Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Tres cambios sin puntos

Tres cambios sin puntos

El Espanyol B ganó por 3-2 al Barça B en el derbi de filiales de la tercera jornada. Para vencer al filial del Espanyol, al Barça B no le bastó el cambio por línea introducido por Gerard López en el tercer partido oficial de los azulgranas. Grimaldo volvió a ser lateral, Gumbau reapareció en la media y Aitor Cantalapiedra se estrenó como titular. Fue el tercer encuentro sin victoria, algo que en esta ocasión se debió más a lo acontecido en las dos áreas que a lo que sucedió durante el juego medio. Como en Cornellà, el encuentro empezó con un gol en contra, y como tantas otras veces se debió a la fragilidad culé en la estrategia defensiva. La temporada pasada esto supuso una vía de agua a la que Barça B no pudo sobreponerse, y por el momento esta apunta en la misma línea. En el once no abundan los centímetros y menos aún la contundencia, y en la portería, Ortolá no cuenta entre sus virtudes el dominio aéreo ni la autoridad en el área. Defendiendo en zona de castigo, la zaga del Barça B es excesivamente blanda, y el rombo de contención que deberían formar guardameta, mediocentro y centrales no ha encontrado todavía la fórmula para cerrar el candado. Costa y Tarin, en particular, atrás sufren. Sobretodo el primero, pues a Rodri en los escasos tres partidos que ha defendido titularidad se le ha visto más nervio.

En banda, corregido el desajuste táctico de la primera jornada, a Godswill le pesaron las pérdidas en fase de construcción, algo que en la izquierda, con Grimaldo como recuperado lateral, se dio bastante menos. El lateral valenciano, Babunski y Juan Cámara dieron forma al perfil más asociativo del equipo, el que pasado el tramo inicial saldado con un gol en contra, dio el dominio a los de Gerard como la semana pasada en el Mini. Este control e iniciativa en el juego logrado a partir del triángulo de banda izquierda, en esta ocasión duró más pero empezó más tarde. El Barça B inició el partido con Babunski en el interior derecho y Gumbau en el izquierdo, y fue a partir de que ambos intercambiaran su puesto que el filial comenzó a girar el partido. Por un lado, como se ha dicho, Babunski formó con Grimaldo y Cámara la sociedad que mayor volumen de posesión absorbía, el macedonio ganaba situaciones para recibir abierto y los movimientos de los tres se acompasaban. Por el otro, con Gumbau a la derecha de Samper, si el carril izquierdo era el de la gestación, el derecho se transformaba en el de la definición. Así llegaron los dos tantos blaugranas, con sendas jugadas nacidas a la izquierda del ataque y culminadas por hombres del perfil opuesto como el propio Gerard y Aitor Cantalapiedra.

Gumbau, de hecho, desde el cambio con Babunski asumió un rol de interior llegador que para el filial resultó muy interesante. Contra lo que hace sospechar su físico, es como hombre más adelantado en el escalonamiento de la medular cuando más brilla el de Campllong, pues esconde ciertas deficiencias en la salida y la circulación, se mueve bien a espaldas del mediocentro contrario y gana sentido compensando los movimientos más naturales de un nueve como Dongou. Con los ascensos de Munir y Sandro, el camerunés ha quedado como principal referencia del equipo en ataque, como punta de lanza, pero Jean Marie es un delantero centro con tanto juego como poco instinto. Ansía la frontal, es feliz en el apoyo y cuando la jugada transcurre por banda rara vez siente la necesidad de atacar el área pequeña con el fuego en los ojos de otros delanteros. Con él, pues, el ímpetu de Gumbau alcanzando zona de remate desde la segunda línea, puede resultar un recurso más que interesante para el técnico, que de hecho, en el tramo final contra el filial periquito, lo usó situando al espigado centrocampista por detrás del punta en un 1-4-2-3-1 que no logró atar el empate.

Artículos relacionados:

Comments:1
  • futbollium 7 septiembre, 2015

    No termina de arrancar el filial culé en su regreso a 2ª B. Les va a ser difícil habituarse tras la experiencia en la división de plata, en laque incluso algunos coquetearon con el primer equipo.

    Un saludo

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.