Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Verdades y mentiras

Verdades y mentiras

El Barça de Vilanova encaja más que el de Guardiola. Recuperar algún vestigio de la seguridad de antaño, es el paso que necesita Tito para dar una vuelta de tuerca más a su equipo. Poder proyectar a ambos laterales, empujar a los extremos a pisar área y permitir así un escenario de mayor comodidad a Leo Messi. Someter al adversario que hoy ya no sufre tanto defendiéndose de los azulgranas. Nada de esto es posible si el equipo no siente que tiene las espaldas cubiertas. 

En el entorno se espera a Piqué y Puyol para convertir la portería de Valdés en un fortín. Mascherano atraviesa un momento de forma irreconocible, Song, por el momento, ha naufragado, Bartra apenas da sus primeros pasos en el primer equipo y Adriano no deja de ser un invento un tanto extraño. Sin embargo, lo cierto es que cuando estuvieron los dos titulares, los problemas siguieron ahí. Ni Piqué ni Puyol vienen ofreciendo su mejor versión. Cuando se lesionaron, no eran la pareja inexpugnable de 2010 o 2011, sino que el centro de la zaga seguía siendo un punto conflictivo. Por razones distintas cada uno, lo cierto es que el Barça está esperando a unos centrales que ya no son. La lógica dice que debemos esperar a los Piqué y Puyol actuales y no a los de hace un par de temporadas.

 

Partiendo de aquí, el escenario se vuelve interesante. Veremos si se impone la verdad o la mentira. Si triunfa la verdad, tanto el entorno como el equipo se darán de bruces con la realidad de que hoy por hoy no tiene una pareja de centrales con el nivel de fiabilidad de las mejores. Que Piqué es aquel jugador que trata de reencontrar desde hace al menos dos temporadas al central que impresionó al mundo, y que Puyol, castigado por la edad y las lesiones, es ya casi más símbolo que puntal.

Visto el panorama, resulta evidente que lo mejor para los intereses del Barça es que triunfe la mentira. Que todos, equipo y afición, sigan creyendo que el emperador va vestido. Como hemos dicho al principio, la clave para una vuelta de tuerca del equipo, está en sentir seguridad atrás, lanzarse sin miedo. Si Jordi Alba y Dani Alves proyectan sin temor, si Pedro y Villa mastican el área, si Messi encuentra el colchón…a partir de ahí saldrá todo. También una mejor transición defensiva resultante de aplastar al rival e impedirle la posibilidad de una salida ordenada. Después, si ni Piqué ni Puyol rallan a su mejor nivel, estarán más expuestos al error, pero eso ya importará menos porque el colectivo se lo pondrá fácil.

El caldo de cultivo es perfecto. Se espera a salvadores. Si el equipo se cree que lo son, la mentira puede ser la mejor aliada de Tito Vilanova.

Comments:2
  • Milo 17 noviembre, 2012

    Se vendrá la mentira…confirmando la asignatura pendiente de fichar a un central del tipo Puyol. Para el central tipo Piqué ya está Bartra, solo es de darle tiempo….Pero no se si el problema se resuelva con una defensa renovada….creo que no, va mas allá de eso…

    Reply
  • Milo 17 noviembre, 2012

    Y por supuesto la verdad más grande…que el Barça esta temporada ha abusado mucho de su suerte…

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.