¡Me ha mirado el Rey Gaspar!

¡Me ha mirado el Rey Gaspar!

Cada niño y cada niña tiene su Rey Mago favorito. Hasta donde yo recuerdo, Baltasar gana por goleada, a cierta distancia del segundo en preferencias, Melchor. El mío, Gaspar, era el menos popular de los tres. Pocos en la escuela compartían conmigo la predilección por el rey de la barba castaña, y ninguno se habría alegrado como yo, cuando en una de tantas cabalgatas en las que lo fui a recibir, me pareció que me devolvía la mirada. «¡Me ha mirado el Rey Gaspar!» Según cuentan mis padres, no dejé de repetirlo hasta que me fui a la cama -pronto, claro-.

No tan contento, pero casi, debió acostarse el Tata Martino anoche. Él tampoco eligió al más popular. Apostó por el futbolista sobre el que recaía la duda y el murmullo. Se la jugó por Alexis Sánchez. Desde que es entrenador del F.C.Barcelona, Martino se ha esforzado por mimar al chileno. No tenía que demostrarle nada, era su titular. No siempre lo ha sido, pero Alexis no se ha sentido suplente. Tampoco cuando empezó repartiéndose los minutos con Pedro. Es curioso observar como esta temporada, cuando ambos coinciden en el once, es el canario quien se va a la izquierda -antes era al revés-. Esa tiene dueño: es la de Neymar. El hueco en el once está en la derecha, y ahí es donde juega Alexis. No tiene que ganarse el sitio, en todo caso puede perderlo. Pocos aprovecharán el desliz como Pedro.

Ayer ante el Elche jugaron ambos. Alexis en la derecha y Pedro en la izquierda -claro-. Faltaban Messi y Neymar. Y Dani Alves, Adriano o Mascherano. Es habitual que después de navidades, los jugadores que desde más lejos han viajado y que más tarde han vuelto al trabajo, no disputen el primer partido del año. De los americanos que tiene el Barça en plantilla, sólo Alexis salió en el once titular. Junto a él, el ya citado Pedro, como falso nueve Cesc -hablaremos de eso-, Song, Iniesta y Xavi en la media, y Bartra y Piqué como pareja de centrales flanqueados por Martín Montoya y Jordi Alba. Quedémonos en los laterales. Desde un comienzo los dos jugaron muy arriba. Por la izquierda, hasta el 2-0, Alba jugó el 50% del tiempo como extremo, mientras en la derecha Alexis apenas pisaba la raya en el último tramo. Tanto el chileno como Pedro se iban hacia dentro arrastrando a los laterales del Elche con ellos. Montoya y Alba tenían el carril libre para subir.

El cuadro de Fran Escribá saltó al Camp Nou con dos líneas de cuatro en paralelo. Sin embargo, la participación tan arriba de los laterales del Barça, incrustó una y otra vez a Fidel y Aaron -los hombres de banda en la medular del Elche- en la línea de zagueros. La defensa de cinco hombres era una constante, y por momento llegó a ser de seis cuando en un ataque más reposado al Barça le daba tiempo de estirar por los dos lados. Todo esto, con un Elche con las líneas muy arriba. Así pues, con los hombres de banda metidos a defensas, los visitantes sólo tenían a dos futbolistas para frenar a Xavi y unos inspirados Iniesta y Cesc –que fue centrocampista-. Además uno de esos dos stoppers, Carlos Alberto Sánchez, jugó un muy mal partido. En superioridad, los interiores del Barça tuvieron tiempo y espacio para poner el pase profundo. Era cuestión de tiempo que se coordinaran con el desmarque de los delanteros. Encontraron a Jordi Alba, Pedro y Alexis, que firmó tres goles la víspera de la noche de Reyes.

 

Comments:2
  • Alejandropc1987 6 enero, 2014

    Hoy Fàbregas jugó y vivió en el interior derecho y en la media punta, según Xavi bajará o no a la base a sacar el balón. Esto, a su vez, obedecía a la cantidad de rivales involucrados en la presión de la salida: si se estorbaba con dos puntas, Song se incrustaba en lavolpiana; o de lo contrario permanecía en la base, y el 4-3-3 no se desdibujaba. En todo caso, falso 9 no hubo.

    Con Sergio, mucho más capacitado para asumir la gestación del juego, el mecanismo de Xavi en la base perdera su mayor sentido. Y dando por descontado que hoy fue un complemento y que los tiempos del partido los manejaron Cesc y Andrés, parece que Martino empieza a edificar un Barcelona post-Xavi (como activo de plantilla será siempre un deleite y un completo lujo).

    Reply
    • Morén 6 enero, 2014

      Justo mañana hablamos de la posición de Cesc. Para mi, viene siendo más mediapunta que falso nueve.

      Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: