Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Bicho, Gumbau, Cámara, Diagne y Halilovic

Bicho, Gumbau, Cámara, Diagne y Halilovic

Camara_Bicho_Gumbau_DiagneJavier Fernández, Bicho

Intermitente en sus apariciones, Bicho ha participado sólo en la mitad de los partidos que ha disputado hasta la fecha el Barça B y únicamente en cinco lo ha hecho ocupando un lugar en el once inicial. Mediapunta en el escenario más propicio para él, como en el esquema del filial no existe esa figura, el gallego ha alternado los dos interiores con la posición de falso extremo en cualquiera de las dos bandas. Parece, por el momento, una de las víctimas de la abundancia de zurdos en tres cuartos de que dispone Eusebio y de la falta de interiores diestros en el equipo. Su mejor actuación desde su llegada, probablemente, la protagonizó ante el Alcorcón en el Mini, en la demarcación de interior izquierdo, encontrando recepciones a la espalda de la línea de medios contraria y conectando con los compañeros que tenía por delante, principalmente Cámara que fue el extremo izquierdo. Tampoco desde el banquillo parece que Eusebio vea en él un futbolista para cambiar los contextos negativos que en ocasiones debe enfrentar el filial, y coincidiendo con la mala racha de resultados de los azulgranas, desde el Barça B – Alcorcón, en nueve jornadas Bicho sólo ha disfrutado de 14 minutos en el campo de la Ponferradina.

Gerard Gumbau

Hace poco más de diez días le dedicábamos un análisis a la temporada de Gumbau y la rescatábamos como una de las notas más positivas del segundo equipo culé en lo que llevamos de campaña. Protagonista inesperado que inició el curso con un papel claramente secundario, se ha hecho fuerte en los planes de Eusebio gracias a su capacidad para ser útil al equipo cumpliendo con distintas funciones según la ocasión. Llegador cuando falta remate, mediocentro cuando falta Samper, refuerzo defensivo en la media cuando el ritmo se acelera o reclamo a la espalda de los mediocentros para empujar al rival hacia atrás, ha adornado su hoja de servicios con dos goles y una asistencia. En una plaza en mediocampo que partía con una competencia feroz, lleva ocho jornadas consecutivas con un puesto en el once en propiedad, gracias a su responsabilidad posicional, inteligencia, buen manejo de la pierna izquierda y a su lectura de los espacios.

Juan Cámara

Otro que, como Bicho, parece haber sido relegado en los planes de Eusebio. Tras un tramo de partidos en que participó de forma recurrente y generalmente como titular, desechado el sistema de Adama sus apariciones en las últimos seis partidos anteriores al parón se limitan a 23 minutos contra el Albacete. Zurdo y mediapunta, se ha turnado en los dos extremos y ambos interiores. Desde el perfil izquierdo de la media, fue protagonista de una interesante propuesta táctica de Eusebio que consistió en disparar su juego hacia el área o la mediapunta para aprovechar su llegada y disparado, y con Grimaldo actuando como resorte subiendo por dentro para ocupar su posición en el interior izquierdo cuando el balón estuviese en propiedad del Barça B. El retorno de Sandro y la consolidación de Gumbau le han restado espacio a un jugador que ha aportado dos goles en los once partidos -sólo uno completo- que ha disputado hasta ahora.

Diawandou Diagne

Un fijo para Eusebio que en el filial ha actuado hasta en tres demarcaciones distintas. Su debut se produjo en el mediocentro por ausencia de Sergi Samper, un rol de primer reserva en el pivote que ahora mismo parece asignado a Gumbau. Posteriormente, en los primeros meses de competición, su posición habitual estuvo en el centro de la zaga con un rendimiento general alto matizado por el acompañante que tuviera en cada momento. Junto a Ié formó un tándem sólido, diferencial a nivel físico y capaz de cubrir por si solo toda la retaguardia de un equipo volcado. Menos elástico que el guineano y con una punta de velocidad menor, en los tramos en que ha compartido el centro de la zaga con Bagnack su rendimiento se ha resentido, contagiándose del desorden del camerunés. De un tiempo a esta parte viene actuando en el lateral derecho, con un papel cambiante según el partido, que en ocasiones lo lleva a sujetarse atrás para cerrar el carril y en otras a desdoblarse por banda para ensanchar el campo. Más allá de sus aptitudes físicas y aportación defensiva, se le ha visto cómodo con el balón en los pies.

Alen Halilovic

El fichaje estrella del Barça B este verano sigue su proceso de aclimatación. Al equipo, a la liga, y sobre todo a su nueva posición en mediocampo. Llegó a Barcelona como delantero pero desde el club parece clara la intención de reconvertirlo a interior. Los problemas colectivos y el hecho de compartir la banda derecha con un futbolista tan absorbente como Adama Traoré tampoco han ayudado a un Halilovic al que, por lo demás, le falta constancia y poso para fluir en la media. Su fútbol tiende a los metros finales, a la aceleración y el último gesto, y ahí se han encaminado sus mejores momentos en la media, desde la conducción y el desequilibrio que han dado lugar a dos brillantes goles en lo que va de competición. Por otro lado, su tendencia a reclamar la pelota en ocasiones lo ha alejado demasiado de la frontal. Aún así, y con todos las cuestiones por resolver en lo que respecta a su encaje, es una individualidad como muy pocas en la división de plata.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.