Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Cuatro culpas para un fracaso

Cuatro culpas para un fracaso

Cuando tu mayor promesa desde Leo Messi abandona el club, no hay lado positivo. Cuando, además, lo hace con signos de estancamiento y sin demasiadas oportuidades ni rendimiento, es pertinente profundizar más. En las temporadas que lleva en el primer equipo, Thiago Alcántara ha jugado poquito y, a sus 22 años, ha evolucionado más poquito todavía. Encontrar un único culpable seria simplificar las cosas. Eso pretendemos desarrollar en este artículo. No repartir las culpas y ver quien tiene más, sino tejer un mapa para aproximarnos a lo que ha sido el problema y que sirva para que no se vuelva a repetir. Cuando el fracaso es tan sonado, la culpa tiene varios padres. Todos son responsables. Veremos si todos salen perdiendo.

El Barça y Thiago Alcántara hasta 2012:

Thiago Alcántara no es un futbolista creado en el laboratorio de La Masía. Ese que hace que sea cual sea la categoría un equipo del Barça se reconozca aunque no vista de azulgrana. El hijo de Mazinho llegó en 2005 directo al Cadete B y su fútbol era otro. El juego de posición culé le va a la contra. Dentro lleva un animal salvaje que lucha para no ser enjaulado entre triángulos. Y a fe que lo han intentado.

Una de las bases formativas en can Barça es que no se construyen futbolistas, sino futbolistas del Barça. Por eso todo el fútbol formativo sigue un camino común. De ahí que cuando un canterano asciende, más allá del nivel que tenga, nunca parece un cuerpo extraño. A Thiago se le trató de enseñar el idioma culé, con la creencia de que así sería un mejor jugador para el Barça. Alejarle de la mediapunta para que no se relamiera con el detalle y ganara continuidad. Guardiola quiso que aprendiera a no arriesgar en una zona en la que esto no está permitido, a encontrar la mejor posición para recibir, a orientar el cuerpo. Hacer que entienda al mediocentro, al interior y al mediapunta. Que se viera a si mismo con los ojos de otros. No ponérselo fácil. La historia de Thiago en el Barça es la historia por hacer del hispano-brasileño un jugador que no es.

Un alumno difícil:

Hasta aquí todo más o menos normal, uno de tantos y tantos casos que se suman al proyecto formativo del Barça con el tren en marcha. Pero Thiago no lo ha puesto fácil. Nunca ha entendido porqué tenía que cambiar si siendo como era, los demás quedaban tan lejos. Desde que debutara en 2009 con el primer equipo, el cambio en Thiago ha sido mínimo. Le han dicho, pedido y obligado a que cambie, pero él sigue en sus trece. Y en esta disputa seguramente nadie tenga la razón. Thiago tampoco. Porque en el Barça siempre ha apuntado más de lo que ha ofrecido. Su rendimiento nunca ha reclamado para él un papel importante. Grandes partidos -que no momentos- de Thiago se recuerdan pocos. Significativo que sus tres mejores actuaciones como azulgrana (ante el Atlético, el Sporting y en el Mundial de Clubs) tengan un escenario táctico tan particular.

A día de hoy, Thiago sigue con los mismos problemas que cuando debutó. Su necesidad por acercarse siempre al balón -lo que en lugar de abrirle una línea de pase al compañero le acerca un defensor-, su selección y manierismo en el pase, su riesgo mal elegido y su nefasta orientación del cuerpo a la hora de recibir el pase, apenas han mejorado. Nunca ha creído necesitarlo.

Tito, Thiago y la Liga de los 100 puntos:

La llegada de un nuevo técnico siempre es una buena noticia para los menos habituales. Y Tito, pese a que ya estaba, lo era. Es la oportunidad de ganarse un puesto, el favor de un nuevo entrenador, de ganarse su confianza. Con Vilanova al mando, Thiago empezó con una lesión. El equipo, por su parte, lo hacía con la obsesión de regalarle crédito al nuevo míster sumando de tres en tres. Las sorprendentes derrotas del Madrid dejaban la liga en bandeja incluso antes de terminar la primera vuelta. A tan tempranas fechas, el Barça tuvo la oportunidad de sentenciar el campeonato. No hubo espacio para los más jóvenes. El momento debía llegar en febrero, con la Liga casi en el bolsillo y el nuevo sistema de Tito implantado.

Pero antes de que se abriera la puerta se derrumbó la casa. Las primeras derrotas se juntaron con la enfermedad que obligó a Vilanova a ausentarse. Afloraron los nervios. En el equipo y en un entorno que había llegado a creerse que semejante equipo «se entrenaba sólo». Con Roura en el banquillo, no se pudo dar aire al grupo necesitaba. La situación pendía de un hilo, se apostó por lo seguro, el equipo base. Pero las derrotas llegaron y por momentos se vivió pánico, coincidiendo con la riada de enfrentamientos ante el Madrid de Mourinho y con un 2-0 en San Siro que dejaba al Barça a las puertas de la eliminación. En estas que volvió Tito y bien por no ver al equipo con fuerza para asumir cambios, bien por no verse fuerte él mismo, siguió la apuesta por lo seguro. Hasta el final. Tras la sonada eliminación ante el Bayern, el horizonte de los 100 puntos se tornó en la forma perfecta para terminar felizmente una abrupta temporada en la que la puerta no tuvo oportunidad de abrirse para Thiago.

La cláusula de Thiago:

Cuando un jugador quiere irse, se va. Mal o bien, más pronto o más tarde, pero se va. Pero es cierto que hay maneras de ponérselo fácil. Una cláusula de 18 millones de euros es una de ellas. No es lo mismo vivir de alquiler que tener una hipoteca a 40 años. Algun directivo español dijo una vez que la buena cláusula es aquella que se puede pagar. Que fije el precio del jugador lijeramente por encima de su valor real para que su salida sea un buen negocio. Se puede estar de acuerdo o no con esta afirmación, pero lo que seguramente sí genere consenso es que 18 millones de euros es una cifra inferior al valor real de Thiago. ¿Cuanto le costaría al Barça remplazar al hispano-brasileño en la plantilla? Atendiendo a los precios que se han pagado y se pagan, un interior suplente capaz de entrar en la rotación no saldría barato. Si además éste tuviera la juventud y el potencial del mayor de los Alcántara…

Vilanova asegura que no conocía esta cláusula por la cual, de no disputar un número de minutos determinado, el precio de la libertad del jugador descendía hasta los 18 millones. Y está bien que no la conociera. El técnico no se debe influir por los despachos. Hoy es la reducción de la cláusula de Thiago y mañana el bonus que debe cobrar un jugador o las primas por minutos. Con la Liga decidida ¿Tito debe dejar de alinear a un jugador porque si disputa un numero de partidos su ficha aumentará automáticamente? El técnico debe poner a los once que considere oportuno en cada momento con independencia de lo que se haya negociado en los despachos.

————–

El destino:

Una vez leído lo anterior, el destino de Thaigo sorprende. Pocos conocen mejor al jugador que Guardiola y, mientras Pep entrenó al primer equipo, la conexión entre jugador y técnico a nivel personal fue fuerte, pero al principio hemos hablado del fútbol de Thiago y de cómo éste no tiene en la rigidez posicional a su mejor aliada. Thiago no es Holanda, es Brasil. Veremos si Pep sigue convencido de que lo mejor para el joven talento es abrazar la fe del juego de posición o si sorprende mostrando en Munich una cara distinta que en Barcelona que le venga mejor al hijo de Mazinho. O veremos si es que Thiago ha decidido ser un alumno más aplicado. Sabemos que el Barça pierde. Veremos quién gana.

 

Comments:12
  • Carlos 15 julio, 2013

    Eso de que pierde el Barça… y si ahora triunfa S. Roberto, Rafinha o Samper… y si aprovechan el hueco q ha dejado Thiago… y si Thiago no evoluciona y se queda solo en un jugador de jugaditas…

    A mi esos jugadores que creen q no han de canviar nada q no han de evolucianar (tipo Saviola, Capel u Bojan) nunca me han gustado, son buenos si y muy aprovechables para OTROS equipos pero nunca llegan a ser todo lo que podrian ser.

    Reply
  • Nicolás 15 julio, 2013

    Guardiola ya tiene como 12 centrocampistas en el Bayern. En un diario alemán bromeaban diciendo que iba a jugar con un 1-8-1 jaja.

    Reply
  • Azul1926 15 julio, 2013

    Yo es que, viendo al Thiago de su primera temporada en el primer equipo, no me creo eso de que no está dispuesto a cambiar. Otra cosa es que sea más fácil para otros jugadores por ese instinto de Alcántara de salirse de la jaula. Pero elegir el Bayern de Pep, en lugar del ManU, dice bastante sobre eso.

    El Barça pierde porque así lo quiere. Cuando el Bayern paga 20+5 creo que queda muy claro que la cláusula de 18M no era tal, sino de 30M. Como ‘alguna voz’ lleva denunciando más de un mes. Pero claro, interesa mucho más vender que ha sido el futbolista quien ha querido salir sí o sí (seguro que así fue) pero que el Club quería contar con él (no se lo cree nadie).

    Reply
  • Iniesta10 15 julio, 2013

    Supongo que la culpa de lo que ha sucedido es de varios. En primer lugar del futbolista, que no ha evolucionado apenas, y que además no tiene paciencia.

    Pero llama la atención que, si Thiago no tiene paciencia, ¿para que se va al Bayern de Guardiola?, ya que allí tendrá a Kross, Gotze y Ribery por delante.

    Creo que para el tipo de futbol de Thiago, era más lógico irse al Manchester United, allí se habría hecho un mediapunta extraordinario, pero en el Bayern, uff, lo veo estancado como aquí.

    Reply
  • José luis 15 julio, 2013

    Buenos son los 25 mill que deja. A mi me ha gustado siempre, pero le me ha faltado algo, y le han sobrado muchas perdidas innecesarias. Sólo recuerdo un partido brillante, contra el Valencia.
    Con el fin del Xavismo a la vuelta de la esquina, apostar por centrocampistas con llegada me gusta más que volver al eterno rondo. Incluso este año esperó más de Song.
    Estaba claro que era, o apostar por Thiago o por Cesc. Hoy por hoy Cesc aporta mucho más, y me gusta que así sea y el equipo sea un poco más vertical, y con Cesc lo es. No olvidemos que era el quinto centrocampista y su hermano pude explotar.
    La gran prioridad es el central, y esos 25 mill, Pueden ser definitivos.
    Ahora lo que no deben hacer es fichar a un centrocampista, eso sería absurdo. Hay que centrarse en el central y si sobra algo un plan » Larsson», no me importaría Dzeko.

    Reply
  • José luis 15 julio, 2013

    Por cierto estoy con vosotros, yo de el me hubiera ido al United de media punta, en el Bayer lo veo muy encorsetado, y con demasiados mediapuntas.

    Reply
  • Pingback: Mientras duró | Ecos del Balón 16 julio, 2013
    Reply
  • Sebastian Castellar 17 julio, 2013

    Creo que Thiago se ha precipitado y le ha hecho un favor enorme a Cesc marchándose del Barça y en el Bayer, creo que habrá problemas si lo hace jugar Guardiola y no despunta, ya que la competencia es muy grande y puede crear sentimiento de privilegio del entrenador hacia el. En fin, le deseo lo mejor, pero de haberse quedado, seguro que este año su papel hubiera sido mucho mas relevante en el Barça, ya que Xavi no esta para aguantar tantos partidos en el club mas los de la selección.

    Reply
  • futbolcotidiano 18 julio, 2013

    Era una gran promesa para el club azulgrana, creo que con Pep tendrá más minutos en el Bayern. un jugador al nivel de este chaval le deberia dar más confianza.
    Saludos

    Reply
  • prensa manipulada 19 julio, 2013

    No se como la gente es capaz de tragar con todo lo que dice la prensa y repetirlo sin cesar sin ni siquiera preguntarse si lo que dicen es cierto. Yo en la noticia del traspaso he leido que el Bayern no paga ni un euro mas de 20 millones…. Los otros 5 son la prensa rosellista la que a instancias del club, nos infla las cifras al estilo Florentiniano, para que la masa social trague. Tal y como venia reflejado en la noticia habra 1 amistoso a disputarse entre ambos clubs, valorado en 1 millon de euros, y los otros 4 se les ocurrio inflarlos por la diferencia de sueldos entre lo que cobraba Thiago aqui y lo que cobrara alli. Y pese a semejante chapuza contable, la gente repite sin cesar lo de los 25 millones como si fuese cierto. Viendo el nivel, entiendo perfectamente que hasta un tipo como Rosell pueda llegar a ser el presidente mas votado de la historia. Es suficiente con tener a la prensa de tu lado para contar las cosas como te convienen…. La masa social ya se encarga de creerselo sin hacerse preguntas… Y solo he hablado de numeros, pero si hablamos de los porques… va a suceder exactamente lo mismo…. Os cuentan muchas mentiras. A Thiago lo querian vender desde hace meses

    Reply
  • prensa manipulada 19 julio, 2013

    Por otra parte si Thiago no hubiese pensado en tener la oportunidad de volver mas adelante no se hubiese ido con Pep. En 3 años puede haber sorpresas si la gente es capaz de empezar a tener criterio propio, para sacar a la lacra que nos dirige…uuupps Me abriran expediente por esto?

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.