Barceló, como así fue. Cuando Koeman marcó y el partido terminó, me llamó mi padre: «Míralo bien, hijo mío, que esto no lo volverás a ver nunca más», me dijo.

Era un club maravilloso, y este sentimiento de club maravilloso lo tienen todos los seguidores de todos los clubs, pero aquel era un club que estaba abonado a perder. Pero esa Copa de Europa, ese Wembley…eso era…tener el alta en el psiquiatra. Mi padre se equivocó, pero es la Copa de Europa que vio, la única que vio. No se donde estará ahora mi padre, pero estaría orgulloso del equipo y del club. Si viera como ha girado la tortilla… Ahora es el Madrid el que mete el dedo en el ojo de los árbitros, quien se queja en Europa, quien dice que todo es injusto, que canta «el equipo del gobierno, la vergüenza del país», quien se queja que la federación española es del Barça, quien saca a pasear la Copa como gran trofeo de caza, quien dice que el Barça juega dopado, quien insinúa que compra partidos, y quien incluso ya anuncia fichajes de cara a la próxima temporada -el último el de Callejón, que parece que ya habría pasado la revisión médica-. Todas estas escusas de mal pagador…todo esto era el Barça de una generación, de cuando unos eran pequeños y los padres se iban a dormir sin cenar.

No hace tantos años de esto. No hace ni veinte. Disfrutemos ahora de esta gloria, contemos cómo era ese Barça, cómo costó llegar a ese 20 de Mayo del 92,  a los que ahora lo disfrutan y no se lo creen. El parará Bakero, tocara Stoichkov, chutará Koeman. El padre le dijo a su hijo que lo memorizase todo porque no lo volvería a ver nunca más. El hijo conoció a aquel padre y mucho a Pep, y esto el padre no lo sabía. No sabía que Pep sería el entrenador del Barça, y que ya andaba por el país un niño pequeñito y esmirriado que se llamaba Leo. Si hubiese sabido todo esto no se hubiese equivocado. Disfrútalo padre allá donde estés, volvemos a Wembley. Las dos generaciones, la tuya y la mía, y la que viene después, ya nos hemos encontrado. Es en Londres. Tenía que ser en Wembley. Claro que si.»

Comments:12
  • Javi J. 10 mayo, 2011

    Grandísimo!!!

    De los mejores post que he leído en esta página y, seguramente, el que más me ha gustado.Enhorabuena.

    Genial también el programa de Rac1.

    Yo soy del 89′ y por lo tanto no recuerdo aquella final de Wembley -aún no llegaba a los 3 años- pero sí que he vivido el tradicional pesimismo culé,incluso he sido víctima suya, porque aquella primera victoria como se ve en las palabras del padre del relato no acabó del todo con él.Creo que ni siquiera el triplete lo erradicó por completo, pero sí que es cierto que ha menguado bastante y que está más bajo que nunca.Y además se está invirtiendo el efecto «madriditis».

    Las palabras de Cruyff son muy ilustrativas en este punto: http://www.abc.es/20110502/deportes-futbol/abci-cruyff-barcelona-real-madrid-201105021135.html

    Tengo la sensación de que en esta final nos jugamos bastante más que una copa de Europa: por cerrar ese círculo, para no amargar el buen recuerdo que tenemos de Wembley, por haber eliminado al Madrid…
    Creo que para el Madrid que recordemos, está iniciando proyecto, sería un golpe durísimo ver como el Barça levanta la Champions tras haberlos eliminado…
    Una derrota en Wembley por contra sería la posibilidad de una recaída en nuestras malas costumbres -aunque perdamos lo veo díficil,pero creo que puede pasar- y una inyección de ánimo importante para los blancos.

    Reply
  • Manuel 11 mayo, 2011

    Un post muy barcelonista … me he emocionado con el recuerdo.

    Reply
  • wembley 11 mayo, 2011

    Me has emocionado tío. Enhorabuena.
    Yo me hice del Barça en el colegio, donde todos eran del Madrid salvo tres o cuatro irreductibles y ni siquiera recuerdo hoy por qué. Crecí mirando en un escaparate una camiseta naranja de Holanda que nunca me pudieron comprar y que yo admiraba por un Cruyff al que no llegué a ver jugar. Recuerdo los fichajes ilusionantes cada año, las discusiones sobre arbitraje, hasta alguna pelea infantil.
    Cruyff nos enseñó que el fútbol profesional no tenía que ser sangre, sudor y lágrimas, que podía jugarse con la ilusión de un recreo y que ver a Koeman, Guardiola, Bakero, Txiki, laudrup y compañía, podía ser tan luminoso como un día infantil de julio.

    Reply
  • Iniestinho 12 mayo, 2011

    Menuda sorpresa de post, acostumbrados a los posts analiticos y desapasionados nos encontramos con esto … Moren, me he leido el post esta tarde en el trabajo y me has puesto en un aprieto porque he tenido que hacer esfuerzos para no soltar una lagrimilla y no lo digo en sentido figurado, alguna ha caido. Muy sentido, muy emotivo este post donde te has desnudado ante nosotros.

    Los que pasamos de la treintena sabemos de lo que hablas … y sentimos de lo que hablas, lejano en el recuerdo, pero en la memoria tenemos la final de Sevilla, la quinta del buitre, el fatalismo cule, el chascarrillo que siempre nos soltaban antes de Wembley cuando se queria zanjar cualquier discusión Pero a ver ¿vosotros cuántas Copas de Europa teneis?

    Para nuestro Barça la historia ha dado un giro copernicano, no puedo estar de acuerdo con Javi J y dicho sea de paso con algunos tertulianos de radio. El Barça no se jugaba mas que el Moudrid en el rally de clasicos, ni nos jugamos algo mas que una Champions el proximo dia 28. Eso ya esta superado, nos hicimos mayores en Wembley.

    Nosotros a lo nuestro; al jogo bonito, a cuidar nuestra cantera, a dar oportunidades a los chavales, a proteger a nuestros entrenadores cuando no se gana la Liga, a competir desde el respeto y la educación.

    Ese es el legado que ahora nos toca proteger y explicar: el objetivo es el final, pero lo importante es el camino. Algo que el padre de Moren y tantos y tantos y tantos de su generacion y anteriores tuvieron que aprender a la fuerza y bajo una dictadura.
    El Madrid cimento su grandeza en el final, esas Copas de Europa de los 60. El Barça, no pudo, no supo y no le dejaron llegar al final, fue en ese camino, mas romantico, mas pulcro, mas sentido, donde nacio nuestra leyenda.
    Gracias, muchas gracias, a nuestros padres, a nuestros abuelos que pusieron los cimientos desde donde Nuñez y Cruyff edificaron el Barça moderno, desde Wembley, con victoria o derrota les gritaremos, PAPA! MISION CUMPLIDA!

    Reply
  • Moren 12 mayo, 2011

    Aclaro que la segunda parte del post es la traducción al castellano del vídeo en catalán del programa «el Món» de Rac1, que presenta Jordi Basté.

    Reply
  • Iniestinho 12 mayo, 2011

    Se me olvidaba Moren, Javi J hace mencion a un programa de RAC1, si se puede saber ¿trabajas ahi?

    Joder y tanto camino, tanto camino se me ha olvidado que hemos llegado al final, CAMPEONES CAMPEONES OEOEOEOE!!!!!!

    Reply
  • Iniestinho 12 mayo, 2011

    Ok aclarado Moren.

    Reply
  • Manuel 12 mayo, 2011

    Se ha ganado una nueva liga, ya son 5 en 7 años … y nos espera la final de Wembley.

    Wembley, simepre Wembley en el recuerdo. Emocion a raudales.

    Reply
  • wembley 12 mayo, 2011

    @ Moren

    Sí, ya sabía que era una cita que hacías (incluso pones las comillas, como se debe), pero el conjunto es una narración perfecta, con la presentación de los personajes y su contexto, cada vez menos amable, la descripción psicológica y el climax final. Reitero la enhorabuena.

    Reply
  • Mr. Brightside 13 mayo, 2011

    Gran artículo!!!!
    Grande Basté!!!!

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.