Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

julio 2012

Hablamos de Keita y cómo paulatinamente se fue quedando sin espacio en la plantilla del F.C.Barcelona. También Afellay tras las apariciones de los canteranos Tello y Cuenca parece haberse visto relegado de su rol de cuarto hombre en la rotación de los extremos. Para la temporada que ahora empieza, hasta 5 canteranos ascenderán procedentes del filial: Montoya, Bartra, Muniesa, Dos Santos e Isaac Cuenca. En la configuración de la plantilla azulgrana en que se distingue entre un grupo de titulares –entre 14 y 16 jugadores- y un grupo de futbolistas que complementan al primer grupo, el lugar de los canteranos es el segundo grupo, donde compiten con los jugadores del primer equipo que ya desarrollan este papel. Keita ha sido la primera víctima de esta situación. Relegado por Cesc, y Alexis al grupo de complementos y  empujado por Thiago y Dos Santos fuera de la plantilla. Afellay puede ser la segunda. Villa, Alexis, Pedro e incluso Cesc o Iniesta forman el grupo de titulares con opciones de acompañar a Messi. El lugar de Ibi queda reducido al grupo de complementos, donde Tello y  Cuenca pueden provocar que el holandés sufra la misma suerte que Seydou.  Quien parece haberse “salvado” de la quema es Adriano, pues parece que el que se quedará sin sitio en la plantilla en esta ocasión será el canterano. Barça y Ajax parece que negocian la salida de Muniesa bien en forma de cesión, bien como un traspaso con opción de recompra. Sin embargo, la situación da pie al análisis sobre la composición de la plantilla o las decisiones de la secretaría técnica.

Llegó como una oportunidad de mercado. A falta de pocos meses para que finalizara su contrato con el PSV Eindhoven, el conjunto holandés aceptó un traspaso muy a la baja que dio con Afellay en el equipo de Guardiola. Formado en el estilo de juego holandés de juego de posición y toque, Ibrahim no pudo evitar unos inicios dificiles en los que adaptarse a su nuevo equipo. Afellay no es tampoco el futbolista holandés por antonomasia, y además, en el Barça de Messi el balón vuela. Desvorado por la velocidad de la circulación del equipo en la media, Afellay encontró acomodo en la banda como falso extremo. No sólo eso, sinó que, en una posición que sólo contaba para la rotación con Bojan y Jeffren, se hizo con el rol de primera alternativa. De hecho, de segunda, pues el movimiento más habitual era la entrada de Keita en la media para adelantar a Iniesta. En esa primera media temporada de aclimatación, su momento le llegó en el Bernabéu, cuando en la ida de las semifinales de la Champions League, entró en el minuto 71 sustituyendo a Pedro. Iniesta estaba lesionado y Keita en el once titular: era su momento. A lo largo del partido ambos equipos precian firmar el empate a nada. Llegar al Camp Nou con absolutamente todo por decidir. Al Barça le agradaba la idea de que todo se decidiera en su feudo, y Mourinho sabia que era más fácil vencer al Barça de Guardiola a un partido que a dos. Nadie se salió del plan a excepción del genio y de un Afellay que se lanzó a por su momento. Recibió en banda derecha delante de Marcelo y aprovechó el resbalón del brasileño para encarar y poner el centro al primer palo para que Messi batiera a Casillas. Fue su momento y éste se vio recompensado con su entrada en la final de Wembley que mandaría a Bojan rumbo a la Roma.