Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Estrenar traje viejo

Estrenar traje viejo

Poco le costó a Martino desechar el plan de las últimas semanas. El de ayer era partido para que Messi jugara arriba y Xavi en el interior, y eso es justo lo que vimos. Hasta el domingo nos quedará la duda de si se trató de una maniobra puntual o si por el contrario, otra vez, toca buscar un traje nuevo. Los donostiarras, como imaginábamos ayer, salieron a esperar atrás y buscar la contra. Con esta idea en la cabeza, se reforzaron en defensa con un quinto hombre y dejaron arriba a la pareja Griezmann-Vela. El campo y el balón sería para los azulgranas. A los del Tata la frontal les fue regalada y pisaron área con asiduidad. Sin embargo, el guión es conocido y dio la impresión de que pese al dominio del cuero y del espacio, sorprendían poco al equipo txuri-urdin. Curiosamente anoche no estaba Neymar, así que el Barça salía con los mismos nombres que una temporada atrás.

Aunque de hecho no exactamente. Hay varios futbolistas rinden bastante mejor que entonces, como Pedro, Alexis, Jordi Alba y, sobre todo, Xavi Hernández. Al de Terrassa se le podrán negar muchas cosas, pero no su momento actual. Está fresco, rápido hasta cierto punto, con confianza y acierto. En un partido que abría la puerta a ello, sobresalió. El impacto de la mejor versión de Xavi, no obstante, hoy en día seguramente quede más en el plano individual que en el colectivo. Martino, poco a poco, sin prisa pero sin pausa, ha ido quitándole su equipo. Como quien va soltando uno a uno los dedos de una mano que se agarra a la cornisa. Será interesante observar el próximo movimiento. Es uno de los hombres más en forma, se acerca la fase decisiva, pero el equipo no es suyo. ¿Le devolverá Martino el equipo que antes le quitó? Y si es así, ¿a qué precio? Por lo pronto, el Xavi jefe del mediocampo sigue castigando a Busquets, a quien se le difumina el rol y la posición.

En esta nueva versión del Barça -o quizá vieja- en la que Messi no baja a la medular, se rompe también la segunda parte del movimiento: la posición adelantada de Cesc. Si poco vimos a Messi acercarse a la divisoria a recibir, menos vimos todavía al de Arenys pisar área. Al menos durante el primer tiempo. Casi tuvo más juego por delante del balón Xavi que el ex-gunner.

Esto pasaba por dentro. Por fuera, Pedro y Alexis jugaban abiertos… y Alves y Jordi Alba también, pero menos. Con Messi más fijo que semanas atrás, los más exteriores del equipo siempre eran los extremos. Los laterales no eran interiores pero sí formaban más centrados. Cerca del pico del área. Su papel, orientado a lo defensivo, buscaba ganar desde ahí la segunda jugada, el balón rechazado, estar cerca de la pérdida. No en vano, Dani y Jordi son dos de los culés más intensos a la hora de presionar. Sin embargo, lo que debía ser una fortaleza en defensa, fue una debilidad. La Real, sin gente en banda, salía con Vela y Griezmann arriba. Un dos para dos con los centrales al que es negligente exponerse para cualquiera. Se podrá criticar los errores de los centrales del Barça, pero ninguna pareja en toda Europa afronta lo que afrontan Piqué y Mascherano. Como debatíamos el otro día en los comentarios de la crónica del Barça-Valencia, hay planteamientos que hacen más que otros para no dar opciones al fallo. O que en todo caso, se exponen menos cuando este aparece.

Llegados a este punto, cabe preguntarse si el rol que anoche se dio a Dani Alves y Jordi Alba es bueno o malo para la fase del juego que pretendía reforzar. Si no se usan para dañar en ataque, sino para asegurar la transición defensiva, quizá hubiese sido útil dejar a uno de los dos más retrasado para, ante un rival que atacaba sin bandas, plantear un tres para dos atrás. No hablamos de convertirlo en plan de base, hay miles de fórmulas y pretender que sólo una es la válida es simplificar en exceso, pero en un partido como el de ayer, con un ataque como el que presentaba la Real, quizá habría tenido sentido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.