Suárez de Leo y Messi del resto

Suárez de Leo y Messi del resto

Jordi_Alba_SuarezEl Barça de Luis Enrique, hoy por hoy, tiene muchos problemas. Por ejemplo, lo mucho que le cuesta hacer llegar el balón en condiciones a su mejor jugador, Leo Messi. El más capacitado para hacerlo -y en ocasiones el único- es el propio Lionel. Con un Bravo que con los pies no concreta lo que insinuó en San Sebastián, sin mecanismo consolidado, ni unos centrales y mediocentro que, desde la aportación meramente individual, generen ventajas a la hora de iniciar el juego, la salida de balón culé es inocua para los rivales.  Así vimos el sábado como el Almería regaló el primer pase a los azulgranas, consciente que con el esférico en poder de Mascherano, Bartra o Busquets las posibilidades de ser dañado eran escasas. Eliminados los centrales de la ecuación, los de Francisco pudieron afrontar un repliegue en campo propio con ventaja numérica de dos hombres, que era de tres cuando Sergio retrasaba su posición sin que de eso brotara ninguna solución para esta fase del juego.

Tan sólo cuando quién recibía en la base era Rafinha -que mejoró respecto a su actuación ante el Celta– y sobretodo Leo Messi, el Almería sentía la amenaza. Hasta entonces, defensa en campo propio y trabajo de las líneas de pase más obvias, porque los visitantes no eran capaces de fabricarse las complejas. Los rojiblancos regalaban el tridente que teóricamente debía dar el primer pase, permitían el envío hacia el lateral y cerraban la opción de que la pelota volviera dentro. Como el inicio resulta tan costoso y el papel actual de los laterales e interiores no es el mismo que al iniciar el curso, los otrora centrados acompañantes de Messi se sujetaron por fuera para erigirse como referencias fijas. Munir y Pedro fueron extremos, como hicieran el hispano-marroquí y Neymar en los compases iniciales en Vallecas o Luis Suárez y Ney ante el Ajax entre semana. Sin más salida que la que da Messi, una vez conquistado el mediocampo el equipo no encuentra poso ni orden para ordenarse a través del cuero. A Rakitic continúa sin identificársele función, y Rafinha, aunque mejorase, volvió a mostrarse discontinuo. Además faltaba Neymar, y Messi estaba atrás.

Messi

Ni salida, ni orden, ni presencia rematadora, y Messi como auxilio y solución en cada una de las fases. Además sin colchón, porque sin estructura con el esférico ni organización sin él, cualquier pérdida es una transición que se enfrenta sin piezas preparadas para sobrevivir a ello. El sinsentido de Busquets en un Barça que no sea de (un) Xavi, los casi nulos conceptos de Jordi Alba en campo propio o la tibieza de Bartra en el cuerpo a cuerpo, dejan a Mascherano como única y heroica solución cuando el telón amenaza con caer sobre el escenario. Principalmente por raso, porque por arriba el argentino sufrió ante un Soriano que le ganó la batalla y pudo prolongar para los exuberantes desmarques de Thievy y Zongo. Así, una pérdida de Messi que debería ser inofensiva en la frontal del área rival, provocada porque al argentino no se le presentó una opción real sobre la que apoyarse, se tradujo en una contra local sin obstáculos. La jugada tuvo a Messi en ataque y a nadie en defensa. Faltaron diez.

Tan malas sensaciones dejó el primer tiempo que Luis Enrique tuvo que dar marcha atrás sobre su planteamiento inicial y  salir del vestuario con Neymar y Luis Suárez en el once en detrimento de Pedro y Munir. Más allá del salto de nivel, el técnico cambió la fórmula y se acercó a lo que permitió los minutos de mejor fútbol en el Amsterdam Arena, es decir, asumir que Messi sostendrá al equipo casi en todas las fases del juego y suplir su ausencia arriba a causa del pluriempleo con piezas de más nivel capaces de decidir en los metros finales. Por suerte, de esas tiene dos de las más potentes, y aunque Neymar cuando se abre tanto queda más limitado que cuando se le permite volar libre, entre el brasileño y el excelente desempeño de Luis Suárez ocuparon el espacio de donde las carencias colectivas sacan a Messi.

El argentino estabilizó el juego, y con ello todas las piezas, más o menos, pudieron ofrecer una mejor cara,  algo que se reforzó cuando entró Xavi al campo, el único interior del equipo que se ha demostrado capaz de darle orden al mismo, mientras en los metros finales, el punta uruguayo se encargó de desequilibrar y generar las dos oportunidades que desencadenaron la remontada.

Comments:7
  • Edgar Ié 10 noviembre, 2014

    http://www.eumd.es/2014/03/fcb-2014-15-un-verano-de-mas-de-100-millones/
    Deberias sacar a relucir mas tu planificacion, porque vaya con los «profesionales»… lo raro es que no te haya fichado de secretario tecnico algun equipo, el favor que nos hace la FIFA de que esta panda de ………. no puedan fichar durante dos mercados, y luego se quejan de que hay gente del barça que quiere que el Barça pierda, pues claro q si, lo hacen tan mal q no te dejan otra opcion, ya se que es muy ventajista todo esto ahora, pero que faltaba un gran central le veia todo dios, y un par de centrocampistas tambien (no, fichar a Rakitic para q haga de Luiz Gustavo) y un delantero q potenciara a Messi y Neymar tambien, joder no parece tan dificil acertar, y no entendere nunca pq se pueden gastar 36 millones en Mathieu, Vermalen, Douglas y no en un Laporte, Verthogen… calidad!! no medianias en cantidad, pq Rakitic si y Kroos no? Y para q co.. necesitabamos a Suarez (por bueno q sea) si hace falta otro tipo de delantero???
    Me desahogo aqui porq no se lo puedo soltar a Zubi o «Bartu». Disculpen.

    Reply
  • Milo 10 noviembre, 2014

    Lo comente en el otro post: si Messi hace de Xavi, quien hará de Messi?…

    Reply
    • Morén 11 noviembre, 2014

      Por lo visto principalmente Luis Suárez y un poco también Neymar.

      Reply
      • Milo 11 noviembre, 2014

        Y no sería mejor tener a 3 o 4 centrocampistas que hagan las funciones de Xavi para que el tridente pueda dedicarse a lo que tendría que dedicarse?

  • agonco4 10 noviembre, 2014

    Estamos cojos en los puestos en los que años anteriores nos creíamos los mejores y no hemos sabido hacer una buena transición. Ya no están Cesc y Thiago y seguimos con la vieja guardia.

    Quiero que LE sea valiente y dé alguna oportunidad a Samper y Adama.

    Reply
    • Realm 11 noviembre, 2014

      LE valiente? Si le queda algo de valentía debería abandonar el club por no estar capacitado.

      No voy a entrar en la planificación del verano que ha sido el peor desde hace más de 10 años.

      Lo que no puede ser es que subas a Sandro y Munir que no aportan NADA nuevo a lo que hacen Pedro, Suárez o Neymar. Y más cuando tenías a Adama y Deulofeu que sí te daban otras cosas.

      A lo que voy: si tú le quitas a Sandro y Munir al B, pues a Eusebio no le quedan más opciones que construir el equipo en base a Adama y ahora vas a ir a quitárselo? Por favor, vive y deja vivir Luis Enrique.

      A Samper yo no lo metería hasta que no se entrara en una buena dinámica y se supiera a qué jugamos, es que sino nos lo cargamos.

      Pero bueno, tampoco se puede esperar más del personaje que nos entrena: vuelve Rafinha de lesión, en un ciclo negativo y al lumbreras no se le ocurre nada más que acompañarlo con Rakitic; el Celta los/nos baila, y vuelve a poner a Rafinha con Rakitic y además sin Alves, Neymar ni Suárez. A quemar a Rafinha, venga, que vamos sobrados de centrocampistas para los próximos años!! Y lo de poner a Munir en un partido donde no tenemos nada que ganar y sí mucho que perder con dos fieras al banquillo? Pues ahí lo tienes, has hundido a Munir.

      Aunque también me pregunto ¿qué podemos esperar de un entrenador que maltrata de esta manera al mejor jugador de la historia?

      Reply
  • Edgar Ié 11 noviembre, 2014

    Yo echo en falta que no pruebe mas variantes en este sistema, como poner a Rakitic de pivote(a lo Krohn-Dheli) donde podria utilizar mas su golpeo en largo y ayudar a la salida desde atras, o probar incluso con Samper como director del juego con dos interiores mas conservadores como Rakitic, Busquets o Rafinha, lo que me parece claro es que tal como LE lo plantea ahora esto no va a funcionar, el mediocampo no funciona y la delantera esta por encajar, para mi esta claro lo que hace falta, seria dar mas poder al mediocampo con jugarores mas preparados para la transicion defensiva, es decir los principales damnificados serian Xavi y Iniesta, y dar definitivamente la direccion del juego al mas capacitado de entre Samper, Rafinha o Rakitic.
    Y delante igual, tiene que elegir entre las opciones q tiene cual es la mas provechosa, di Suarez y Messi en punta y Ney por detras, si Suarez solo arriba y Ney&Leo un escalon mas abajo y partiendo de bandas.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: