Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Que sirva de aviso

Que sirva de aviso

El partido no pintaba mal. El Barça tenía el dominio, el balón y alguna que otra ocasión desperdiciada. Lennon había dispuesto al Celtic en un 4-4-2 en el que la media acumulaba centímetros y trabajo. No había espacio ni para Commons ni Samaras. El griego formaba en punta junto a Hooper. En la media cuatro soldados. Alguno tan técnico como Mulgrew pero soldado al fin y al cabo. Aunque el ataque de los escoceses no tuviera más plan que el dos para dos de los puntas con los centrales, lo cierto es que la transición defensiva del Barça fue mejor que en otros partidos. Cabe recordar que el equipo de Vilanova ha recibido ocasiones ante cualquier equipo sea del nivel que sea, ayer fue distinto. Valdés no vio acercarse al rival hasta el minuto 17 en una falta colgada que supuso el gol en propia portería de Mascherano. En el estado de forma actual del guardameta seguramente no sea el momento de pedírselo, pero de cara a otros escenarios en que la inferioridad en el juego aéreo sea tan extrema, al portero se le necesita mandando muy lejos de la línea de gol. Es el único que puede igualar los casi 190 centímetros que calzaban todos los rematadores.

El partido no pintaba mal pero de la nada el Celtic ya estaba por delante. Y el escenario cambió, claro. El equipo de Lennon se replegó hasta el extremo, situó su defensa a un susurro de Forster y por delante plantó una segunda línea de cuatro o incluso cinco hombres. Una decisión perfectamente lícita y lógica teniendo en cuenta los antecedentes del Barça. Sólo tenemos que retroceder hasta las eliminatorias ante Milan y Chelsea, o incluso hasta el clásico que decidió la pasada Liga, para darnos cuenta de los problemas que viene encontrando el Barça para superar estos planteamientos. No encuentra la manera colectiva de superarlos. El primer gol culé vino precedido de un nivel de acierto y exquisitez técnica que no puede exigirse como norma.

Guardiola apostó por romper la baraja y jugársela al 3-4-3 y Vilanova sigue su camino en busca de equilibrar el vértigo con la seguridad. El pase del testigo entre Xavi y Cesc. Hasta que ese equilibrio llegue, al menos anoche el equipo encontró una arma nueva que le será muy útil en este tipo de partidos. No sólo por la atención mediática del gol, Jordi Alba es uno de los nombres de la noche. Primero porque llegando desde atrás es velocidad y desenfreno. Da al equipo profundidad y un cambio de ritmo que lo altera todo. Es quien sube los pies a la mesa. Y después porque permite a Tito mandar al centro a su extremo izquierdo.

Algo parecido a lo que propuso Guardiola en el tramo final de la temporada 2010-11 con Alves y Villa pero en el lado opuesto. Tanto con Alexis como, sobretodo, con David Villa, la presencia de un lateral tan profundo como Alba permite al equipo la amplitud que necesita para potenciar a Iniesta sin la necesidad de implicar al extremo. Éste, como anoche tras la entrada de el Guaje, puede adoptar un rol más centrado y dividir la atención de los centrales por dentro. Fue una pista, toca prepararse. Vendrán retos mayores.

Comments:8
  • Iniesta10 24 octubre, 2012

    @ Moren

    Es notorio que cuando el rival se cierra mucho, el Barça empieza a rodear al rival colocando muchos jugadores en zona de 3/4 y en los extremos, en movimientos muy horizontales en busca de un resquicio para entrar.

    Pero el caso es que hay que tener un nivel técnico muy acertado para entrar así, haciendo paredes hasta poder disparar a puerta en buenas condiciones, como anoche el gol de Iniesta. Esto es dificilísimo.

    En vez de situar a todos lo jugadores por fuera, quizás sería mejor, al menos en estos partidos, colocar jugadores por dentro también, tal como suele hacer el R.Madrid.

    Anoche se vio que cuando entró Villa, este adoptó posiciones de delantero centro, y casi de la nada hizo un poste, y por otro lado, también Bartra y Alba en la jugada del segundo gol, ahí estaban, molestando el primero, y entrando a rematar el segundo.

    Ya contra el Milan y el Chelsea la temporada pasada, y Spartak y Celtic esta temporada, en partidos que el rival se cierra tanto, quizás haya que jugar con un 9, o al menos con algún jugador que esté dentro del área, y quizás con más de uno.

    Es un riesgo porque se pierden jugadores para recuperar en caso de pérdida, pero si te están ofreciendo hasta las bandas, no sirve de nada tener ahí dos extremos que quieren abrir el campo, porque no salen, no se abren. Casi es mejor colocar a Pedro y Alexis, o Pedro y Villa dentro del área y tratar de disparar más desde fuera, o intentar algún pase profundo, pero si no tienes jugadores dentro solo puedes entrar con paredes, y eso a veces es muy complicado, sobre todo si la defensa rival lo ha previsto y tienen muchos jugadores y sistemas de ayudas.

    Reply
  • zas 25 octubre, 2012

    a mi me está sorprendiendo adriano, de central, lateral por ambas bandas, ayer pase gol.

    Reply
  • zas 25 octubre, 2012

    creo que cesc o la entrada de un tercer delantero cualquiera habría venido bien. Tengo la sencación que ante rivales encerrados sería mejor jugar con un referente en el area por delante de messi

    Reply
  • Milo 25 octubre, 2012

    Creo que este planteamiento con Alba por toda la banda izquierda permite aprovechar más al extremo izquierdo y situarlo casi que de 9 por lo que creo que funcionó. Es cierto que lo del 9 no es típico del Barça pero no se puede insistir en seguir haciendo lo mismo en partidos con el otro equipo atrás con ese 4-5-1. Lo que me recuerda también a esa banda derecha con Alves subiendo. Curiosamente cuando eso pasaba Abidal siendo más lento y de

    Reply
  • Milo 25 octubre, 2012

    Creo que este planteamiento permite aprovechar mejor al extremo izquierdo y situarlo de 9. Se qué esto del 9 no es el estilo del Barça pero no se puede pretender ganar estos partidos tan cerrados contra el kriptonitico 4-5-1 haciendo siempre lo mismo… Había que hacer algo distinto.
    Por otra parte la incorporación de Alba hasta llegar a la posición del extremo siendo dueño de toda la banda izquierda recuerda a las de el mejor Alves, curiosamente cuando el equipo funcionaba mejor en la transición defensiva, claro con Abidal un lateral de perfil más defensivo quedándose atrás. Esto me lleva a pensar si por esto funcionaría mejor la pareja de laterales Alba-Montoya invirtiendo así también la organización de los interiores, adelantando a Cesc y retrasando a Iniesta, Con Alba subiendo y dejando atrás a Montoya en un rol más defensivo. En esta disposición Iniesta jugando más retrasado jugaría como cerebro haciendo de Xavi pero organizándolo todo desde el lado izquierdo.

    Reply
  • Iniesta10 25 octubre, 2012

    Milo, estamos en la misma onda.

    Solo matizarte que Cesc es un todocampista, ocupa diferentes alturas, es un jugador que si llega a su mejor nivel, (que todavia no ha llegado a eso, aunque algo se vió en la primera media hora contra el Depor) puede ser base de la jugada, puede jugar tanto por detrás como por delante del balón, y además tiene una muy buena llegada.

    Lo que Cesc aporta es mucha profundidad desde la posición del interior derecho.

    Iniesta no sería un Xavi exactamente, pero si puede implicarse mucho más en la salida de balón por su banda. En realidad se repartirian las funciones, lo que también podría hacer al equipo menos previsible dada la cierta anarquía de Cesc

    Está claro que Xavi solo hay uno, y que Cesc es distinto, como Iniesta, y Thiago, pero … sí, estamos en la misma onda.

    Reply
  • Milo 26 octubre, 2012

    Lo que sucede es que me parece que hay un antes y un después del Cesc del Depor, que no estaba en la posición de Xavi, pero en eso estamos de acuerdo, aunque debería de ser su relevo generacional… Xavi sólo hay uno!

    Reply
  • Iniesta10 27 octubre, 2012

    @ zas

    Cuanta razón tienes en lo de Adriano, se ha adaptado bastante bien a la posición de central, y además parece que se lesione menos.

    Ya hizo un gran final de temporada pasada y esta está jugando bastante bien.

    Desde la lesión de Abidal, se ha responsabilizado de la situación y se ha crecido.

    Por otro lado Cesc va entrando cada vez mejor. Hoy ha cuajado un buen partido.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.