Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

La profundidad del Bayern vence a la telaraña

La profundidad del Bayern vence a la telaraña

Ribery_LewandowskyLos dos partidos del fin de semana que analizamos ayer, tuvieron como rasgo común el domino total o parcial del conjunto visitante imponiendo su primera línea de presión a la salida de pelota del rival. El tercero, recuperando los precedentes, era de esperar que también transcurriera de forma similar. Los duelos entre el Bayern de Guardiola y el Borussia de Klopp se dirimen en el primer pase de los muniqueses, y la batalla la vienen ganando los de Renania, como sucediera, sin ir más lejos, en la Supercopa alemana del mes de agosto. Aquel día, es cierto, Guardiola no tenía a Xabi Alonso. Y no es que el tolosarra desarbolara el sistema de presión ideado por Kloppo, un 4-3-1-2 en el que Reus y Aubameyang se emparejaban con Benatia y Alaba, mientras Kagawa, desde la mediapunta, saltaba indistintamente sobre Alonso o Boateng en el carril central, pero sí que los de Guardiola encontraron más opciones de salida que en anteriores duelos. Por un lado la capacidad casi única del ex mediocentro madridista, por el otro la libertad que su atracción le regalaba a Lahm y, finalmente, el recurso que Pep en su día buscó con Ibrahimovic, personificado ahora en Lewandowski.

El Dortmund tuvo opciones, y de hecho se adelantó en el marcador, pero los locales tenían cómo cruzar la divisoria y una vez en campo rival, Götze, Robben y el 9 polaco, llevaron peligro sobre la meta de un inspirado Weidenfeller tras superar las vigilancias prácticamente individuales que le planteaba su rival. Probablemente por eso, tras el descanso y con ventaja en el luminoso, Klopp mandó replegar para cerrarle esas opciones al Bayern y hacer valer a su favor una contra que le había permitido anotar el único gol que reflejaba en ese momento el tanteador. El Bayern, no obstante, continuó encontrando facilidades para juntarse arriba y agilidad para crearse sus opciones, apoyados sobretodo en un sector derecho que juntaba a Robben, Lahm, Müller y al que se sumaba Benatia viniendo desde atrás.A su espalda, las piernas y concentración de Boateng sofocaban cualquier conato de contra de un Borussia que siempre las lanza con peligro pero que en esta ocasión lo hacía desde un escenario no demasiado alentador. Con el partido claramente de su lado, Pep buscó la verticalidad y resolución de Ribery, que entró en sustitución de un notable Mario Götze y el francés resultó decisivo en los dos goles que certificaron la remontada bávara y en otras tantas ocasiones. Fue una victoria local basada en la profundidad, en la de su banquillo y en la que, esta vez sí, encontró sobre el terreno de juego ante la telaraña tejida por Klopp. Uno es más líder, y el otro ya está empatado con el colista.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.