Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Munir y Sandro se separan

Munir y Sandro se separan

Ascendieron al primer equipo como pack. Llegaron de la mano a una plantilla que sin poder reforzarse en verano pareció reservarles, de entrada, un papel idéntico tanto en posición como en estatus. Ambos eran puntas con capacidad para partir abiertos explotando diagonal, y hasta enero aspiraban a ganar una plaza competida entre los dos en la delantera. Primero como el suplente que Suárez no ha tenido en la demarcación de delantero centro, después como refresco para un Neymar enfocado a la profundidad desde el lado débil del ataque azulgrana, y finalmente la lesión de Leo Messi -sumada a la que poco antes sufrió Rafinha- les volvió a colocar a ambos en la misma disputa, en este caso, por la vacante que el argentino dejaría en la delantera durante varias semanas. Sandro y Munir, entendidos como uno solo, desde entonces empezaron a repartirse titularidades en banda derecha de forma alterna, casi matemáticamente.

Uno es diestro y el otro zurdo, uno ataca mejor los espacios y el otro es más fino administrando la pelota, pero siguieron representando al mismo personaje en la función. Al tiempo que el liderazgo iba consolidándose en las botas de Neymar, no obstante, Sandro y Munir, que han seguido turnándose en los onces de manera salomónica, se han ido separando. Hace algunas semanas que Luis Enrique les da la misma importancia, pero que no los utiliza igual. Así, si Sandro continúa siendo un hombre de banda con tendencia a cerrarse para sumar en el área y habilitar en diagonal el pase de Neymar, Munir progresivamente ha ido virando hacia un rol más exterior.

Deslízate por la imagen para comparar el mapa de calor de Munir ante Sevilla y Bate. (squawka.com)

Quedó especialmente patente hace dos semanas, precisamente ante el Bate Borisov, cuando, entonces para que Dani Alves ganara protagonismo por dentro, el hispano-marroquí se sujetó más que nunca en la teórica zona del 7. No tuvo continuidad en Liga la apertura del extremo para que Dani interviniera en mediocampo, puesto que el regreso al once de Sandro se acompañó con un nuevo desarrollo cerrado del atacante de banda derecha. El domingo en Getafe, sin embargo, Munir volvió a orientar su juego hacia el costado (mapa de calor), sin que esto implicara que Dani Alves recuperara su peso en posición de interior. Más bien al contrario, los dos se juntaron sobre la cal.

Click en la imagen para aumentar

Click en la imagen para aumentar

Cada vez que Dani recibía el esférico cerca de la raya, Munir en lugar de cerrarse buscaba la banda para ofrecerle la posibilidad de pase externo, probablemente con la intención de estirar a la defensa y que así, más tarde, el cuero le llegara a Neymar con más espacio en la otra orilla. Con Sandro esta vía todavía no se ha explorado. La que sí compareció en el Coliseum, ni que sea testimonialmente, fue la variante de juntar a cuatro centrocampistas en el once. No es una a la que Luis Enrique haya demostrado mucho apego hasta ahora, pero con Villarreal y Real Madrid en el horizonte próximo, la baja de Messi y el estado de forma de Roberto, se vuelve a barajar esta solución. Quizá esta noche midamos sus opciones. Si no, la alternancia marca que el titular será Sandro y la ocasión será perfecta para comprobar si las últimas actuaciones de Munir tienen que ver con un cambio en la función de la demarcación o con la ruptura del binomio que, en cuanto al análisis, han formado hasta ahora los dos canteranos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.