Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

El futuro de Afellay y la esperanza del 3-4-3

El futuro de Afellay y la esperanza del 3-4-3

Llegó como una oportunidad de mercado. A falta de pocos meses para que finalizara su contrato con el PSV Eindhoven, el conjunto holandés aceptó un traspaso muy a la baja que dio con Afellay en el equipo de Guardiola. Formado en el estilo de juego holandés de juego de posición y toque, Ibrahim no pudo evitar unos inicios dificiles en los que adaptarse a su nuevo equipo. Afellay no es tampoco el futbolista holandés por antonomasia, y además, en el Barça de Messi el balón vuela. Desvorado por la velocidad de la circulación del equipo en la media, Afellay encontró acomodo en la banda como falso extremo. No sólo eso, sinó que, en una posición que sólo contaba para la rotación con Bojan y Jeffren, se hizo con el rol de primera alternativa. De hecho, de segunda, pues el movimiento más habitual era la entrada de Keita en la media para adelantar a Iniesta. En esa primera media temporada de aclimatación, su momento le llegó en el Bernabéu, cuando en la ida de las semifinales de la Champions League, entró en el minuto 71 sustituyendo a Pedro. Iniesta estaba lesionado y Keita en el once titular: era su momento.

A lo largo del partido ambos equipos precian firmar el empate a nada. Llegar al Camp Nou con absolutamente todo por decidir. Al Barça le agradaba la idea de que todo se decidiera en su feudo, y Mourinho sabia que era más fácil vencer al Barça de Guardiola a un partido que a dos. Nadie se salió del plan a excepción del genio y de un Afellay que se lanzó a por su momento. Recibió en banda derecha delante de Marcelo y aprovechó el resbalón del brasileño para encarar y poner el centro al primer palo para que Messi batiera a Casillas. Fue su momento y éste se vio recompensado con su entrada en la final de Wembley que mandaría a Bojan rumbo a la Roma. 

Tras eso, la temporada 2011-12 se presentaba con un nuevo reto para Afellay. El fichaje de Cesc y el ascenso de Thiago, no sólo convertían en casi nulas sus posibilidades de entrar en la rotación para las plazas de interior, sino que ese overbooking en la media implicaba que hombres como Iniesta o el mismo Cesc pasarían por delante del holandés a la hora de rotar en la delantera, una línea a la que ya se le había unido también Alexis Sánchez. Entonces, en plena pretemporada llegó la lesión de rodilla.

El infortunio de Ibrahim trajo consigo el descubrimiento de Isaac Cuenca, que desde invierno es ya miembro oficial de la primera plantilla azulgrana. Más tarde, a resultas de la lesión de Villa, llegaron las apariciones de Tello. Dos jóvenes futbolistas con los que competir por el rol de cuarto extremo. Una plaza de complemento con el fin de rotar y dar descanso a los titulares en los choques menos exigentes. Unos minutos «no competitivos» que seguramente el club preferirá invertir en foguear a los jóvenes antes que en Afellay.

A todo esto, hay que añadir que tras el fiche de Jordi Alba el equipo cuenta con otro nuevo futbolista capaz de jugar en el extremo. Pareciera, pues que Afellay se está quedando sin espacio. Desplazado por unos, empujado por otros y superado por otros más. Al holandés le queda la esperanza del 1-3-4-3, un esquema táctico que permite la entrada de un efectivo más en las posiciones de ataque y que, de afianzarse, podría brindarle la oportunidad de gozar de un mayor número de minutos.

Comments:3
  • iniestinho 22 julio, 2012

    Bonito homenaje a su accion en las semifinales de nuestra vida. Su verdadero sitio es el mediocampo pero no hay sitio para el, se ha de vender, pero sera dificil porque saben que en el Barça no tiene sitio, opcion A lo vendemos casi regalado, opcion B que sea titular en Copa y algun partido «basura» de Champions a ver si asi pican para el año que viene.

    Reply
  • Carlos 25 julio, 2012

    Como tarden demasiado tiempo en venderlo habra que regalarlo.

    Reply
  • acdz 28 julio, 2012

    es un gran jugador pero lo tiene dificil con tanta competencia. El 3-4-3 no parece muy probable puesto que fracasamos bajo ese sistema la temporada pasada y ademas con el fichaje de jordi alba parece muy probable que la apuesta sea usar laterales reales. Yo creo que la esperanza del holandes pasaría porque la llegada de neymar cambiará el perfil de los atacantes. Tendriamos entonces a messi, neymar, afellay y deulofeu, entonces podriamos recuperar el viejo perfil de extremos que habia en la ultima etapa de la era rikjaard con ronaldinho, henry y messi.
    Pero para eso endría que esperar un año a la llegada del brasileño y no se si este dispuesto a seguir desperdiciando su talento.
    En el medio campo no le veo muchas chances con la competencia que hay.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.